Temas Especiales

04 de Jul de 2020

Cultura

Juan Planells: 'No existe una coordinación entre lo que se imparte en la secundaria y la universidad; debemos trabajar en eso'

Las clases virtuales son una alternativa que se ha implementado en tiempos de coronavirus. Juan Planells, rector de la Universidad Católica Santa María la Antigua (Usma), habla de este tema y expone cuáles son los retos que enfrenta hoy el sistema educativo panameño

Juan Planells, rector de la Universidad Católica Santa María la Antigua (Usma), ha dedicado su vida a tres áreas fundamentales: la construcción como ingeniero civil, administración de empresas y la educación que ha ocupado gran parte de su vida. Ha fungido como profesor de la Usma, hace más de 50 años, desde su fundación en 1965, y fue vicerrector en aquel momento.

Durante la entrevista, Planells comentó que le gustaría seguir en el cargo de rector si se le presenta la oportunidad en el futuro.Larish Julio | La Estrella de Panamá

También fue director del Instituto Nacional para la Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh).

“Cuando se construyó el Canal casi no hubo participación de panameños, el porcentaje fue de 1.2%, el resto fue mano de obra importada. Luego de esto nosotros nos negamos a que en la ampliación ocurriera, de modo que decidimos formar nuestro propio recurso humano y gracias a la acción del Inadeh se capacitaron los técnicos que necesitaba el país. Como resultado, el 92% de la mano de obra que se utilizó en la ampliación fue de profesionales panameños y eso nos llena de orgullo porque demuestra que tenemos la capacidad para atender un proyecto ejemplar como este”, evoca el presidente de la Comisión 20 de diciembre.

Tras aquel episodio, Planells se convirtió en rector de la Usma y después de varios años continúa desempeñándo este rol.

El académico durante su visita a La Estrella de Panamá nos comparte su opinión sobre las transformaciones del sistema educativo en tiempos de coronavirus. Analiza los desafíos y puntualiza los aspectos que se deben reforzar en este tema.

Hemos tenido una sacudida con el Covid-19, ahora se habla del teletrabajo, ¿cree que la educación virtual puede mantener la calidad que posee la educación presencial?

Sin duda con la educación a distancia, si hay una supervisión adecuada, se pueden lograr los mismos niveles de calidad que se obtienen con la educación presencial. Es un cambio y supone que debemos de estar preparados. Los profesores van a laborar bajo un modelo distinto. Considero que de ahí se pueden obtener resultados valiosos, pero efectivamente creo que es la alternativa correcta. Ahora que se está hablando del coronavirus, se comenta de manera equivocada el cierre de las escuelas, eso nunca debe ocurrir porque la educación es un derecho humano y no podemos negarles a los jóvenes el derecho a educarse. Tenemos que hacerlo de acuerdo a las circunstancias porque es conveniente para la salud. No es pertinente para la comunidad estar en aglomeraciones y reuniones.

“Sin duda con la educación a distancia si hay una supervisión adecuada se puede lograr los mismos niveles de calidad que se obtienen con la educación presencial. 
Es un cambio y supone que debemos de estar preparados”
JUAN PLANELLS,
RECTOR DE LA UNIVERSIDAD SANTA MARÍA LA ANTIGUA (USMA)

¿Ahora con la enseñanza a distancia se abre un compás a otro modelo de educación en el territorio nacional?

Así es. Es un cambio importante que tenemos que dar. Cada día es más difícil trasladarse en transporte público y esta es una alternativa. Debemos aprovechar esto al máximo para extender el tema de educación de modo que nos ayude a seguir con las clases.

Hace un momento usted mencionaba el control hacia los estudiantes. ¿Tecnológicamente las universidades y sus docentes están preparados para ejercer la fiscalización que se requiere?

En los últimos años han estado preparándose. Precisamente esta condición actual va a forzar aquellos que no están al día en los métodos de educación virtual a que se pongan al corriente. De alguna manera se dice que la crisis es oportunidad, en este caso con el coronavirus esto nos va a servir para que los profesores y estudiantes desarrollen más esta alternativa y se pueda hacer un trabajo bien hecho partiendo de la base que tiene que estar bien supervisado.

¿Qué plan maneja la Usma?

Vamos a desarrollar videos que se subirán a las redes para que conste que se impartió la clase.

El perfil del estudiante actual no es el mismo de hace 10 años, ¿cómo es el alumno millennial que tiene hoy más distractores en la era digital?

