Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Cultura

Un año con la cultura en pausa

Los proyectos más ambiciosos de la cartera cultural continúan inconclusos. Para la mayoría de ellos se ha establecido como plazo el año 2018

El 2016 culmina sin significativos avances en materia de cultura. Los principales proyectos, algunos de ellos planteados por el gobierno anterior, no logran ver la luz al final del túnel.

CIUDAD DE LAS ARTES CONTINUA PARALIZADA

Termina el 2016 y las obras de la denominada Ciudad de Las Artes, espacio que albergaría al Ballet Nacional, el Instituto Nacional de Música, la Casa del Escritor y la Escuela Nacional de Artes Plásticas continúan paralizadas.

El Inac, durante el gobierno del presidente Ricardo Martinelli, había iniciado la polémica construcción de la denominada Ciudad de las Artes en terrenos adyacentes al Museo del Tucán, donde eventualmente fue trasladado el Museo Reina Torres de Araúz. El proyecto, esbozado desde 2012 y sus obras iniciadas en 2014 generaron un inmediato rechazo de los vecinos de Curundu, ya que consideraban sería afectada la zona de amortiguación del Parque Metropolitano y, lo más importante, que las infraestructuras de la zona, que ya se encuentran colapsadas por los años de uso, no soportarían la huella de un centro que contaría con 6 edificios y el tráfico diario de unos 1,200 estudiantes.

Con la administración de Juan Carlos Varela, el Inac decidió rescindir el contrato por 54 millones de dólares que se mantenía con el Consorcio Omega por ‘la dilatación en los avances de la obra y suspensión de trabajos por decisión unilateral'.

A principios de este año, la institución, a través de su subdirector Francisco Guerrero anunció que se habría rediseñado el proyecto Ciudad de las Artes para que albergara oficinas del Meduca y MiAmbiente, además de algunas sedes para escuelas de arte. La división será de un 35% al INAC, 45% Miambiente y 20% Meduca.

Los vecinos siguen en pie de guerra, pues consideran que les hará mucho daño al sistema de acueducto ya colapsado.

Mientras tanto, el Ballet Nacional, que este año cumplió su cuadragésimo aniversario, continúa en espera de una sede donde funcionar.

La actual directora del Inac, Janelle Davidson detalló en entrevista televisiva el pasado mes de agosto que una vez resuelvan una disputa legal con la empresa, retomarán la construcción que albergará instalaciones para impartir clases de danza y otras disciplinas.

NUESTRO PRINCIPAL MUSEO CONTINUA CERRADO

Este mes de diciembre el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz (MARTA) llegó a sus 40 años, sin embargo la fecha no fue una celebración. Desde hace 2 años, el principal museo del país mantiene sus puertas cerradas.

Luego de una temporada en la sede del Museo del Tucán, donde sus colecciones fueron trasladadas por el gobierno de Martín Torrijos, con el propósito de restaurar el edificio de la antigua estación del ferrocarril en la Plaza 5 de mayo, el MARTA se encontró con una realidad complicada: estaba en un área poco accesible por el transporte público y no estaba estructurado para exhibir colecciones antropológicas, por lo que nunca se reabrió como correspondía.

Sus colecciones embaladas regresaron a su antiguo hogar en Plaza 5 de Mayo, donde permanecen fuera del alcance del público, mientras que las piezas de orfebrería descansan en una caja fuerte del Banco Nacional. El edificio, sigue sin restaurar.

Este año se propuso una reapertura del museo, esto se plantearía en un conversatorio que se llevó a cabo el Día Internacional de los museos, el pasado mes de mayo.

La iniciativa incluiría la identificación de las patologías del inmueble para la propuesta de intervención y la redacción de un programa de diseño y una recomposición administrativa que permita una autogestión más eficiente.

A finales del mes de octubre, el pleno de la Asamblea Nacional de Diputados aprobó en segundo debate el Proyecto de Ley No. 401, que creará el Patronato del Museo Reina Torres de Araúz. Sin embargo, la reapertura del museo está lejos todavía de efectuarse. Davidson, directora del Inac, afirmó en entrevista para un canal de televisión que para 2018 reabrirán una exhibición del Museo.

AÚN SIN TEATRO

EL telón del Teatro Nacional se cerró desde 2005, de acuerdo a Davidson, y solo ha abierto esporádicamente desde entonces.

El histórico inmueble fue clausurado el año pasado después de que un estudio del Sistema Nacional de Protección Civil y el Cuerpo de Bomberos de Panamá encontró un grave deterioro de su infraestructura.

Aunado a eso, otra investigación de la Universidad Tecnológica recomendó la remoción del cielo raso, la eliminación de la fibra de vidrio, reparación del concreto y vigas.

Así las cosas, desde junio de este año el Teatro Nacional solo abrió para visitas turísticas y en septiembre empezó el proceso de descontaminación por fibra de vidrio y la evaluación de las obras de Roberto Lewis, plasmados en el plafón y el foyer.

Se espera que el Teatro Nacional vuelva a abrir en 2018, cuando culminen los trabajos de reparación y restauración.

Sin embargo, el cierre del teatro trajo como consecuencia que la Orquesta Sinfónica Nacional se quedara sin sede y ha tenido que ir de recinto en recinto para ensayar.

Davidson comentó en una entrevista a Telemetro que se busca crear un patronato para la administración del Teatro Nacional

RENOVACIÓN DE LA CATEDRAL

Después de varios cambios en el pliego de condiciones que retrasaron la licitación pública de los trabajos de restauración de la Catedral Basílica Metropolitana Santa María La Antigua de Panamá, en abril de este año empezaron las obras por parte del Consorcio La Antigua.

La Catedral, que se empezó a construir en 1688 y se consagró en 1796, está cerrada desde 2015 y se estima que los trabajos, que suman 12 millones de dólares, terminen en 2 años.

Estudios sobre las condiciones de la edificación dan cuenta de un marcado deterioro en todo el recinto, que va desde luminarias dañadas, altares desaparecidos hasta las inhabilitadas escaleras que en algún momento sirvieron para acceder al campanario.

Los trabajos incluyen dotar la iglesia de un sistema contra rayos, demoler las escaleras de ambas torres, la rehabilitación del sistema eléctrico y la confección de un proyecto integral sobre el templo.

Además se restaurarán los pisos y techos, el presbiterio, la sacristía, los retablos, vitrales, el campanario y el órgano para la Liturgia de la Catedral y en la parte exterior, abarcarán cubiertas, fachadas y torres del campanario.