La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Diversión y acrobacias para niños

La acrobacia en tela es una actividad que ejercita el cuerpo proporcionándole bienestar. Aunque se deben tener ciertas precauciones

La actividad física deportiva y recreativa, se hace cada día más imperiosa, bien por salud o como medio de liberar el estrés cotidiano, laboral y escolar. Esta necesidad se traduce en el surgimiento de diversas iniciativas que permiten recreación al practicar un ejercicio.

Los talleres de acrobacia en telas para niños y adolescentes forman parte de las actividades que cumplen con la función de ejercitar y divertir, pero existen riesgos y por supuesto beneficios a la hora de practicarlo.

BIENESTAR

Al practicar acrobacia en telas se ‘desarrolla confianza en el cuerpo y se logra un estilo de vida activo', dice Dania Amador, gerente del estudio de entrenamiento Evolution Energy.

Además, se adquiere gran fuerza y tonicidad en el abdomen, una zona central para sostener el propio peso del cuerpo en la altura y con las telas, con lo cual se reduce la cintura y se logra un vientre plano.

Otro beneficio -explica Amador- es que los brazos y piernas se vuelven flexibles y tonificados, pues son los que realizan la fuerza para ascender, sostener y armar las figuras en la altura.

Un cuerpo de músculos tonificados quema más calorías hasta en reposo. Si bien para quemar grasas lo ideal es realizar algún ejercicio de tipo aeróbico, la acrobacia en tela lo complementa ayudando a mantener un peso saludable.

Según la profesional en fitness, al hacer hincapié en los abdominales, se corrigen los vicios de postura pues la faja abdominal adquiere fuerza, resistencia y firmeza, mientras que se eliminan los dolores y contracturas provocados por malas posturas compensatorias, cuando estos músculos están poco trabajados. Lo mismo ocurre con la musculatura de la espalda.

La elongación y la resistencia física mejora notablemente con los meses de entrenamiento. Esto repercute en las alturas, pero también en la vida cotidiana. Se obtiene un cuerpo más ágil y fuerte, más coordinado, lo que aporta bienestar.

‘La acrobacia aérea en tela además, mejora la coordinación, agilidad y expresión corporal, realiza un aporte al desarrollo de sensaciones de seguridad y confianza, fortalece la autoestima de la persona que se ve capaz de alcanzar logros cada vez más desafiantes, se favorece la creatividad e incentiva el desarrollo de los sentidos', señaló Amador.

‘Cualquier niño, adolescente o adulto puede realizar una sesión, sin importar que no tengan flexibilidad, esto es algo para todas las edades. No se requiere una condición física previa', dice la especialista. ‘No obstante, se debe tener una progresión adecuada en los ejercicios y figuras que se realizan y lo más importante, antes de iniciar este u otro deporte se debe realizar una evaluación médica, que de la seguridad que la salud o integridad física no están en riesgo'.

En la practica de las telas acrobáticas, se pueden formar diferentes figuras en la tela, por ejemplo: nudo, llave de pie, llave de cintura, bajada controlada, simple y doble, escorpión, apertura de piernas con dos llaves de pie, cuadrado, murciélago, arco y flecha, capullo y muchas figuras más.

CON CUIDADO

‘Al igual que otras disciplinas deportivas esta modalidad también conlleva ciertos peligros; sin embargo, es poco probable que alguien se caiga, pues los amarres que se hacen con la tela impiden que esto suceda', afirma Dania Amador.

Lo que sí puede pasar es que la persona ‘sufra ciertas magulladuras por quedar repentinamente apretado con los nudos o que la fricción irrite la piel'.

Es importante desarrollar la seguridad, que podríamos llamar ‘interna', y que hace que uno sea plenamente consciente de lo que está haciendo y capaz de prever y evitar las consecuencias de cada movimiento que se realiza en el aire. Sólo esto puede servir como verdadero ‘colchón para que cualquier persona pueda practicar este deporte fuera de peligro, explica Amador.

Añadió que una colchoneta en la base y unos enganches resistentes al peso del participante también sirven de ayuda.