Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Cultura

La ciencia intenta explicar la resistencia de los niños al Covid-19

Algunas de las teorías establecen que el sistema inmunológico de los infantes está entrenado para enfrentar a los coronavirus y que es lo suficientemente fuerte para mantener una infección bajo control

Especialista: los niños infectados pueden estar asintomáticos o presentarse con fiebre y tos seca.Pixabay

La Asociación Latinoamericana de Pediatría (Alape) indica que los niños presentan alrededor de ocho a diez gripes por año, causadas por el rinovirus (agentes autores del resfriado común) y otros tipos de coronavirus. Bajo este panorama, Carolina Salvador, médica pediatra ecuatoriana señala al diario El Universo que “el sistema inmunológico o de defensa –de los niños– está de alguna manera entrenado, y al llegar el nuevo coronavirus el cuerpo recuerda cómo responder”.

Desde la aparición de la enfermedad del nuevo coronavirus (Covid-19), causada por el virus SARS-CoV-2 (síndrome respiratorio agudo severo), especialistas de Asia, Europa y América afirman que los infantes tienen afectaciones menos severas que los adultos e investigan las razones por las que, aparentemente, este virus es un poco más condescendiente con los niños y adolescentes

“Afortunadamente, hasta ahora los niños se han librado de los síntomas más graves de la enfermedad”, sostiene António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas.

En Panamá, Xavier Sáez-Llorens, infectólogo y pediatra, señala que “los niños parecen ser respetados por esta infección. Hay varias teorías o especulaciones científicas que indican que ellos no están sufriendo esta enfermedad como los adultos mayores”.

Según la pediatra ecuatoriana “una de las teorías de porqué los niños presentan la enfermedad más leve es que su sistema inmune está de alguna forma 'acoplado' a este tipo de virus”.

Las afirmaciones de los profesionales están respaldadas por los hechos en torno al contagio de los infantes en el mundo.

La Sociedad Argentina de Pediatría hizo público un documento elaborado por los comités de la institución, directamente involucrados en la prevención y el manejo de la pandemia por Covid 19, en su capítulo pediátrico. El escrito establece que “hasta el momento (24/03/2020), todos los casos pediátricos con infección confirmada por Covid-19 por laboratorio presentaron cuadros clínicamente leves o moderados”.

“Inmersos en entornos escolares, los niños pueden estar constantemente generando anticuerpos contra estos pequeños patógenos, y esos anticuerpos pueden ser lo suficientemente versátiles como para combatir el nuevo coronavirus”
KANTA SUBBARAO
VIRÓLOGA Y MÉDICA PEDIÁTRICA

“Los niños infectados pueden estar asintomáticos o presentarse con fiebre y tos seca, pocos tienen síntomas de las vías respiratorias superiores, como congestión nasal y rinorrea; algunos pacientes presentaron síntomas gastrointestinales que incluyen molestias abdominales, náuseas, vómitos y diarrea hasta en un 10%”, detalla el documento dirigido a los miembros de la Sociedad Argentina de Pediatría.

“La mayoría de los niños infectados”, añade el texto, “tienen manifestaciones clínicas leves y cursan sin síntomas de neumonía con una enfermedad de buen pronóstico. La mayoría de ellos se recuperan en una a dos semanas después del comienzo de la enfermedad”.

La urgencia sanitaria debido a la pandemia provocada por el nuevo coronavirus también llevó al Comité Editorial de Anales de Pediatría de España a solicitar al grupo de trabajo de la Asociación Española de Pediatría para el brote de infección por coronavirus, un artículo especial.

“Los primeros trabajos publicados con casos pediátricos procedentes de China corroboran la impresión de que los niños no sufren una afectación tan grave como algunos pacientes adultos. Los pocos casos de pacientes españoles publicados en este número confirman este hecho”, son algunas de las conclusiones del documento.

Eric Rubin, investigador y médico de enfermedades infecciosas en la Escuela de Salud Pública de Harvard y jefe editor del New England Journal of Medicine, dice a National Geographic que “es muy probable que los niños se vean menos afectados”. Un patrón similar a este ocurrió con el brote del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) y en 2012 con el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés), estas dos enfermedades respiratorias graves, también causadas por coronavirus, parecían en gran medida perdonar a los niños.

