Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Cultura

Un sistema enfrentado al poder

La enseñanzacentral era sobre el sistema de gobierno zapatista. Es un sistema de tres instancias, el poblado, el municipio y el caracol....

La enseñanzacentral era sobre el sistema de gobierno zapatista. Es un sistema de tres instancias, el poblado, el municipio y el caracol. Cada poblado zapatista elige un agente y una agenta municipales, quienes son las autoridades locales responsables de atender los problemas de la comunidad y un comisariado y una comisariada, quienes se encargan del cuidado de la tierra y el trabajo colectivo.

Después, entre todos los poblados eligen un concejo y conceja, que son las autoridades a nivel municipal. Finalmente, a nivel de Caracol o Zona, entre todos los municipios se elige una Junta de ‘Buen Gobierno’.

Las tres instancias de gobierno funcionan escalonadamente, donde las decisiones que se tomen en el nivel superior, la Junta de Buen Gobierno, bajan a los poblados a través de las autoridades locales y municipales, para que sea el pueblo abajo, o las bases zapatistas, quien tenga la última palabra sobre una decisión. Bajar y no subir es uno de los siete principios del ‘Mandar Obedeciendo’, los otros siendo: obedecer y no mandar, servir y no servirse, representar y no suplantar, proponer y no imponer, construir y no destruir y , finalmente, convencer y no vencer.

Los distintos niveles de gobierno pueden crear trabajo colectivo para proveerse de recursos que estarán al servicio de toda la colectividad.

Los recursos que produce el trabajo colectivo de cada nivel son para beneficio del área que lo produce, de tal forma que el trabajo colectivo municipal está bajo el control del municipio, y a su vez cuenta con trabajadores que provienen de todos los poblados del municipio.

Las comunidades zapatistas son principalmente agrarias, produciendo orgánicamente para su sustento y vendiendo los excedentes en las ciudades no zapatistas cercanas, y en algunos casos como con el café orgánico, exportándolo a Europa. La tierra forma parte de las 13 demandas de los zapatistas, las cuales son: tierra, techo, trabajo, salud, alimentación, educación, independencia, democracia, libertad, justicia, cultura, información y paz.