Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Cultura

Panamá dice ¡Basta! a la violencia de género

Escritoras panameñas se unieron a la iniciativa surgida en Chile y el resultado será presentado en la próxima Feria del Libro

Panamá dice ¡Basta! a la violencia de género
En la portada aparece la escultura ‘Venus', de la artista panameña Xenia Judith Saavedra.

Cien mujeres panameñas de diversas edades y profesiones, escritoras muchas o líderes en sus campos, participan en ¡Basta! 100 mujeres contra la violencia de género .

Este libro, que será presentado el 17 de agosto en la Feria del Libro, está compuesto por textos muy breves (microrrelatos, minificciones, poemas) en los que se pone de manifiesto la situación de vulneración en que aún se encuentran las mujeres en la sociedad contemporánea, a pesar de los avances alcanzados en épocas recientes. Son cien voces que se alzan al unísono y se unen a una vasta red que se ha ido extendiendo por todo el continente.

PRESENTACIÓN

‘¡Basta! 100 mujeres contra la violencia de género' será presentado el jueves 17 de agosto, en el salón Bejuco-Chocoe de Atlapa, a las 7 pm., en el marco de la Feria Internacional del Libro de Panamá. Entre las autoras que han participado están Lil María Herrera, Ana Elena Porras, Cheri Lewis, Ana Cerrud, Esther Arjona, Ileana Pérez, Roxana Muñoz, Geraldine Emiliani, Priscilla Delgado, Corina Rueda, Piky Zubieta.

La idea original surge en Chile de las escritoras Pía Barros, Susana Sánchez, Gabriela Aguilera, Ana Crivelli, Silvia Guajardo y Patricia Hidalgo, que dirigen y sostienen la editorial Asterión.

¡Basta! ha sido replicado en Perú, Argentina, Bolivia, Colombia, México, Venezuela y ahora Panamá, además de estar en etapa de ejecución en otros seis países.

De este modo, ¡Basta! ha permitido conformar una red solidaria sin precedentes en su tipo que busca crear conciencia y hacer visible la violencia contra la mujer en estos tiempos.

La versión panameña de ¡Basta! ha estado a cargo de un equipo multidisciplinario conformado por la escritora y editora Carolina Fonseca, la escritora y abogada Olga de Obaldía, la psicóloga y experta en género Nathaly Ponce, y la docente, escritora y traductora Danae Brugiati.

Las cuatro compiladoras, en algo menos de un año, lograron convocar y reunir a las cien autoras que conforman el libro, cuya edición ha sido posible gracias al patrocinio exclusivo de Fundamorgan y es publicado por el sello editorial Modus Ludicus.

EL PROCESO

La red de ¡Basta! es originalmente de microrrelato, pues se considera un género que se presta muy bien para trabajarlo en talleres de escritura creativa. Ahora bien, más allá del protocolo definido por la editorial Asterión, que debe seguirse en todas las réplicas de ¡Basta! , se admite que las versiones se adapten a la realidad de cada país dentro de un marco, señala Carolina Fonseca, una de las compiladoras de la versión panameña.

Así las cosas, partiendo de la realidad panameña, decidieron que nuestra versión fuera incluyente y abarcadora (profesionalmente, geográficamente, y con un amplio rango de edades), para hacerla representativa y desde múltiples perspectivas.

Por ello, se seleccionaron escritoras -en su mayoría- (entre las cuales están autoras de larga e importante trayectoria, así como otras no tan conocidas), pero también con mujeres que tienen una posición de liderazgo en la cultura o en el campo de las humanidades: periodistas, académicas, historiadoras, diplomáticas, sicólogas, abogadas, activistas, actrices, blogueras, empresarias, docentes, promotoras culturales.

Asimismo, participan autoras de distintas regiones del país, nacidas entre 1930 y 1990.

Si bien en la selección se daría prioridad al minicuento (como se le llama aquí) y la minificción, aceptaríamos poemas, y algunos miniensayos -como excepción estos últimos-. Todo lo anterior sin perder de vista la intención de mantener un nivel de calidad literario que diera como resultado la publicación de un buen libro, explica Fonseca.

Para lograrlo, basándose en lo anterior y en la experiencia y conocimiento que cada una de las compiladoras tiene en el campo de la cultura, hicieron listas de mujeres conocidas por ellas y otras que les fueron recomendando.

Las convocaron individualmente bajo ciertos términos, para que enviaran tres textos -de los cuales se escogería uno-, que abordaran el tema de la violencia de género contra la mujer en sus muchos matices.

‘Esto último para que las autoras no se limitaran a la violencia física; invitándolas a abordar también expresiones más sutiles, muy presentes, de esa violencia que sufrimos les mujeres', indica Fonseca.

‘A medida que fueron llegando los textos se hizo una labor de selección; meses de trabajo que culminaron en las 100 voces que conforman el libro; un resultado con el que estamos muy contentas como equipo', puntualiza.