Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Cultura

OEA respalda proyecto del “Museo de la democracia”

La primera pala se puso el 30 de mayo en el área de Ancón

OEA respalda proyecto del “Museo de la democracia”
La canciller Isabel Saint Malo de Alvarado, Enrique de Obarrio y Luis de Almagro, secretario general de la OEA.

Su construcción fue anunciada hace cuatro años por la Fundación Democracia y Libertad. La primera pala se puso el 30 de mayo en el área de Ancón. Y mañana, a las 10:00 a.m., Enrique de Obarrio, presidente de la Fundación Democracia y Libertad, presentará, en el pleno del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) el proyecto del ‘Museo de Libertad y los Derechos Humanos: Un Museo de la Democracia'.

La propuesta que presentará el expresidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE) en Washington es diferente al concepto original de proyecto, que ha evolucionado con el pasar de los años. Según el enfoque actual, el recorrido histórico no se circunscribirá a la época de la dictadura militar, sino que ‘abarcará desde los inicios de la República y hasta la era contemporánea'.

No es la primera vez que De Obarrio presenta su proyecto en Washington. Hace dos meses atrás lo hizo ante representantes de ‘alto nivel' de la OEA. A raíz de esa visita la Fundación Democracia y Libertad y la OEA firmaron un Memorándum de Mutuo Entendimiento. El documento sienta las bases para el intercambio con instituciones regionales como el Museo de las Américas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Del Museo de las Américas se podrá recibir apoyo en ‘materia de programación, regulación y procedimientos internos, códigos'. En cuanto a la CIDH, ‘Museo de la Democracia' podrá servir de plataforma de capacitación en materia de derechos humanos. Para esto De Obarrio trabajará estrechamente con la magistrada panameña Esmeralda de Troitiño, quien recientemente fue admitida en el seno de este organismo internacional.

Por parte de la OEA, el ‘Museo de la democracia' recibirá asistencia técnica en las áreas de educación democrática, derechos humanos y libertad. Asimismo, ‘contribuirá con programas nacionales de fortalecimiento de la democracia, la libertad y los derechos humanos'.

El museo, que se prevé abrirá sus puertas dentro de dos o cuatro años, contará no solo la historia de los derechos humanos en Panamá, sino también en el resto del continente. ‘Nuestra región interamericana tiene una historia muy rica en materia de derechos humanos; incluso en alguna ocasión fuimos pioneros a nivel mundial en el tema, con la Declaración de los Derechos y Deberes del Hombre, y luego la Convención Americana de Derechos Humanos', indicó De Obarrio.

Aunque reconoce la necesidad de repasar ‘aquel periodo de nuestra historia durante la cual existió en el país, un régimen militar, que culminó con una lamentable invasión foránea', De Obarrio subrayó la necesidad de ‘hacerlo como en todos los demás casos, en forma muy objetiva y sustentada... al final no se trata de acusar a nadie, sino de exponer la verdad objetiva y que el visitante llegue a sus propias conclusiones'.

El propósito es, según De Obarrio, hacer docencia sobre cuál es el verdadero propósito de un sistema democrático que comprende mucho más que organizar elecciones transparentes cada cinco años. ‘Se trata también de establecer, sobre el principio de la tolerancia, los distintos espacios de sosiego, reflexión y reconciliación, etc', puntualiza. En el Museo de la democracia uno de estos espacios estará dedicado, precisamente, a ‘celebrar la vida de todas y todos aquellos compatriotas cuyos derechos humanos fueron ultrajados y violados a lo largo de la historia'.

==========

Enrique de Obarrio

PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN DEMOCRACIA LIBERTAD