Temas Especiales

02 de Feb de 2023

Cultura

Marden Paniza y la convivencia musical

La semana pasada, el músico lanzó la segunda producción de su agrupación ‘Bannaba Project', que fusiona lo indígena y lo occidental

Según la cosmovisión guna, cuando Baba y Nana terminaron de crear el mundo, enviaron a un emisario a cuidar de la Madre Tierra: Uago, un ser que al convivir con la naturaleza comprendió que somos uno con ella y lo importante de procurar siempre su bienestar.

MARDEN PANIZA - PRODUCTOR, ARREGLISTA Y COMPOSITOR

‘Escogí a Uago como punta de lanza en esta producción porque es un trabajo exploratorio, de convivencia, de dar y recibir'

Uago se llama también la segunda producción de la agrupación musical Bannaba Project. Esta debutó el pasado martes, 30 de agosto en el Teatro Gladys Vidal del Edificio Hatillo.

El producto final, una labor de cinco años, representa también un cambio a lo que fuera el primer trabajo musical del grupo liderado por Marden Paniza.

DEL MÁS ALLÁ A LA CONVIVENCIA

Para el compositor guna —cuya formación fue principalmente en música occidental—, el proyecto que se inició en 2003 fue una manera de aproximarse otra vez a su cultura.

Así, la primera producción de Bannaba —que significa ‘más allá' en guna— fue guiada por la emoción de ofrecer algo nuevo, de no solo atascarse en la música occidental, sino dar un paso más allá. Uago, por su parte, ha sido mejor pensada, tiene más cosas que decir.

‘Mi música anterior tiene mucha fusión entre música indígena y occidental, jazz, pop, reggae, para que sea más atractiva al oído occidental', explica Paniza. ‘Escogí a Uago como punta de lanza en esta producción porque es un trabajo exploratorio, de convivencia, de dar y recibir'.

Sin embargo, ambos trabajos mantienen una similitud: la intención de documentar musicalmente la filosofía y cosmovisión de la cultura guna.

UAGO, DESGLOSADO

Tras la imagen de un niño o niña camuflado por la naturaleza, —portada diseñada por Kansuet para representar a Uago—, encontramos ocho piezas, entre instrumentales y cantadas.

Hay temas tradicionales indígenas mezclados con estilos occidentales como la ópera o el rap. Se entrelazan el gammu burwi y la guitarra, el galu bissu y el saxofón.

Entre los temas resalta ‘Darién', en el que Marden toma una melodía Emberá, ‘una danza sobre la hamaca, dedicada al valor de la mujer como luchadora' y le hace un arreglo. Aunque el texto es en emberá, en Uago lo canta una mujer guna.

También destaca ‘Goe massi goe bunor', una canción guna para niños, interpretada por la reconocida artista afrodescendiente, Yomira John.

‘El tema es muy tradicional pero la adapté a un ritmo de Blues', subraya Paniza.

Por otro lado, totalmente en español se encuentra ‘Gabayai y Niidalibibbiler', una leyenda guna que habla de dos hermanos. En este tema, dos voces líricas cantan al ritmo de un R&B y son interceptados brevemente por un rap del grupo Kuna Revolution.

Por otro lado, entre las instrumentales está ‘Uagi boe' o llora el delfín, una pieza compuesta para concienciar acerca del daño que le estamos causando a los océanos.

‘Ese tema evoca el mundo acuático', detalla el productor. ‘A lo lejos aparece una voz que no dice nada, como si fuera una sirena cantando y encima de eso hay un solo de guitarra acústica'.

En ‘hermanos del sur', Paniza hace un homenaje a los indígenas andinos, con una melodía compuesta por él pero inspirada en la música andina.

‘Pasé escuchando música andina hasta que le agarré el toque', confiesa. Tras esto creó una línea melódica andina pero incorporando el galu bissu y la flauta traversa.

‘Es una fusión de música andina con guna, pero el tema también tiene jazz, porque al final me aboco a un solo de piano', sostiene.

En el corazón de la producción se encuentra ‘Uago', una pieza mayormente instrumental con una voz guna de fondo, que el propio Paniza admite no entender.

‘Es una forma de cantar muy esotérica', dice.

Además de estas deleitan un latin jazz, con ‘Manzanillo' y una canción con toque folclórico, ‘Viva mi tierra', por el compositor Ricardo Vizuete, quien ha apoyado a Paniza desde los inicios de Bannaba.