Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Cultura

Los cruceros siguen llegando a Colón por 20 años consecutivos

El puerto Colón 2000, que se inició con la llegada de un crucero de Carnival Cruises, ha recibido a estos barcos turísticos de manera ininterrumpida hasta presentar un promedio anual que supera las 150 llegadas y los 250 mil pasajeros desembarcados

Su posición en la entrada atlántica del Canal hace que Colón sea uno de los más importantes puertos de cruceros en todo el Caribe desde hace veinte años.

El puerto de Colón 2000, que se inició con la llegada de un crucero de Carnival Cruises, ha recibido a estos barcos turísticos ininterrumpidamente por 20 años, hasta presentar un promedio anual que supera las 150 llegadas y los 250,000 pasajeros desembarcados.

Esta temporada no será diferente y aunque la configuración de las líneas de cruceros ha variado en el mercado, seguirá siendo interesante. Se tiene programada la llegada de 52 cruceros en los cuatro meses finales del año. Y sobresale la línea Norwegian con tres diferentes cruceros.

El Norwegian Joy, lanzado al agua en el año 2017, gigantesco, con 20 cubiertas que transportan a 3,880 pasajeros, llegará el 1 de noviembre. Este maravilloso hotel flotante presenta un gran reto para los operadores de turismo, pues a su atraco demanda más de 60 buses, 60 conductores que llevarán a los turistas a diferentes giras turísticas.

Esta línea norteamericana empieza sus itinerarios en Miami y toca las islas del Caribe, la Riviera Maya de México y llega hasta Panamá. El Norwegian Pearl y el Norwegian Dawn, de aproximadamente 2, 500 pasajeros, también visitarán Colón. Entre todos estos barcos suman seis llegadas.

Otro detalle importante de la temporada es la presencia de tres cruceros que salen desde Montego Bay, Jamaica, transportando a turistas alemanes. Son el Aida Diva y el Aida Luna, de Aida Cruises, que junto al Mein Schiff 1, un crucero que tiene relación con la poderosa empresa de viajes TUI.

Estos pasajeros llegan en vuelos chárter desde Europa, embarcan y realizan divertidos viajes a la fantástica Cartagena, a destinos holandeses como Aruba y Curazao, siendo el Canal de Panamá su gran atractivo principal. Acá hacen una gira muy singular: en grupos de 60 y 70 ciclistas, con todas las medidas de seguridad, parten desde Amador y recorren el Causeway, la Cinta Costera 3 y 2 y entran al Casco Antiguo hasta la Catedral. Es que hay muchos jóvenes entre los turistas alemanes.

Colón es la puerta del Canal de Panamá. Todos los turistas quieren conocerlo y las giras utilizan la autopista de Panamá-Colón y en menos de una hora están en el Centro de Visitantes de Miraflores. Allí pueden ver la operación de más de 100 años de las esclusas de Miraflores. También pueden abordar barcos como el Tuira o la Fantasía del Mar y navegar las primeras esclusas de su historia y el lago Gatún.

Otros prefieren visitar las más grandes esclusas de Agua Clara, que forman parte del novedoso canal ampliado. Ahora se puede atravesar el nuevo puente del Atlántico sobre el Canal y llegar hasta el Fuerte de San Lorenzo, conocer su historia comercial que atrajo a piratas y sus exuberantes bosques llenos de cientos de especies de aves.

En el periodo mencionado también llegarán Cruceros de Holland American, como el Zuiderdam, o el Vision of The Seas, de la Royal Caribbean de 2050 pasajeros que inicia la temporada regular el 18 de octubre.

En verdad que de este puerto que tiene dos terminales salen cruceros durante todo el año. Esto es así pues el crucero Monarch, de Pullmantur, realiza una operación de Home Port durante todos los viernes del año. Son 52 salidas y es la oportunidad para que el viajero latinoamericano viaje a Panamá, embarque en Colón y conozca el Caribe, uno de los destinos más codiciados del mundo. Desde todas las ciudades de Suramérica, llegan atraídos por esta operación.

Las llegadas de cruceros han sido posibles por la interacción del Puerto de Colón 2000, Puerto de Amador en el lado Pacífico, la Autoridad de Turismo Panamá, entidades de seguridad y la Florida Caribbean Cruise Association (FCCA). Esta última, una entidad fundada en 1972 y que agrupa a más de 14 líneas que operan más de 100 barcos.

Sus informes estadísticos son positivos. Señalan que en el año 2018 viajaron en cruceros 28.5 millones de pasajeros, con un crecimiento del 6.7 % con respecto a las cifras del año 2017. El 50% de ellos son norteamericanos, el 25.1% son europeos; el 20%, asiáticos; y el 3.3%, suramericanos.

Estos últimos, que interesan a la operación home port de Colón 2000, están en franco crecimiento, con un 9.4%.

Panamá aspira a ampliar su operación home port con la salida de otro barco, además del Monarch. Expertos señalan que tiene ventajas consolidadas para lograrlos. Además del Canal, hoteles, carreteras de más de 100 km, tiene giras como el ferrocarril transístmico, las compras en modernos malls y asientos de avión en vuelos directos a las principales ciudades del continente.

Cada pasajero de crucero que desembarca gasta un promedio de $ 125.00, lo que hace que en cada temporada aporte a la economía de 35 a 40 millones de dólares. Otro aporte es que un alto porcentaje de los cruceristas regresan a los destinos en los que desembarcan. Además, estas líneas de cruceros promueven entre miles de agencias de viajes de Estados Unidos y de Europa la oferta de Panamá, destacando al Canal de Panamá, al igual que otros destinos.

Después de 20 años, Colón seguirá recibiendo cruceros y poco a poco la ciudad caribeña va cambiando su rostro con su paseo marino y otras remodelaciones.