25 de Feb de 2020

Cultura

Adiós a un gran humanista

Las preocupaciones de José Guillermo Ros-Zanet acerca del materialismo y el individualismo, fueron siempre la nota característica de sus intervenciones académicas

Adiós a un gran humanista
Adiós a un gran humanista

El pasado 11 de julio de 2018 falleció José Guillermo Ros-Zanet, poeta, ensayista, médico, investigador. Miembro de la Academia Panameña de la Lengua, el de mayor antigüedad (elegido en 1978) y exdirector ente los años 2006-2009.

‘Distinguido pediatra de profesión, escritor humanista, institutor de formación, chiricano de nacimiento en su amado David (Divad en su obra poética), no obstante, nada distingue mejor a don José Guillermo que su don de gente, su inagotable condición de esposo, padre, abuelo y amigo (y otras vinculaciones familiares y amicales), que demuestran su siempre viva inquietud por el amor, la convivencia humana, la exaltación del ser y la mirada sobre lo humano y lo espiritual'.

Consta en la resolución de duelo de la Academia Panameña de la Lengua que ‘sus profundas reflexiones sobre la vida académica, sobre la trascendencia de las instituciones y de las personas para la sociedad y sus preocupaciones acerca del materialismo y el individualismo, fueron siempre la nota característica de sus intervenciones académicas y sus desvelos intelectuales, plasmados con su voz pausada, a ratos ininteligible, pero bien recibidas y escuchadas en el pleno de la Academia'.

Deja como legado para las generaciones presentes y venideras de panameños en general y de los miles de lectores de la buena literatura y de la poesía humanística: Poemas fundamentales (1951); Ceremonial del recuerdo (1954); Sin el color del cielo (1959); Cumbres aldeanas (1984); Un no rompido sueño (1984); En la maslumbre (1991), y Poesía reunida.

‘Ros-Zanet asienta su poesía... , formalmente muy bien estructurada, sobre los valores y sentimientos más altos y puros, y expresa la seguridad de que el hombre camina, astronauta de este siglo, hacia un espacio ideal. Es un verdadero tránsito de la autenticidad a la esencialidad, cargada ella misma, de elementos propios, naturales, legítimos, asentados en aquella primera búsqueda del ser autenticamente panameño', dijo de su obra Margarita Vásquez, actual directora de la Adademia Panameña de la Lengua.

De Poemas Fundamentales

Premio Nacional de Poesía Concurso Ricardo Miró, 1951

ORIGEN

Huyen los pájaros profundos.

Mar y rocas y vértebras de peces

Subyacentes tras la imagen primitiva

De este sueño que yo sueño.

Noble junco y ciega flor de siempreviva

Lo circundan

(Ya retornan sus huesos a mis huesos).

Arcángeles de sal y clorofila

Edifican su luz aborigen, liberada.

Viva forma reintegrada a mi voz,

Marina, vegetal y exacta.

SIGNO

Todo era la noche:

Negro barro

Y hojas negras,

Llanto amargo.

Sangre y signo de mi sueño traumaturgo,

De mi vertical

Acento de amor desesperado.

Voz astral de lirio y nardo.

En ensayos destacan de la obra de Ros Zanet ‘Notas para una definición de la poesía' (1989); 'Aproximaciones sencillas al ser panameño' (1998), y ‘Del conocimiento poético' (2005).

TRAYECTORIA

Miembro de mayor antigüedad de la Academia Panameña de la lengua

Exdirector de esta institución entre los años 2006-2009

Único sucesor inmediato de un fundador de la institución (Jeptha B. Duncan).

Director sustituto durante más de una década y secretario durante el período 2005-2006

Ganador del premio Ricardo Miró en cuatro ocasiones

Como médico, presidió la Sociedad Panameña de Salud Pública, alcanzó la vicepresidencia de la Sociedad Panameña de Pediatría y la presidencia de la Asociación Médica Nacional..