Hay que tener en cuenta lo que ocurre ahora. Los jóvenes hoy día no tienen la paciencia y quieren soluciones rápidas. Esa condición es muy diferente a la que ocurría hace 10 años. Actualmente tienen la posibilidad de ver películas en plataformas como Netflix cuando quieran, si tiene hambre solo llaman a cualquier delivery digital. Con esto se observa cómo a través de la tecnología los jóvenes tienen la solución en sus manos, antes hacer eso suponía un sacrificio. Todas estas transformaciones nos obligan a cambiar la forma en cómo llevamos la enseñanza para que sea más dinámica y atractiva para que despierte la atención de los jóvenes.

El rector de la Usma durante su recorrido en 'La Decana'.

Usted comenta que son esenciales las habilidades blandas en los profesionales. ¿Cree que hace falta reforzar esto en las aulas?

Las habilidades blandas son muy importantes. Al momento que vas ser candidato para un empleo, las empresas realizan pruebas para saber cuál será la forma de comportamiento del individuo, porque lógicamente no quieren un colaborador que no esté en sintonía con los valores de la compañía. Un tema que se analiza mucho en las corporaciones es el liderazgo que es clave en la actuación del empleador actualmente.

¿Considera que hay equidad en la calidad de educación que recibe el estudiante del interior del país en comparación con los alumnos de la capital?

La distribución de los beneficios de la riqueza del país es un problema gravísimo, porque no permite que la educación llegue igual para todos. Definitivamente cuando uno ve los índices, nos damos cuenta de que solo llega a un grupo pequeño y el resto no tiene participación. Es una queja regular cuando se anuncian la cifras de crecimiento económico. Sin embargo, tenemos la vergüenza de mostrar índices de distribución inequitativos en el área del interior de la República. Por ejemplo, las zonas de las comarcas son un foco de inconformidad social en todos los aspectos.

Durante una entrevista usted comentó que la educación se fortalece desde la base. ¿Considera que los estudiantes de los colegios públicos y privados salen bien preparados de los centros académicos?

Hay una barrera importante que tenemos que resolver y se está solucionando con cursos propedéuticos que ajustan la formación que el estudiante trae de secundaria y se acopla a lo que se requiere en la universidad. No existe una coordinación entre lo que se imparte en la secundaria y la universidad; debemos trabajar en eso.

Es evidente que hace falta una reforma a la educación, mientras esto ocurre, ¿qué pasa con el perfil del universitario que tiene que enfrentarse con profesionales extranjeros que provienen de países con mayor calidad educativa que la nuestra?

En cierta medida se exagera esa condición. En algunos casos se prefiere traer a profesionales de afuera para ocupar algunas posiciones en Panamá. Los empresarios que utilizan la alternativa de traer a extranjeros al país deben involucrar a la empresa con la escuela, donde el instituto de enseñanza pueda conocer cuál es la demanda, qué es lo que se necesita y a quién. De esta manera podemos garantizar buenos resultados. El compromiso real del desarrollo económico es con los panameños. Claro que se puede solicitar apoyo de profesionales de otros países, siempre y cuando dejen los conocimientos para que los nacionales los aprovechen. Si analizamos nuestra historia, Panamá se ha desarrollado por la traída de profesionales que vienen de afuera, incluso en el área de la educación. Esto tiene que servir para mejorar la capacidad de los panameños para que ocupen más y no para reemplazar sus plazas de empleos.

Actualmente hay saturación en las carreras. ¿Siendo rector de la Usma qué está haciendo para orientar al estudiante?

Tenemos el programa de orientación vocacional. Los jóvenes tienen que saber en qué entorno van a desempeñarse y efectivamente coincido en que las áreas están saturadas, y eso hay que explicárselo. Es importante darle las cifras para que vean cómo está el panorama en el mercado laboral.

Para finalizar, ¿con respecto a su postulación como rector qué nos puede decir?

No solo he tratado de cumplir con mis deberes, también lo he disfrutado y he podido aprovechar estos años para ofrecer cambios que modernicen la educación y mejoren la oferta formativa en la Usma. En el futuro veremos si tengo la misma oportunidad de seguir ofreciendo ese conocimiento para lograr mantener los cambios que se han introducido en la oferta universitaria y fortalecerlos. Me siento muy satisfecho y con la esperanza de seguir trabajando por los jóvenes de la sociedad panameña.