Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Cultura

Los desafíos por preservar el medio ambiente

Desde la década de 1960 empezaron los primeros movimientos para conmemorar el Día de la Tierra. En la actualidad, activistas, organizaciones y entidades buscan establecer estrategias para contrarrestar los daños que amenazan al ecosistema

El senador estadounidense Gaylord Nelson instauró este día para crear conciencia común a los problemas de la producción de contaminación y la conservación de la biodiversidad.Pixabay

Hoy se conmemora el Día de la Tierra, una fecha que nos lleva a reflexionar sobre el panorama que estamos viviendo actualmente, y que se traduce en altas temperaturas, abundantes desperdicios dentro del ecosistema marino, afectaciones en áreas boscosas producto de la tala indiscriminada de árboles, contaminación del aire producido por diversos agentes tóxicos, entre algunos de los crueles escenarios que enfrentamos, y que poco a poco el mismo ecosistema le irá pasando factura a los seres humanos.

En un informe que presentó el año pasado la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) se demostró que en Japón se efectuó una intensa ola de calor que provocó más de 100 víctimas mortales y 18,000 personas ingresaron a centros hospitalarios. El país asiático no fue el único que resultó perjudicado, ya que, en Francia, se registraron 20,000 casos en los hospitales donde individuos se presentaban para tratar dolencias relacionadas con el calor, entre junio y septiembre; y durante dos importantes olas de calor se produjeron 1,462 muertes en las regiones afectadas, según reportó la revista Semana.

En estos tiempos tomar conciencia sobre el medio ambiente ya no es una opción, es un requisito indispensable para salvaguardar el planeta y la vida de todas las especies que habitamos aquí. Antes el cambio climático era visto como una posibilidad que tarde o temprano podía traer graves consecuencias, sin embargo, cada día observamos cómo forma parte de nuestra realidad.

El año pasado las intensas temperaturas hicieron estragos causando sequías, descongelamiento en la Antártida, lo que alertó a todos los países. 2019 se convirtió en uno de los años más calurosos.

Semana reseñó en un artículo que el estudio de la OMM reportó una temperatura media mundial de 1,1°C por encima de los niveles preindustriales estimados, un valor que fue superado en 2016 cuando el fenómeno de El Niño agravó el aumento de la temperatura mundial vinculado a la tendencia general al calentamiento.

Acción y sostenibilidad

De acuerdo con la BBC, Climate Analytics indicó que Argentina, México, Brasil y Costa Rica son los países que muestran avances para contrarrestar el daño y mejorar las condiciones del medio ambiente. En el caso del país tico, tiene como meta antes de 2021 lograr que su electricidad provenga de fuentes 100% renovables.

En este escenario, Panamá también busca sumar esfuerzos e implementar iniciativas que creen conciencia de la conservación al ecosistema. El Gobierno y las organizaciones sin fines de lucro continúan en la batalla difundiendo campañas y efectuando actividades que promuevan el cuidado de la fauna y la flora. Aunque se han dado pequeños pasos, “todavía hace falta seguir trabajando”, de acuerdo con Alida Spadafora, consultora y especialista ambiental.

“Ahora se ha elevado mucho más la conciencia sobre la protección 
del medio ambiente y hay que seguir impulsado este tema”
ALIDA SPADAFORA
ESPECIALISTA AMBIENTAL

“Uno de los mayores avances para el país, en la parte institucional, es haber logrado tener un Ministerio de Ambiente, también que contemos con estudios que midan el impacto ambiental, tener diversas áreas protegidas en el territorio nacional”, reconoció.

“Ahora se ha elevado mucho más la conciencia sobre la protección del medio ambiente y hay que seguir impulsado este tema. En la actualidad se está protegiendo más la vida silvestre, aunque falta mayor vigilancia y concienciación. Sobre el tema marino costero, ahí tenemos algunos problemas porque tenemos áreas protegidas, pero están por debajo de la media. Lo bueno es que poco a poco vamos teniendo avances”, destacó.

La especialista ambiental manifestó que se debe tomar control del uso adecuado de los recursos. “Se utiliza mucha agua y se desperdician muchos recursos materiales, y esto se nota por la gran cantidad de residuos que desechamos. Antes del Covid-19 se había registrado un alto consumo y hay muchos desperdicios. Consecuentemente tenemos una alta contaminación por basura, también por aguas residuales y agroquímicos”.

“Ahora se está haciendo un poco más de reciclaje, ya existe más concienciación sobre el tema de los plásticos. Es un gran logro para Panamá establecer el uso de bolsas reutilizables. Igual contamos con la ley basura cero que necesita una reglamentación por parte del ministerio”, indicó.

La ambientalista aseguró que para estar a la vanguardia en la conservación ambiental hay que tener una mejor educación sobre el tema. “Con esta acción podríamos lograr muchas cosas en Panamá. Lo más importante es que reduzcamos la huella negativa que estamos dejando en la Tierra en cuanto al uso del agua y de otros recursos. Hay que transformar nuestra huella a positiva y eso lo podemos hacer consumiendo menos materiales, reciclando, plantando árboles, y al educar a la familia”.

Por su parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) mantiene en el territorio nacional estrategias enfocadas en movilizar recursos para mejorar la gestión medioambiental y ayudar las economías “verdes” en desarrollo, afrontar las amenazas cada vez mayores del cambio climático, crear capacidad local para una mejor gestión del medio ambiente y para distribuir energía y agua limpia de modo sostenible y crear conciencia sobre el medio ambiente en las bases de todo planeamiento de desarrollo.

El PNUD destacó, en su portal web, que trabaja de cerca con otros órganos de la ONU y con organismos internacionales. Junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) y el Banco Mundial, el PNUD es uno de los principales organismos responsables del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el mayor fondo a nivel mundial para proteger el medio ambiente. Además, con su iniciativa sobre la pobreza y el medio ambiente conjunta, el PNUD y el Pnuma están trabajando para ayudar a que los países integren el medio ambiente en sus estrategias de reducción de la pobreza.

Una de las zonas que busca proteger el programa es el área rural, donde trabaja en alianza con el Ministerio de Ambiente, para la implementación de planes de manejo en áreas clave como el Parque Nacional Darién, y la Autoridad del Canal de Panamá. También ha apoyado los procesos comunitarios de organización que faciliten la comprensión de los residentes de las áreas sobre su valor en importancia.

También el PNUD apoya el entorno urbano, donde contribuye a la ejecución de estudios y obras en el marco del proyecto de saneamiento de la bahía de la ciudad de Panamá, la cual actualmente presenta índices de contaminación generados por las aguas residuales provenientes de los residentes, establecimientos industriales y comerciales del área.

El día de la tierra 2020 ahora será digital