Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Cultura

El español: el idioma que se tomará el mundo

El Instituto Cervantes de España asegura que aumenta la cantidad de persona de habla hispana. Académicos panameños opinan según las cifras

El español: el idioma que se tomará el mundo
El español: el idioma que se tomará el mundo

Quizás Eduardo Galeano en su libro, Las venas abiertas de América Latina no se equivocó en expresar en broma y en serio que, ‘En América Latina hace el amor con entusiasmo y sin precauciones' y es que el elemento demográfico es fundamental al momento de medir a la cantidad de personas que hablan español. Según el informe del Instituto Cervantes, ‘El español en el mundo 2015', ‘el español es la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes, ya que por razones demográficas, el porcentaje de población mundial que habla español como lengua nativa sigue aumentando, mientras que la proporción de hablantes de chino e inglés desciende'.

El 6.7% de la población mundial ya es hispanohablante, porcentaje muy superior al ruso (2.2 %) y al francés y al alemán, ambos con el 1.1 %. Estos son algunos de los datos que figuran en el anuario ‘El español en el mundo 2015', que elabora el Instituto Cervantes y que ofrece ‘pocas variaciones' con respecto al estudio efectuado el año anterior, la mayoría vinculada a cuestiones demográficas según su autor, el profesor de la Universidad Complutense de Madrid David Fernández Vítores.

En 2015, casi 470 millones de personas tenían el español como lengua materna, mientras que el grupo de sus usuarios potenciales en el mundo —que incluye a las personas de dominio nativo, a las de competencia limitada y a los estudiantes de lengua extranjera— alcanza casi 559 millones, según se recoge en esta especie de fotografía del español en el planeta.

Por ello, las previsiones apuntan que en 2030 los hispanohablantes serán el 7.5 % de la población mundial y que, dentro de tres o cuatro generaciones, el 10% de la población mundial se entenderá en español. Además, más de 21 millones de alumnos estudian español como lengua extranjera en diversas regiones del planeta.

¿SE PIERDE EL ESPAÑOL EN PANAMÁ?

Si bien existen grupos originarios que contaban con su idioma antes de la llegada de los españoles a territorio americano, la lengua nativa en Panamá es el español. Aunque estamos inmersos en un mar de multiculturalidad que enriquece nuestro decir, así lo señala la académica Margarita Vásquez, presidenta de la Academia Panameña de la Lengua, ‘desde la academia se observa en la lengua española las afinidades y diferencias entre hispanohablantes, y las valora para el desarrollo de las relaciones fraternales.

Por otro lado, se apropia de las palabras de los inmigrantes: ¿no forman parte de nuestro recetario el chao mein o el toffú? ¿No comemos mafá en las esquinas? Si en el pasado hubo querellas porque al lado se hablaban otras lenguas, las adaptaciones a la época, las comprensiones del cambio de los tiempos, los conceptos nuevos de salud, fuerza y belleza dan paso a un respetuoso plurilingüismo'.

Y sigue siendo la lectura, la gran herramienta de conservación del lenguaje, en este caso el español, Vázquez aseguró, ‘hoy, época de la globalización, no hay islas. En todos lados hay problemas para conseguir que los niños y los adultos lean. Esto constituye un gran problema porque la capacidad de leer es fundamental en época de Internet, cuando en la pantalla de la computadora se nos ofrece Google, la gran biblioteca del mundo. Leer, redactar bien, con ortografía; hablar de acuerdo con la situación; saber resumir con rapidez son competencias básicas en español.

Y enfatizó, ‘La escuela panameña, en general, falla en estos aspectos. No lo digo yo; lo dicen las encuestas, las pruebas, los exámenes y las investigaciones realizadas. Este problema hay que enfrentarlo con sabiduría y con gran amor por los niños, jóvenes y sus buenos maestros, que en este país dejaron una estela de luz por los caminos'.

Al respecto habría que considerar las palabras del escritor Pedro Rivera, de su nota de opinión ‘Educar en el poder de la palabra', publicada en el mes de diciembre en la revista Portada, ‘la lengua materna es el factor determinante en los procesos de aprender y enseñar, de crear y afianzar la identidad nacional'.

Y haciendo referencia a la educación, enfatiza, ‘es deber del estado enfatizar la enseñanza de la lengua materna por encima de todas las demás con el fin de defender y fortalecer la identidad nacional. No hay que olvidar que al subordinar la lengua materna a otra se entrega el alma'.

==========

‘Las previsiones apuntan que en 2030 los hispanohablantes serán el 7.5 % de la población mundial y que, dentro de tres o cuatro generaciones, el 10% de la población mundial se entenderá en español.