Panamá,25º

10 de Dec de 2019

Cultura

Tony Vergara y sus flores de primavera

El creativo panameño comparte detalles de su carrera profesional, describe su proceso creativo, expone las técnicas que utiliza en sus creaciones y comparte su apreciación sobre la moda local

Un amante del arte, la naturaleza y el conocimiento. Con estas palabras se define el diseñador Tony Vergara (5 de septiembre, Panamá). De pequeño se aventuró en diversas disciplinas artísticas como el dibujo y las artes plásticas, siendo esta última la base de su profesión.

Vergara, que inició su carrera en el 2008, ha sido galardonado en dos años consecutivos (2012 y 2013) por el Fashion Week Panamá con el premio que ofrece el Instituto Marangoni.

El creativo cuenta que su interés por la moda viene desde muy joven, viendo a su padre cómo combinaba sus atuendos y las referencias de su madre, ‘una mujer muy creativa, con un gusto exquisito por los colores'.

‘A los ocho años empecé a trabajar junto a mi padre en una tienda de marca, en ese momento tomé fascinación por la ropa. Luego, en secundaria, decidí practicar en la tienda de un diseñador local, pero a quien más le agradezco es a Helene Breebaart, quien me orientó y me abrió paso en esta industria', recuerda.

Con ganas de ampliar sus conocimientos, Vergara se fue a la capital de la moda (Milano, Italia) donde participó de su primer taller de alta costura.

‘Aprendí de un gran maestro, el señor Santi Risciani, quien me hizo retomar la disciplina. Después de esta temporada viviendo en Florencia, estudié un máster en Diseño de Moda en el Instituto Polimoda', evoca.

Creatividad

Para idear sus piezas, Vergara involucra elementos como la música, el arte, las fotografías y los viajes. ‘Me gusta recopilar información en cada proyecto o travesía en la que participo. Me atrevo a asegurar que mi principal fuente de inspiración es el arte y la naturaleza. Me sumerjo en la investigación de cada pieza que va formando el núcleo de mi colección. De hecho me gusta trabajar temas complejos que tengan sentido', detalla.

Para el diseñador panameño, ‘no es viable utilizar referencias artísticas' que luego no pueda sustentar a su clientes.

‘Mis piezas van dirigidas a un público intelectual que le gustan los detalles y los elementos embellecedores. Pienso que las personas que adquieren mis productos entienden la morfología de mis diseños', puntualiza.

Hasta el momento, Vergara puede presumir de 22 colecciones. ‘Mis creaciones llevan nombres únicos que surgen en mi imaginación, a veces los temas nacen con años de anticipación. Cuando se me ocurre una idea, lo escribo en mi libreta y para utilizarlo luego', declara.

Además de diseñar vestuarios, también se sumerge en los detalles de accesorios. ‘Hace más de 10 años inicié diseñando mis accesorios, pero no fue hasta el 2017 que materialicé la idea para que fueran productos comerciales. Me gusta que los accesorios sean piezas que tengan un valor de artesanía. Hay algo de magia en cada una, es un proceso de meses de investigación y selección de materiales. Creo que ese contraste de color y temática es lo que hace exquisito un atuendo en la pasarela', apunta.

Asegura que cada accesorio lleva horas de desarrollo, y cuenta con materiales de flores de acetato, resina, cristales y piedras semipreciosas, además de algunos elementos exóticos, como las plumas de cisne y de avestruz.

Estilo

Para Vergara las flores son una fuente de inspiración y las incluye en cada una de sus colecciones.

‘Tengo una historia especial con las flores, me gustan mucho porque mi papá toda la vida le ha dedicado tiempo a la jardinería. Recuerdo que nuestra casa era muy modesta, estaba rodeada de árboles frutales', rememora.

‘Es necesario comprender que esta industria no crece con rapidez; al contrario, rinde sus frutos a largo plazo con perseverancia y esfuerzo',

TONY VEGARA

DISEÑADOR DE MODA

Indica que los colores pasteles son sus favoritos y considera que son su sello con el que logra destacar sus artes, aunque últimamente ha variado la gama de colores, pero siempre incluye tonos cálidos.

‘Utilizo el tono rosado, malva y amarillo, porque tienen el poder de suavizar cualquier expresión; por esto me gusta aplicar este toque en mis diseños', comenta.

En cuanto a sus referentes, señala que ‘no' tiene y se inclina por el arte, la historia y la literatura; sin embargo, dice admirar al fallecido diseñador Karl Lagerfeld, al que consideraba ‘un hombre disciplinado que supo adaptarse a los tiempos'.

Confiesa que le gustaría vestir a la actriz Zendaya Stoermer Coleman y a Jessica Chastain.

Cambios y desafíos

El diseñador panameño comenta que la moda en Panamá busca estar a la vanguardia y considera que en la actualidad este sector recibe más apoyo que hace quince años, por ejemplo.

‘Actualmente contamos con una asociación de diseñadores (la Adimap), de la cual formo parte como miembro fundador. Estamos agremiados para defender los intereses de los diseñadores nacionales y estamos trabajando en proyectos que ayuden a promover una industria en crecimiento', expresa.

Por otro lado, Vergara asevera que sí se puede vivir de la moda y reconoce que la clave es reinventarse e ir al tiempo siempre que la economía lo permita.

‘Este es un negocio rentable, dependiendo de los intereses que se tenga. Por ejemplo, yo tengo diez años dedicándome al oficio ininterrumpidamente. Es necesario comprender que esta industria no crece con rapidez; al contrario, rinde sus frutos a largo plazo con perseverancia y esfuerzo', manifiesta.

El creativo subraya que ser diseñador y emprendedor no es tarea fácil.

‘Siendo un adolescente formé mi empresa y mi socio decidió abandonar el negocio. En ese momento tuve que seguir solo, pero aquí estoy, pese a las circunstancias, y aprendí de mis errores. Ser emprendedor no significa tener éxito en todo. Ausencia de fracaso es ausencia de éxito', sentencia.

Vergara, quien fue considerado recientemente para formar parte de un proyecto de diseñadores en Netflix, señala que este año ha sido el más productivo de su carrera.

‘Hice una visita a China, en donde presenté mi más reciente colección, seguido por mi línea de accesorios y ahora me preparo para presentar una colección en el marco del Bicentenario de Colombia, un proyecto muy interesante con el Museo del Arte Contemporáneo. También comenzaré a crear ropa para caballeros', expone.