Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Más allá de la novela negra

Audur Jónsdóttir se ha propuesto demostrar que en su tierra natal se produce otro tipo de literatura

Más allá de la novela negra
Audur Jónsdóttir

Nieta del Nobel islandés, Halldór Kiljan Laxness, la autora y periodista Audur Jónsdóttir ha publicado novelas, libros para niños y ensayos, entre los que destaca su novela La gente de abajo . Nominada para el Premio de Literatura Nórdica en el 2006, la obra fue adaptada a las tablas y montada exitosamente en el Reykjavik City Theater. Recientemente Facetas conversó con la escritora que, en el 2008, publicó El mundo más allá del mar , que ha sido traducida a varios idiomas.

SU NOVELA ‘EL MUNDO MÁS ALLÁ DEL MAR’ NO ES UNA NOVELA NEGRA. ¿SE TRATA DE UN INTENTO DELIBERADO POR IR MÁS ALLÁ DE ESTE GÉNERO?

Si, yo me he desilusionado por la importancia que se le da a la novela negra a expensas de la fina literatura en la cultura islandesa. Esto ha pasado en parte porque los islandeses están orgullosos de tener finalmente un puñado de escritores a nivel internacional. Con este tipo de novela Arnaldur Indridason va a la cabeza de la ola. Cuando Arnaldur comenzó a escribir novela negra, casi veinte años atrás, la gente se reía de él porque Islandia estaba apenas poblado y era muy improbable que pasaran serios crímenes. Pero él ha sido capaz de escribir novelas convincentes y a través de los años este género ha devenido más sofisticado. En mi novela quise jugar con el género. Por otra parte, al escribir la novela yo pensaba mucho sobre la guerra en Irak, sobre cómo los países occidentales a menudo pueden decidir sobre lo que es moralmente un crimen y qué no lo es.

EN LA NOVELA APRECE ISLANDIA, BARCELONA, MARRUECOS...

Para mí es muy importante conectar Islandia con el resto del mundo, porque en parte yo viví como niña en el extranjero y tengo siempre cierta necesidad de conectar realidades que son muy diferentes. Es un hilo común en todas mis novelas, a excepción de una. Normalmente hay más de un país y más de una nacionalidad. He escrito un libro que ocurre en una ciudad imaginaria donde un grupo de mujeres inmigrantes de países imaginarios del Tercer Mundo son arrendatarias de una casa que le pertenece a una mujer occidental de la clase media alta. En la novela las mujeres tienen que obedecer estrictas reglas de obediencia que son una parodia de las leyes presentadas a los inmigrantes en algunos países europeos.

SUNNA (LA FIGURA PRINCIPAL DE LA NOVELA) HIZO UN VIAJE EN EL PASADO PORQUE ELLA QUISO SABER QUÉ HABÍA PASADO CON SU AMIGA ARNDIS. PERO ASÍ TAMBIÉN VIAJÓ A SU PROPIA VIDA, PAÍS Y FAMILIA, ¿CIERTO?

Eso es cierto. Sunna utiliza los métodos ficcionales de una novela negra para ver dentro de su propia vida y descubre que ella ha dejado su propio yo... Lo que ella encontró al final fue su propio sentido de culpabilidad. Para empeorar las cosas ella evitaba adoptar cualquier posición, tanto en su vida personal como en su trabajo. Pienso que es una buena idea dejarla como vendedora de fina literatura en un supermercado... Dice mucho acerca de una sociedad el hecho de que lo único que lea la gente es lo que se vende en las tiendas o en amazon. La gente deja de escoger por sí mismos. Entonces comienzan a repetirse los mismos ‘más vendidos’ en internet y en las librerías en el Mall.

ISLANDIA CUENTA CON UN PREMIO NÓBEL DE LITERATURA, HALLDÓR LAXNESS. ¿QUÉ SIGNIFICA ESTE RECONOCIMIENTO PARA LA ISLA Y PARA LAS NUEVAS GENERACIONES DE ESCRITORES?

