Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Cultura

¿Desligados de la comunidad?

Nicolás Garcíaextraña las calles. Le hace falta recorrerlas, vigilarlas, compartir los pequeños sucesos que forman parte de la rutina en...

Nicolás Garcíaextraña las calles. Le hace falta recorrerlas, vigilarlas, compartir los pequeños sucesos que forman parte de la rutina en una comunidad. Por 21 años las patrulló, representando a la ley en áreas calientes como San Miguelito, San Miguel, San Joaquín, hasta que en abril pasado lo transfirieron al departamento de relaciones públicas de la Policía Nacional.

Pero no se adapta a la oficina. El trabajo administrativo le da dolor de cabeza. La sola visión de las avenidas le da nostalgia. En ellas era respetado por sus colegas, por ser un policía incorruptible, que no aceptaba coimas y que cumplía con su trabajo a toda costa, aunque esto le acarreara inconvenientes con sus superiores. ‘Él es un hombre que siempre logra lo que se propone, un policía que se preocupa por sus compañeros, que si no se reportan a sus puestos los va a buscar para saber qué les pasó’, subraya César Gordón, uno de sus amigos en la fuerza.

García advierte que los policías de ahora han perdido ese contacto con la comunidad que caracterizaba a los uniformados de su generación. ‘Los policías de ahora no patrullan, no se rozan con la gente. Yo antes tenía apuntados más de 40 o 50 personas que me ayudaban a buscar información. Ahora se quedan en sus puestos y su trabajo se limitan a cerciorarse de que éstos no vayan para allá y que los otros no vengan para acá’, asevera el ex instructor de tiro en la ACAPOL.

Sin embargo, el subteniente está consciente de que los tiempos han cambiado, que no siempre se puede recurrir a la ética y a la cortesía cuando se le hace frente a una juventud a la que solo sabe de ‘parranda y discoteca’.

Afirma que ante el incremento en la delincuencia los retenes cumplen una función de ‘intimidatoria’, aunque lamenta que ocurran sucesos como los de San Carlos, que tuvieron como saldo fatal a dos niñas baleadas. Señala que sus compañeros se ‘vieron afectados’, ya que no fue ‘algo que ellos provocaron’.