La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Cultura

Una iniciación al arte y a la música

La escuela municipal apuesta por un proceso de enseñanza de alto nivel para forjar la siguiente generación de ciudadanos con inclinaciones artísticas

La Escuela de Bellas Artes de la Alcaldía de Panamá tiene como objetivo proporcionar alternativas de recreación para todos los jóvenes después de su jornada escolar. Está dirigida, específicamente, para la juventud del corregimiento de Calidonia.

En un inicio este proyecto tenía cono finalidad crear una escuela de bellas artes para los niños de primaria. Con el paso de los años, el propósito principal de prevención social fue evolucionando hasta convertirse en algo más proactivo, que delineara una metodología única, incluyendo disciplinas artísticas como baile y música, con la intención de constituir un eje transversal a través del cual la ciudadanía logre adquirir derechos culturales.

La escuela está bajo la supervisión de un director o coordinador, encargado tanto de la logística de los espacios como de la inscripción de los estudiantes, además del mantenimiento del lugar y de establecer vínculos con los padres de familia.

El centro educativo cuenta con la asesoría de profesionales internacionales (especialmente de Medellín, Colombia). Estos expertos utilizan la enseñanza del arte como herramienta para fortalecer el tejido social y así poder crear habilidades basadas en la vida. Asimismo, estimulan el pensamiento crítico entre más jóvenes.

Este espacio está dirigido a toda la juventud del distrito capitalino. Además, se ofrecen clases a estudiantes entre las edades de cuatro a dieciocho años en ballet, danza moderna, danza popular y folclor. Desde niños de ocho años hasta adultos mayores, se les ofrece la oportunidad de aprender guitarra, violín y piano.

Las clases son dirigidas por profesores expertos contratados por la Dirección de Cultura y Educación Ciudadana. Una parte importante ha trabajado para otras instituciones artísticas en la capital y a nivel nacional. Las lecciones se imparten los días de semanas, en horas de la tarde, y los sábados, desde la mañana hasta las dos de la tarde. La escuela se encuentra ubicada en la planta baja del edificio Hatillo, sede del Municipio de Panamá.

Fue inaugurada el 17 de noviembre de 2010 como una colaboración del Programa de Seguridad Integral (Prosi). Actualmente, cuenta con 19 talleristas multidisciplinarios, que enseñan desde hip hop hasta violín. Hoy en día, hay 286 estudiantes inscritos en danza y música.

El proceso para que un joven pueda ingresar en la Escuela de Bellas Artes se basa en que el chico muestre interés y compromiso —junto con el adulto responsable— a participar en todas las clases.

Giselle Mercier, subdirectora de Expresiones Culturales de la Dirección de Cultura y Educación Ciudadana, destaca que ‘el arte y la cultura es mucho más que una vía para alejar a los jóvenes de la delincuencia, es un elemento de cambio que, al utilizarse como política de transformación y resiliencia, puede encarar la violencia, la corrupción, la pobreza y las ausencias del Estado, ya que es un gran igualador social'.

‘Todos los pueblos son custodios de un patrimonio inmaterial vivo, que nos hace ser quienes somos dentro de lo cotidiano. Y se nos olvida que la cultura nos ofrece la perfecta oportunidad de vernos reflejados en nuestros vecinos. Nos permite reconocernos, tolerarnos y apreciarnos', expresó.

‘Soy fiel creyente de que la ‘cultura cura', que funciona como un bálsamo espiritual para el individuo y para un pueblo; si es bien apoyada por leyes y un presupuesto real, puede ser el arma más efectiva para lograr cambio en la sociedad', apuntó Mercier

La subdirectora agrega que las escuelas de bellas artes son una manera de descubrir nuevos talentos. Como administración, les interesa la cultura y las artes como vehículo para la transformación social; es decir, que están apostando por un ‘proceso artístico de alto nivel cuyo principal objetivo sea enseñar habilidades para la vida y así crear la siguiente generación de ciudadanos con sentimiento de pertenencia y cultura; y que estos elementos los ayuden a resolver problemas pacíficamente y no con violencia, a la vez que puedan respetar sus entornos a través de un pensamiento de indagación constante, no creyendo todo lo que los medios dicen, sino pensando críticamente'.

CENTRO RECREATIVO Y ARTÍSTICO

El año pasado se inauguró el nuevo Centro Recreativo y Artístico (CRA). Se trata de una propuesta con el propósito de poder llevar un menú diverso y de alta calidad artístico / cultural a comunidades del distrito de Panamá que son de difícil acceso.

Los principios y objetivos fundamentales son los de descentralización. Está ubicado dentro del Complejo Cultural y Deportivo de La Siesta, en el corregimiento de Tocumen.