Panamá,25º

11 de Dec de 2019

Cultura

Un guiño al buen vestir masculino

Ataviarse adecuadamente refuerza la personalidad, según la sociología. Profesionales ofrecen consejos para, a través de la indumentaria, mostrar la mejor versión de sí mismo y alcanzar un equilibrio entre el aspecto físico y el profesional

La vestimenta, ni vana ni superficial. En la era de la supremacía visual, en la que predomina la inmediatez, la buena imagen personal contribuye a potenciar las destrezas, aptitudes y valores del individuo, sin distinción de sexo.

‘En la sociedad actual, la imagen (como te veas exteriormente) es considerada nuestra carta de presentación pues, a mi parecer, comunica lo que deseamos exponer al mundo', dice el sociólogo Aristides B. Navarrete Rondón.

Concuerda con Navarrete el comunicador social José Bravo quien, paralelo a su faceta como periodista y presentador de televisión, se capacitó en proyección personal, imagen, protocolo y etiqueta.

Bravo explica que la vestimenta es el primer mensaje que enviamos a quienes nos rodean. ‘Existen normas básicas a la hora de vestirse en las que todo hombre debe enfocarse para mostrar su mejor versión y alcanzar un equilibrio entre su aspecto físico, profesional y hasta emocional', dice.

‘Lo primero es: saber estar, lo que en otras palabras, es vestir adecuadamente según la hora lugar, situación o tema de la actividad', afirma Bravo.

Detalla que ‘en la mañana los colores claros como el celeste y el gris son los más indicados‘. ‘Conforme avanza el día se recomienda usar colores más oscuros y por supuesto el negro es por excelencia, el más elegante para la noche', dice.

La indumentaria revela rasgos de la personalidad y del estilo de vida de quien la utiliza. ‘Cada pieza expresa o dice algo. Por ejemplo: un traje completo denota formalidad y elegancia, mientras que el conjunto de jeans y camiseta, es más casual y relajado', opina el especialista en proyección e imagen corporal.

‘Es básico tener en el armario', añade Bravo, ‘un saco azul, gris o negro, una camisa blanca y otra celeste, y corbatas de la gama de azul'.

‘Existen normas básicas a la hora de vestirse en las que todo hombre debe enfocarse para mostrar su mejor versión y alcanzar un equilibrio entre su aspecto físico, profesional y hasta emocional,

JOSÉ BRAVO,

ASESOR DE IMAGEN

Aunque la comodidad es un aspecto fundamental al vestirse no es excusa para lucir desaliñado. El reconocido diseñador de moda Oscar de la Renta proclamaba que ‘estar bien vestido no tiene mucho que ver con tener buena ropa. Es una cuestión de equilibrio y de buen sentido común.

En este orden, Bravo aporta que ‘en Panamá, el hombre está acostumbrado a solucionar todo con una camisa de cuadros y un jeans olvidando que también pueden usar colores sólidos'.

Cierto es que el impacto publicitario diario no es poco, sin embargo ‘no debemos imitar todo lo que vemos en cuanto a vestimenta', agrega el especialista de imagen personal, quien a su vez aconseja ‘portar prendas de calidad, que se ajusten a la necesidad y que vayan con tu figura y tu edad'.

El sociólogo Navarrete subraya que la vestimenta ‘dice más que mil palabras'. ‘Un buen traje, un buen vestido, refuerza la autoestima, transforma la percepción de ti mismo y envía un mensaje de seguridad', asiente.

‘Mas allá de trasmitir una imagen, vestirte adecuadamente te hace sentir bien contigo mismo y eso refuerza tu potencialidad', indica.

EL BUEN VESTIR

Reconocidos diseñadores aportan su perspectiva de lo que es el buen vestir, la elegancia y el estilo.

El reconocido y fallecido modisto Karl Lagerfeld, siempre fiel a su traje negro con corbata, hizo hincapié en la importancia de tener un vestido negro en el armario que sirva para todas las ocasiones.

Marc Jacobs, diseñador de moda estadounidense, sostiene que el individuo es quien da personalidad a la ropa que lleva, no al contrario. Mensaje similar al que defiende John Galliano al anotar que ‘las reglas de la moda las marcas tú'.

En conclusión, ataviarse bien no es un tema solo de profesionales, es para todas las personas, a fin de cuentas, tal como lo afirmó Oscar de la Renta ‘la elegancia es una disciplina en la vida'. ¡A tomar nota de los consejos!.