Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Cultura

Panamá desde las alturas

Una toma aérea siempre brinda otro ángulo. Es la reproducción fiel de un panorama al que no tenemos acceso con frecuencia

Cada ángulo, cada perspectiva de la ciudad, nos revela algo. Por un lado, montañas recubiertas de vegetación se dibujan a espaldas de una línea de rascacielos, como recordándonos la intermitencia de la naturaleza en medio del cemento.

Con el ojo reposando sobre el visor de la cámara, a 1,500 pies de altura desde un helicóptero, es más fácil ver la armonía de un paisaje heterogéneo o las gamas que van de azul a verde para teñir el mar.

Lo inevitable de un panorama visto desde el cielo, donde se agudiza cada percepción y se concibe la idea de un todo, es la rigurosa disparidad que plantea un puñado de bohíos que brotan en las costas de una isla en Kuna Yala. A casi un giro de cabeza de distancia, fuera de la ciudad. Un contraste que se da también en la capital, aunque con matices más urbanos.

Esta serie es una colección de instantáneas trabajadas a lo largo de un año.