Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Cultura

La mezquita del Sultán Qaboos, una obra de arte

Fue inaugurada en el 2001, en conmemoración de los 30 años de reinado. En su construcción se emplearon 300 toneladas de piedra arenisca india

Al visitar Omán se encontrarán pinturas de un señor mayor en todos los edificios. Su nombre es Qaboos bin Said Al Said, Sultan de Omán, responsable de la modernización del país. La Gran Mezquita del Sultán Qaboos y Royal Opera House Muscat son dos de sus obras icónicas, que debes visitar en Mascate, capital del país.

¿QUIÉN ES EL SULTÁN DE QABOOS?

A sus 78 años, el Sultán Qaboos es el líder con más tiempo en el cargo en todo el mundo árabe. Llegó al poder en 1970, después que derrocó a su padre con ayuda de los británicos. A los 16 años fue enviado a Inglaterra para completar sus estudios y luego se inscribió en el ejercito británico. Al terminar su servicio militar, regresó a Inglaterra para estudiar gobernanza. Recorrió el mundo antes de regresar a su país en 1966.

Su padre prácticamente lo puso en arresto domiciliario en su palacio en Salalah. Quería modernizar el país utilizando los recursos disponibles del petróleo, pero su padre no lo dejaba participar en la toma de decisiones. Cuando llegó al poder cambió el nombre del país de ‘Muscat y Omán' al ‘Sultanato de Omán' para unificarlo políticamente.

En 1970 Omán sólo tenía seis kilómetros de carretera pavimentada y muy poca infraestructura pública. No había electricidad y la economía dependía de la pesca y agricultura. En el Museo de la Tierra de Incienso en Salalah puedes encontrar fotos de cómo era Omán en esos tiempos. Hoy en día, sus carreteras impresionantes y con múltiples carriles proyectan una visión a futuro.

Omán es un país pacífico, es conocido como ‘Suiza del Medio Oriente'. Existe una gran diversidad de culturas, tanto así que construyeron iglesias y templos hindúes.

El futuro para Omán es un poco incierto, ya que el Sultán Qaboos sufre de cáncer y no tiene hijos. Se dice que en una nota escribió el nombre de su heredero, pero aún no se ha hecho público.

EL MEDIO ORIENTE OSTENTOSO

Antaño el desierto estaba poblado de tribus. Todo eso cambió con el petróleo; ahora tienen megaciudades que compiten entre sí por ser las más modernas y lujosas. El islam juega una papel central en la vida cotidiana, por lo que tiene sentido que las mezquitas sean ostentosas.

En 1992 el Sultán Qaboos decidió que su país debería contar con una gran mezquita. Al año entrante realizó una competencia para su diseño; al siguiente, empezó la construcción. La Gran Mezquita tomó entre seis y siete meses en ser construida.

En el 2001 fue inaugurada la Gran Mezquita del Sultán Qaboos, en conmemoración de los 30 años de reinado. En su construcción se emplearon 300 toneladas de piedra arenisca india. El minarete (torre para llamar a los fieles) principal se eleva a 90 metros y está acompañado de cuatro más con la mitad de altura.

COMPETENCIA POR EL RÉCORD MUNDIAL

La Gran Mezquita del Sultán Qaboos hoy es la segunda más grande del mundo y puede acomodar a 20,000 fieles. El domo central se alza a 160 pies de altura. El cuarto de rezos para los hombres es impresionante. Tiene una alfombra que mide 70 metros por 60 metros de ancho. Demoró cuatro años en ser tejida a mano por 600 mujeres en Irán. Esta alfombra fue elaborada manteniendo técnicas ancestrales con 28 tonos diferentes de tintes naturales de origen vegetal. En total dispone de 1,700,000,000 de nudos y pesa 21 toneladas.

PLANEA TU VIAJE

Es uno de los países más seguros del mundo.

Duración del vuelo: 29-32 horas a Mascate

Costo del vuelo: $1,550- $2,000

Horario: GMT+4 / 9 horas más que Panamá

Costos en destino: elevados

Visa: Sí

¿Dónde quedarse?: The Chedi Muscat es un lujoso hotel de cinco estrellas ubicado en las aguas del golfo de Omán. Tiene habitaciones y villas dispersas en 8.5 hectáreas de jardines. Con 103 metros de largo, tiene la piscina más extensa del Medio Oriente.

www.ghmhotels.com/en/muscat

Dato importante: El mejor momento para visitar Omán es en los meses de invierno. Los veranos son increíblemente calurosos, pero los inviernos presentan un clima casi mediterráneo.

Sobre la alfombra se encuentra un candelabro gigantesco, que es del tamaño de una casa pequeña. Tiene 45 pies de alto y 26 pies de ancho. Aproximadamente 600,000 piezas de cristales Swarovski con borde de oro de 24 quilates decoran este candelabro de nueve toneladas. Dentro hay una escalera para que los trabajadores puedan dar mantenimiento a las 100 lámparas que iluminan el salón de rezos. Además de este majestuoso candelabro, hay otros 34 del mismo diseño en la mezquita.

Cuando se inauguró, la Gran Mezquita del Sultán Qaboos era la más grande del mundo, incluyendo su candelabro y alfombra. Pero como todos compiten por ser los más ostentosos en el Medio Oriente, hoy en día es superada por Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

Alquilamos un carro en Mascate, que es un lugar muy fácil para manejar, ya que está perfectamente señalizado en inglés. Además, disponen de autopistas modernas, con poco tráfico y límites de velocidad.

El estacionamiento es gratuito. Hay una entrada junto a los estacionamientos, pero no nos dejaron entrar y nos hicieron dar la vuelta donde se estacionan los buses de turistas. Si no eres musulmán, sólo puedes entrar de 8 a 11 de la mañana, de sábados a jueves. Los viernes son sagrados para los musulmanes. Si quieres evitar la oleada de turistas, es recomendable ir a primera hora o quedarte hasta la salida, cuando hay menos personas y puedes tomar mejores fotos. No hay costo de entrada para ir a la Gran Mezquita del Sultán Qaboos.

ADAPTACIÓN CULTURAL

Son muy estrictos con la vestimenta. Las mujeres tienen que estar cubiertas, incluyendo brazos y piernas. Tenía unos jeans con hilos que permitían que se vieran las rodillas y no me querían dejar entrar. Por suerte a mi madre se le ocurrió la idea de cubrirlos con un sobre partido en dos que tuve que meterme en los pantalones. Hay una tienda donde puedes comprar o alquilar vestimenta. También necesitas llevar un pañuelo para cubrirte la cabeza.

Se permiten niños, pero si su edad es de menos de 10 año no podrán entrar a los cuartos de rezos. No se puede comer dentro ni usar el celular (en los cuartos de rezos), pero sí permiten tomar fotos y videos. En algunos sitios debes quitarte los zapatos. Llegamos a una parte de la mezquita donde nos ofrecieron dátiles y café. En esta área hay musulmanes que explican su religión a los visitantes. Es interesante visitar la Gran Mezquita del Sultán Qaboos, ya que es una magnifica obra de arte.