Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Cultura

El INAC, una creación revolucionaria

Fue fundado en 1974. Jaime Ingram fue su primer director y es dirigida hoy por Mariana Núñez.

El INAC, una creación revolucionaria
El músico panameño Jaime Ingram fue el primero que dirigió la institución en 1974.

La meta era recuperar la soberanía nacional, para lograrlo se necesitaba la unión de los panameños y el proceso llevó a realizar una revisión histórica en la que el Instituto Nacional de Cultura (INAC) cumplió un rol catalizador para hacer visibles aquellas identidades pisoteadas por la hispanidad.

Gracias a las investigaciones realizadas y potenciadas desde la institución se incorporan a la nacionalidad panameña: las molas, la cultura afroantillana, afirmando institucionalmente por primera vez en la historia, que Panamá era multiétnica y multiracial. Aunque ahora nos parezca obvio, en aquellos años era revolucionario, porque hasta entonces teníamos una herencia hispánica muy fuerte que era excluyente y racista', explicó la antropóloga e historiadora, Ana Elena Porras.

Gracias a la labor de su primer director, el músico Jaime Ingram, se abrió el camino hacia las Bellas Artes, creación de escuelas de esta talla y el primer Museo Antropológico, iniciativa de la antropóloga Reina Torres de Araúz.

Y la historiadora agregó que, ‘en aquellos años al ir al cine era común ver las publicidades promoviendo la cultura nacional y enalteciendo a nuevos héroes nacionales como: Urraca, Victoriano Lorenzo, Felipillo, Mandinga, Belisario Porras, etc. Líderes populares para fortalecer la identidad nacional'

‘Y a la vez intentábamos mostrar lo universal de las artes realizando conciertos con la Orquesta Sinfónica Nacional en la ciudad y el en interior y por supuesto becando a quienes tenían aptitudes para la música y la pintura', contó Jaime Ingram, músico y primer director del INAC.

Ingram junto a Reina Torres de Araúz, creadora de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico, lograron hacer una síntesis etnográfica que planteaba la diversidad panameña. La labor fue ardua pero dio buenos resultados.

¿HACIA DONDE VA?

Actualmente la institución es responsable de 22 centros educativos que incluyen el Instituto Nacional de Música (INAM, antiguo Conservatorio) y La Escuela Nacional de Danza; 16 museos; 3 teatros (Nacional, Balboa y Nanita Villalaz); la Orquesta Sinfónica y el Ballet Nacional, así como de llevar a cabo programas y actividades que fomenten y sirvan de plataforma para las artes, para la literatura, para el folclor.

A la vez mantiene 13 coordinaciones regionales activas que trabajan en las comunidades, facilitando el desarrollo del tejido cultural de cada región del territorio nacional. Además de custodiar el cuido del Patrimonio Histórico y nuestros sitios patrimonio de la humanidad, que incluyen la Aduana de Portobelo, el Fuerte de San Lorenzo, Panamá Viejo y el Casco Antiguo, este último a través de su oficina adscrita (OCA).

La actual directora del Instituto Nacional de Cultura, Mariana Núñez, asegura que ‘a pesar de sus retos, carencias y erosión en algunos aspectos por falta de recursos, el organismo contribuye significativamente al desarrollo de la población, a la cohesión social, y al sentido de pertenencia de las panameñas y los panameños'.

Algunos gestores culturales aseguran que desde hace años, la institución requiere de un salto cualitativo, hacia un ‘Ministerio de Cultura', un proyecto que intentó pasar por la Asamblea Legislativa en el año 2011 y que no tuvo corum político.

‘Otras entidades, a razón de su creciente rol público, como el Ministerio de Ambiente o la Autoridad de Turismo, estructuralmente han atravesado por transiciones de esta índole de manera positiva y oportuna, y si el INAC ha de tener un destino similar, le llegará el momento oportuno. Ahora mismo la prioridad es fortalecer la institución y ejecutar metas', respondió Núñez respecto a la necesidad de que el INAC se convierta en un ministerio.

Sin duda, es una institución que en su momento representó con éxito la comunión de las identidades del país y que al pasar de los años ha visto la cara del olvido político, pues cuenta con un presupuesto mínimo que le impide avanzar agresivamente o por lo menos mantener abiertos los museos bajo su responsabilidad. Por mientras, cientos de panameños apuestan a lo interno de la institución, a que sea la cultura aquella herramienta que nos haga avanzar hacia aquel desarrollo humano íntegro, que tanto se necesita.

==========

EL INAC

Como prioridad buscan modernizar la institución, implantando la plataforma ‘Sistema de Información Cultural de Panamá', que contendrá en un mismo portal online toda la oferta y contenido cultural de Panamá.

A través del nuevo programa ‘Cultura es Desarrollo', se busca otorgar fondos para proyectos culturales a los gestores de la sociedad civil.