Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Cultura

La noche de los Brits

El premio lo recogió su amigo Gary Oldman que ofreció un sentido discurso para recordar a Bowie

Adele fue la protagonista de los premios Brit, celebrados la noche del miércoles en Londres, en los que se coronó como la reina de la música británica al ganar cuatro premios, entre ellos el más preciado, el de mejor álbum, por su trabajo 25 .

La intérprete se llevó también a su casa el galardón a mejor solista femenina del Reino Unido, mejor canción por ‘Hello' y el premio que reconoce su éxito global.

De todas las categorías en las que estuvo nominada, la única que se le escapó fue la de mejor vídeo, que ganaron los jóvenes One Direction por ‘Drag Me Down'.

Los otros vencedores de la noche fueron Coldplay, que se alzó con el trofeo a mejor banda, y James Bay, quien recogió el Brit a mejor solista masculino con sus característicos tejanos y sombrero de ala ancha.

La británica de 27 años se llevó el primer premio de la noche, mejor solista femenina, y tras recibirlo no le tembló la voz para mostrarle su apoyo a la intérprete Kesha y dedicarle la estatuilla.

Adele se solidarizó con la cantante de ‘Tik Tok', después de que la justicia le denegara romper su contrato con Sony y así dejar de trabajar con el productor Dr. Luke, a quien denunció por acoso sexual.

La gala comenzó con una explosión de colores y fuego gracias a la banda Coldplay, que hizo que todo el público coreara ‘Hymn For The Weekend' mientras el estadio O2 se inundaba de una lluvia de pétalos de flores.

Los británicos marcaron un doble récord al convertirse en la primera formación del Reino Unido que gana cuatro veces el premio a mejor grupo y en la banda más laureada de la historia de los Brit, ya que ahora cuentan con nueve estatuillas.

La gala de los Brit 2016 será recordada por ganarle la partida a los Grammy, ya que Adele conquistó al público con una actuación de ‘When We Were Young' libre de fallos técnicos y por el regreso de Rihanna a los escenarios, después de que cancelara a última hora su actuación en los citados premios por problemas médicos.

La cantante de Barbados protagonizó uno de los momentos más comentados de la gala cuando, con melena corta, imagen urbana y pantalones con flecos, se puso en frente del rapero Drake para bailar a ritmo de ‘twerk' - el baile que popularizó Miley Cyrus y que consiste en mover el trasero - su canción ‘Work'.

EN MEMORIA

Los premios de la industria musical británica le rindieron homenaje al fallecido David Bowie con el galardón Brit Icon, que conmemora la aportación que hizo a la cultura mundial con su trabajo.

El premio lo recogió su amigo Gary Oldman que ofreció un sentido discurso para recordar a Bowie.

El actor británico alabó el espíritu de ‘innovación' que Bowie, quien falleció de cáncer el pasado enero a los 69 años, siempre ponía en su música.

Annie Lennox se encargó de hacer la introducción al tributo musical. ‘Incluso si no lo conociste personalmente, la gente debe sentir como si las cosas nunca serán lo mismo. Él tenía esa especial clase de significación', dijo .

La encargada de ponerle melodía al homenaje fue Lorde, a quien Bowie consideró en 2014 que era el futuro del pop.

La cantante neozelandesa interpretó ‘Life on Mars', junto a la banda del músico y recibió una ovación de pie.

Incluso el hijo del fallecido cantante, Duncan Jones, elogió y agradeció el tributo llamándolo ‘hermoso' en sus redes sociales. Jones había expresado su desagrado al homenaje hecho en los Grammy por Lady Gaga.