20 de Feb de 2020

Cultura

Entre Caínes y Alacranes

Historia, amor y política envuelven cada una de las 142 páginas de la obra en la que los protagonistas forman parte de la generación

Con el entusiasmo del joven revolucionario que aún vive en él, y con la capacidad de seguir transmitiendo los recuerdos que su memoria mantiene intactos, a pesar de su avanzada edad, el escritor Belisario Herrera sigue desarrollando su pluma literaria.

En esta ocasión, dio a conocer su más reciente obra, Entre Caínes y Alacranes , en la que relata sus vivencias ‘a manera de testimonios novelados', como él mismo la presenta.

La mayoría son sucesos históricos que ocurrieron en el país y en los cuales el autor participó y que le llevaron incluso a ser un objetivo señalado en más de una ocasión por los militares estadounidenses.

‘En esta obra literaria no sigo una línea recta, debido al desorden en mi memoria y al tiempo', reconoce Herrera, advirtiendo al lector interesado que no se trata del típico relato lineal .

Historia, amor y política envuelven cada una de las 142 páginas de la obra en la que los protagonistas forman parte de la generación que venció el colonialismo que estuvo de pie en tierras istmeñas desde los años de 1951, 1958, 1959, 1960, 1962 y 1964.

Sin embargo, menciona también hechos relacionados con la invasión a Panamá por el ejército estadounidense, en 1989.

Herrera aprovecha sus vivencias para relatar cada paso político que presenta y hace duras críticas a los actuales gobernantes por todas las afectaciones económicas que, a su criterio, se han generado. Ahonda, además, en los casos de corrupción, herencia del gobierno del entonces presidente Ricardo Martinelli, desde su visión.

Por último, el autor toma tiempo para reflexionar sobre la visita a Panamá del líder de la Iglesia católica, el papa Francisco.

El también abogado y periodista explicó que el tiempo dedicado para la creación de su libro fue entre ocho y nueve meses. Por su capacidad visual reducida, Herrera destacó que en temas de redacción contó con el apoyo del historiador César del Vasto, quien dedicó su tiempo para transcribir cada uno de sus relatos.

‘En esta obra literaria no sigo una línea recta, debido al desorden en mi memoria y al tiempo',

BELISARIO HERRERA

ESCRITOR