Cuando Halldór recibió el premio Nobel en los cincuenta fue un evento muy importante para una joven democracia. Habían pasado tan solo diez años de su independencia del Reino de Dinamarca... Su personalidad tuvo un enorme impacto en los escritores de su generación, incluso en aquellos que nacieron en los sesenta. Después los literatos han tratado de librarse ellos mismos de este premio Nobel. Mi generación no lo ve como una montaña que despliega una gran sombra, más bien lo ve como una inspiración.

¿QUÉ TEMAS MENCIONA EN SUS ENSAYOS? POR EJEMPLO, ¿LA CRISIS BANCARIA EN SU PAÍS?

He escrito un puñado de ensayos y columnas en la última década. Algunos de ellos son sobre la vida en general pero muchos sobre política. También he publicado sobre política islandesa y además sobre el reciente colapso financiero en la isla, porque la política está todavía muy marcada por ésto.

PUEDE HABLAR UN POCO SU PRÓXIMA NOVELA...

La próxima novela que será publicada en Alemania -y en otros países de habla alemana-, Francia y Dinamarca está muy basada en mi propia vida. Es sobre una joven que creció bajo la sombra de su abuelo, el premio Nobel de literatura. Ella eventualmente es una autora. La historia es sobre una avalancha en un pequeño pueblo en Islandia y la joven interactúa con la hiperactiva reina de la nieve, quien la secuestra y la lleva a Suecia, donde ella aprendió a escribir y, al mismo tiempo, escapó a un matrimonio con un marinero alcoholizado, veinte años mayor. El marinero es del mismo pueblo y está traumatizado de haber sacado gente muerta de la nieve. Es también la historia de una madre y su hija... Aquella siempre quiso escribir y la hija, por tener éxito escribiendo, termina ensombreciendo la existencia de la madre. Es una historia familiar.

El mundo más allá del mar

La escritora Audur Jónsdóttir todavía no ha sido traducida al español. En realidad, es tan solo cuestión de tiempo, porque ha escrito muy buenas novelas, convirtiéndose en un punto de referencia de la literatura islandesa, junto con su abuelo Halldór Laxness, quien obtuvo su primer Nobel de literatura en 1955.

En efecto, la novela de Jónsdóttir, que ha sido traducida a varios idiomas es una obra que, como explica la escritora, no ‘quiere ser comprendida bajo la categoría de novela negra’. Esta aptitud es comprensible, más si consideramos la opinión de la especialista en literatura Àngela Romero: ‘cuando se habla de la novela nórdica contemporánea se la asocia casi de manera unánime con el género negro. Islandia no escapa a esta generalización’. (ver ‘La Estrella’, 22 de junio, 2014).

En El mundo más allá del mar , la autora introduce a Sunna, una treintañera que trabaja en una editorial, casada con Alex, que ha pasado por un divorcio y que se ha quedado atrapado en una ciudad islandesa por una tempestad de nieve.

Ella recibe en su casa al hijo de él, Helgi, que vive con su madre en Suecia. Tanto ella como Helgi (como la madre de esta figura principal) toman además un curso sobre cómo escribir una novela negra, un curso organizado por la editorial donde trabaja y que tiene los derechos de venta del autor islandés más exitoso.

No obstante, ella está encargada de colocar los libros de fina literatura, justamente en un centro comercial en tiempos de navidad, donde lo que menos se vende es este tipo de libros. Una mañana ella se levanta de la cama, prende la computadora, y se encuentra con la noticia de que la historiadora de arte, Arndís Theódórsdottir, ha desaparecido.

A partir de aquí Sunna, que no tenía contacto con su amiga -que había conocido en Barcelona- decide descubrir a toda costa cuál ha sido su destino. Pero existe otra explicación para su indecisión: que no quería enfrentarse a su propia vida, marcada por un trabajo que no lo produce satisfacción alguna y por una relación de pareja en la que Alex -al igual que toda Islandia- vivía al borde de la bancarrota absoluta. La novela, que transcurre en nueve días, no puede ser clasificada como parte del género negro. Eso sí, juega con algunos de sus elementos claves, como la intriga detectivesca y un desenlace que aclara todo la trama, bien enhebrada por una joven novelista islandesa.