Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Cultura

A la mesa, con Salvador Dalí

El reconocido artista español dejó como legado un libro de cocina que no muchos conocen

La semana pasada se inauguró en el Centro Cultural de España (CCE) - Casa del Soldado, una muestra curiosa de obras gráficas del pintor español Salvador Dalí. Se trata de ‘Las cenas de Gala', la segunda serie de una exposición patrocinada por Funiber en Panamá.

Esta colección, junto con la primera serie, ‘Los sueños caprichosos de Pantagruel', formó parte del libro de cocina Les Diners de Gala , creado por el artista, primero en francés (1973) y luego editado al español (1974).

‘Dalí inicia los trabajos en 1971. El periodista Jacobo Zabludovsky realiza una entrevista en la que se ve por primera vez un boceto de una ilustración para los sueños caprichosos de Pantagruel del satírico francés Rabelais, basada en las que hizo Francois Desprez', apunta Federico Fernández, curador de la muestra.

El experto detalla que las piezas de Pantagruel, expuestas en el CCE hasta el 6 de julio pasado, fueron litografías, mientras que las de la nueva exhibición de Dalí fueron realizadas con una técnica de heliograbado. Este procedimiento le permitía al artista conseguir el efecto de fotomontaje de la escena. A esto agrega que cada una de las láminas contiene un grabado repetido en homenaje a Goya, cuya motivación, dice, sería muy larga de explicar.

A diferencia de su anterior obra gráfica, ‘Las cenas de Gala' fue todo un experimento y una innovación, según Fernández. Pero ‘en cuanto al contenido se aprecia la aplicación de su método paranoico crítico, en el que la mirada continuada descubre nuevas imágenes en la que se vio a primera vista'.

LAS CENAS DE GALA

El pintor catalán era un aficionado del buen comer. Desde pequeño su padre lo llevaba a los mejores restaurantes de España y a los seis años contempló la posibilidad de convertirse en cocinero. El proceso de la creación del libro, sin embargo, se desató mucho más adelante en su vida, durante una visita de Dalí al renombrado restaurante francés Maxim's.

‘Allí le mostraron el menú que había servido para la conmemoración de los 2,500 años de la fundación del imperio persa', detalla Gregorio Urriola, director de Funiber-Panamá. ‘El entonces shah de Irán, Reza Pahlavi, había convocado una ceremonia muy suntuosa para jefes de estado en 1971 y aquello dio mucho de qué hablar'.

El título, por su parte, está asociado también a Gala, su compañera de vida. Y la obra está lejos de ser un libro de cocina tradicional.

Más bien es pantagruélico y tiene matices de erotismo, no solo en los textos sino en las ilustraciones que acompañan a las recetas. A su vez, refleja el carácter de Dalí en sus explicaciones.

De hecho, en el prefacio del libro, el artista deja claro que las recetas y sus ilustraciones están dedicadas a los placeres del paladar. ‘No busque fórmulas dietéticas aquí', sugiere el autor. ‘Si usted es discípulo de esas dietas en las que se cuentan las calorías y transforman el placer de comer en sufrimiento, cierre este libro de inmediato; este es un libro demasiado vivo, demasiado agresivo, y demasiado impertinente para usted', agrega.

DE RECETAS Y ARTE

Según Urriola, Dalí encontraba una enorme relación entre la composición de la comida y la composición pictórica, pues para él ambas disciplinas tenían que ver con las artes combinatorias. La pintura, con el color; la comida, con el color, olor y sabor. Asimismo, en sus trabajos artísticos nunca faltaron los elementos gastronómicos.

En el caso de Las cenas de Gala , el contenido del libro consiste en 136 recetas, 55 de las que fueron ilustradas en color y 21 de las cuales fueron preparadas por grandes restaurantes de la gastronomía francesa: Lasserre, La Tour d'Argent, Maxim's y Le Buffet de la Gare de Lyon.

Las doce obras gráficas que se pueden apreciar en el CCE hasta el próximo 28 de agosto corresponden a cada una de las doce secciones del recetario.

Este se inicia con el capítulo de los ‘platos exóticos' y termina con el de los ‘entremeses'. Los nombres de cada capítulo en la edición en español son muy distintos a los que el artista les dio en la edición en francés, en que el carácter extravagante de Dalí es más evidente. Por ejemplo, el capítulo titulado ‘vegetales', en francés se llama ‘L'atavisme désoxyribonucléique', algo así como ‘El atavismo desoxirribonucléico'.

‘Es la manifestación de un pasado prehistórico, se expresa en la historia de la humanidad. En los primeros días de la creación se creó el mundo mineral y el mundo vegetal', sugiere Urriola.

La ilustración de este capítulo, más que a los vegetales, resalta a los crustáceos, algo que refleja el paladar del artista.

‘Como es sabido, Dalí odiaba las espinacas por su flacidez e inconsistencia y ponía al marisco como ejemplo de majestad y consistencia', señala Fernández. ‘Por cierto, lo comía a menudo, incluso los erizos de mar, como aquel que colocó en su cabeza y se fotografió así, justo cuando su padre le desterraba de su casa'.

Mientras tanto, el capítulo dedicado a los alimentos ‘afrodisíacos' en francés se titula ‘Les ‘je mange Gala', o ‘yo como a Gala', haciendo referencia a su esposa.

Al visitar la exposición, Fernández recomienda observar las obras buscando las imágenes dentro de la imagen. Por ejemplo, la mujer que hay en el pez (homenaje a Magritte). Por su parte, Urriola sugiere que nos confrontemos con cada cuadro. ‘Pregúntese qué es, qué le suscita en su propio subconsciente, qué emerge de esta contemplación', concluye.

SURREALISMO

Recetas complicadas

Aunque algunas de las recetas de Las cenas de Gala han sido replicadas, como por ejemplo ha hecho el Museo para la Identidad Nacional (MIN) en Honduras, ‘las descritas en las presentaciones de los apartados serían prohibidas por crueles o simplemente surrealistas e imposibles de hacer', argumenta Federico Fernández, el curador de la muestra de Salvador Dalí que se expone actualmente en el Centro Cultural de España en Panamá.

Por su parte, Gregorio Urriola, director de Funiber-Panamá, patrocinador de la exposición, coincide con que algunas de las recetas se pueden hacer.

‘Después de Panamá, la muestra se irá a la República Dominicana y servirán de fondo para una competencia en una escuela de cocina mediterránea', sostiene.

==========

DOCE CAPÍTULOS

Las distintas secciones gastronómicas de ‘Las cenas de Gala'

1. Les caprices pincés princiers (platos exóticos)

2. Les cannibalismes de l'automme (huevos-crustáceos)

  1. 3. Les suprêmes de malaisies lilliputiens (primeros platos)

4. Les entre plats sodomisés (carnes)

5. Les sputniks astiqués d'asticots statistiques (caracoles-ranas)

6. Les panaches panachés (pescados-mariscos)

7. Les chairs monarchiques (caza-aves)

8. Les montres molles œ sommeil (cerdo)

9. L'atavisme désoxyribonucléique (vegetales)

10. Les ‘je mange GALA' (afrodisíacos)

11. Les pios ponoches (postres-repostería)

12. Les délices petis martyrs (entremeses)