‘Para una niña pequeña, un doctor con semejante barba no era algo fácil. Pero su voz era tranquilizadora, como un susurro certero, y sus manos suaves y tibias', recuerda la escritora Isabel Burgos.

‘Su poesía rondaba por mi casa y recuerdo esos versos extraños, económicos, serenos, como una diazepam de palabras que lo obligaban a uno a calmarse, a detenerse y, carajo, meterse en ese mundo entre onírico y real, como un buzo bajo el agua. Su poesía era como él. Si eso no es tener coherencia en la vida, ya no sé nada', dijo Burgos en su cuenta de Facebook..

La Academia Panameña de la Lengua expresa que ‘pierde a uno de sus más importantes baluartes, orgullo de las letras panameñas y quien ya es considerado, por su trayectoria, el académico por excelencia, pues dignificó, juntos con otros, claro está, la vida académica y el sentido del intelectual y del humanista'.

==========

El libro, la lectura y la educación

[El libro] ‘Hoy llego a pensar que los templos del saber (kindergarten, escuelas y colegios) son libros escritos, o sin escribir (pero escritos en la mente, en el alma y el corazón), con ilustraciones o imágenes hondas, para la formación del ser integral del hombre. Y las universidades (universitas) siguen siendo templos del saber y son también el «Gran Libro». El Gran Libro para la vida superior del espíritu, en el espíritu; para la formación del hombre universal. Universalidad del ser, del ser hombre… Ser hombre integral e íntegro… alma, cuerpo, espíritu… Unidad y unicidad del ser-hombre...'

[La lectura] ‘Lectura es escritura, es imagen y es lenguaje, pensamiento y entendimiento. Es inteligencia. Habla y lengua… Hombre y humanidad. Dominios del espíritu y del corazón. Las aguas del Siloé: frescor iluminante del alba y del alma, del corazón y del ser espiritual del hombre, y de la humanidad… La intuición, la intuición. El tiempo y la duración del tiempo… En la escritura… El recuerdo, la memoria. El hombre es el ser que memora y rememora. El «memorante». Recuerdo y olvido… «Sé lo que es recuerdo: Es un comienzo, y es volver a nacer donde hemos muerto» (de mi libro Ceremonial del recuerdo).

Y todo se vuelve un único y complejo fenómeno vital, extensa y profundamente humano… Porque hay lenguaje y vida… habla. Entendimiento...'

[La Educación] ‘La educación (del latín ducere: ‘conducir, guiar') tiene como significado actual ‘instruir', ‘doctrinar'. Pero el significado original sigue siendo ‘extraer' (educere, tal vez), y no es, esencialmente, ‘introducir', es ‘sacar, extraer'.

En el niño (de uno a cuatro años de vida) lo esencial no es solo la educación, sino la autoeducación. Recordemos a Paulo Freire y su crítica a la educación bancaria: aprendizaje más que enseñanza… Recordemos a Cossío…

El gran educador Lombardo Radice nos dejó dicho lo siguiente: «El hombre es el ser que debe hacerse hombre. Y se hace hombre, esencialmente, educándose». Haciéndose… Y este «educándose» significa que se ha de cumplir tanto desde la «educación», como desde la «autoeducación»; desde la infancia hasta la edad adulta. Hasta el final… Tal vez por esta verdad inmensa el filósofo llamó al hombre el Homo viator; es decir, ‘el ser siempre en camino'… Ser hombre significa educarse. Y significa, por lo tanto, hacernos hombres fundamentalmente desde nosotros mismos, en el entorno maternal, familiar, escolar, colegial, universitario, social… Universal. Solo así se hará persona, desde y en medio, esencialmente, de la libertad, la verdad y el bien, para la verdad, la justicia, la libertad y el bien, la misericordia, la solidaridad… Y más…

Fragmentos de la ponencia de Guillermo Ros-Zanet en el Congreso Internacional de la Lengua en Panamá, 2013.