Otra de las explicaciones sobre el porqué el organismo de los niños le hace mejor frente al nuevo coronavirus tiene que ver con su sistema inmunológico.

“Los adultos pueden sentir los efectos de Covid-19 más severamente que los niños porque su sistema inmunológico no puede encontrar el punto medio entre una respuesta insuficiente y excesiva”, dice Rubin.

Gary Wing Kin Wong, neumólogo pediátrico de la Universidad China de Hong Kong y autor de un estudio reciente sobre la prevalencia de Covid-19 en niños, explica a National Geographic que después de algunos años, el sistema inmunitario de los niños puede alcanzar una especie de estado justo, creciendo lo suficientemente fuerte como para mantener una infección bajo control sin reaccionar de forma exagerada. Muchos de los peores casos de Covid-19 en adultos parecen ser el resultado de respuestas inmunes hiperactivas que terminan destruyendo las células sanas junto con las infectadas, lo que puede ser menos común en los niños. Wong compara estos ataques sin restricciones con el envío de un batallón completo de tanques para tratar con dos ladrones que roban una casa: “Terminas destruyendo todo el pueblo”.

Kanta Subbarao, viróloga y médica pediátrica de enfermedades infecciosas en el Instituto Peter Doherty para la Infección e Inmunidad en Melbourne, coincide con la pediatra ecuatoriana Carolina Salvador.

Subbarao considera que la exposición previa a coronavirus más leves favorece a los infantes a la hora de enfrentarse al Covid-19. “Inmersos en entornos escolares, los niños pueden estar constantemente generando anticuerpos contra estos pequeños patógenos, y esos anticuerpos pueden ser lo suficientemente versátiles como para combatir el nuevo coronavirus”, le dice Subbarao a National Geographic.

Síndrome inflamatorio y la enfermedad de Kawasaki

Pese a la resistencia de los infantes al coronavirus, enemigos de su salud no dejen de surgir. Aunque raro, el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico ha llevado a varios niños en países como Estados Unidos e Italia a la unidad de cuidados intensivos. La agencia de salud de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aclara que algunos han dado positivo por Covid-19 y otros no.

Se trata de una afección inflamatoria multisistémica con características similares a la enfermedad de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico.

“Algunos niños han dado positivo para el Covid-19 y otros no, entonces realmente no podemos confirmar si está asociado o no. Es por ello por lo que necesitamos recolectar información estandarizada; se trata de un síndrome que es raro que ocurra, pero cada vez recibimos más informes al respecto”, apuntó la doctora Maria Vankherhove de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El director de emergencias de la OMS, el doctor Mike Ryan, recalcó que los padres de familia deben saber que la aparición de estos casos no significa que la enfermedad del coronavirus haya cambiado la manera en la que afecta los niños.

Ryan puntualizó que es vital aclarar hasta qué punto este síndrome inflamatorio está relacionado con el Covid-19, y si está causado por el virus o por la respuesta inmune, para poder desarrollar un tratamiento.

“Síndromes como el de Kawasaki y el síndrome de shock tóxico son muy raros, ocurren en todas las poblaciones, pero con una incidencia muy baja. Es algo así como el síndrome de parálisis flácida aguda, que lo utilizamos para definir que un niño tiene una enfermedad paralítica, y luego les hacemos pruebas para el virus de la polio, y solamente en pocos casos lo encontramos. En este caso necesitamos buscar el grupo de síntomas que hay, y entender qué los está causando; puede que no todos sean por el Covid”, dijo.

En cuanto a la enfermedad de Kawasaki, los expertos señalan que es una afección que causa inflamación (hinchazón y enrojecimiento) en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo.

Afecta con mayor frecuencia a niños menores de 5 años. Cuando los síntomas se detectan pronto y se tratan, los niños con la enfermedad de Kawasaki empiezan a encontrarse mejor en unos pocos días.