Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Cultura

El cabello afro sin estigmas y más espléndido

Aplicación de mascarillas nutritivas, evitar usar secadores, aplicar protector térmico y utilizar champú sin sulfato son algunos de los procesos que se deben ejecutar para mantener sedoso el cabello afro

Aplicar aceite de coco virgen es uno de los métodos para hidratar el cuero cabelludo.Shutterstock

Cuidar el cuero cabelludo es fundamental para mantener una buena salud y resaltar la belleza del cabello. En el caso del cabello afro, su mantenimiento no siempre es tarea fácil. Esta melena requiere de tratamientos específicos, por sus características. De acuerdo con profesionales de la estética, este tipo de cabello, por su volumen y densidad natural, tiende a crear nudos en las puntas y a quebrarse con facilidad. Por ello hay que tomar en cuenta una serie de trucos que lo hará lucir espléndido.

Respecto al lavado, recomiendan que sea una vez a la semana o cada dos semanas con champú y acondicionador humectante, elaborado para cabello seco. Advierten que mientras más se enjuague con frecuencia, disminuye su humectación, dejando la hebra debilitada.

Para nutrir el cabello antes de asear, señalan que se puede aplicar aceite de coco virgen. Luego se debe envolver con un pañuelo, dejarlo actuar, y por último retirar.

La youtuber y bloguera Frizzy Desi sostiene que los productos que contienen siliconas y sulfatos pueden ser perjudiciales para el cabello afro, porque causan sequedad. “Lo mejor es colocar mascarillas nutritivas para que el pelo luzca deslumbrante. No hay que usar secadores, y en caso de utilizarlo es mejor aplicar protector térmico. El trenzado es uno de los estilos que no requieren mantenimiento y hace lucir muy bien”.

Otro de los aspectos importantes es el peinado; las mujeres con melenas afro no pasan desapercibidas, su look frondoso capta la atención, y una de las preguntas más frecuentes es, ¿cómo peinar adecuadamente el afro para que luzca de revista? Expertos de belleza recomiendan utilizar un peine de dientes anchos y desenredar las puntas hacia arriba.

Las trenzas es uno de los estilos que no requieren de mucho mantenimiento.

Orgullo y estilo

“Llevar mi cabello afro representa la aceptación de mis raíces, de mi identidad como afrodescendiente. Estoy feliz porque es un grito de empoderamiento y diversidad”, comenta Estela Rodríguez quien decidió empezar su proceso de transición (pasar su cabello de textura lacia a afro). “En esa etapa descubrí cómo volver a mi cabello natural, a través de la transición y el gran corte”.

Manifiesta que ahora con el cabello afro se siente libre y segura. “Las ventajas ahora que tengo el pelo afro son muchas. Es más versátil, nunca paso desapercibida. Lo mejor es que ya no soy esclava del blower y la plancha, me ahorro esas idas al salón de belleza cada semana”.

Con respecto a su cuidado comenta que al desenredar su melena lo hace con el cabello mojado y con peines de dientes gruesos, para no maltratarlo.

“Me lavo con champú solo una vez a la semana. Si siento el cabello sucio, lo hago solo con acondicionador, es el método conocido como co-wash. Nuestro cabello es muy seco y si lavamos varias veces a la semana con champú se reseca”, expresa, y agrega que al momento de dormir usa un gorro de satín para mantener la hidratación de su cabello. “Las almohadas con funda de algodón absorben la hidratación. También me gusta sellar mi cabello con aceites naturales para mantener la humedad por más tiempo”, asegura.

En cuanto a su look, cuenta que suele aplicar diversas técnicas y colocarse elementos variados como pañuelos, peines decorativos, rulos, moños, trenzas, entre otros.

Jaznel Tamayo es modelo profesional. Actualmente reside en España y participó recientemente en el Fashion Week de ese país.

Pañuelos, peines decorativos, moños y trenzas son algunos elementos para aplicar en el afro.

La modelo reconoce que el método de hidratación es primordial para tener el cuero cabelludo sano. “El afro es mucho más delicado de lo que parece y para protegerlo de la manipulación diaria, hay que peinarlo todos los días. Me hago trenzas, las cuales me duran más de un mes y esto me protege el cabello y al mismo tiempo ayuda al crecimiento”.

En el caso de aquellas mujeres que por una u otra razón no se han atrevido a llevar el cabello afro, Tamayo aconseja que “hay que aceptarse. Tener el cabello afro es una herencia con mucha historia. Si aún no se deciden, tómense el tiempo que requieran, y que en ese lapso investiguen, y muy importante, que amen cada centímetro de su cabello, y ya cuando decidan llevar su afro serán damas empoderadas”.

DIVERSAS TEXTURAS

Los diversos tipos de cabello rizado:

| Tipo 1: Cabello liso

1A: es fino

1B: varía de fino a grueso

1C: es fino con rizos.

| Tipo 2: Cabello ondulado

2A: es cuando el cabello tiene forma de S ligera, no suele tener volumen.

2B: la S está más marcada y empieza más cerca del cuero cabelludo, se puede encrespar y tiende a perder la onda fácilmente.

2C: es grueso, con rizos, pero la melena se encrespa y pierde definición.

| Tipo 3: Cabello rizado

3A: son sueltos, tienen forma de S definida.

3B: tiene más volumen.

| Tipo 4: Cabello afro

4A: suele ser fino y poroso.

4B: los rizos son en forma de Z y el cabello está muy enrollado.