Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Cultura

La sobreexposición digital: variables y consecuencias

Especialistas en salud mental aseguran que de no controlarse la sobresaturación digital, podría desencadenar cuadros de estrés, ansiedad y afectaciones en el sueño

Expertos señalan que en esta época de confinamiento ha aumentado significativamente la sobresaturación digital que está relacionada con el teletrabajo, consumir contenido en streaming, capacitaciones virtuales o estar en constante comunicación a través de distintas aplicaciones.

Psicólogos aconsejan alejarse de los dispositivos digitales, al menos 15 o 20 minutos al día.Pixabay

De acuerdo con la psicóloga Lesbia González, la exposición excesiva a lo digital puede ser producido por la necesidad de estar “siempre conectados”; sin embargo, advierte que esto puede tener secuelas.

“Si el individuo está expuesto demasiado a algo, no le hará bien a su salud mental. Estar frente a aparatos digitales exige un mayor esfuerzo por parte del sistema nervioso central. Un hecho es que ahora, en medio de la pandemia, se han reforzado las actividades tecnológicas”, explica la especialista, quien agrega que “las personas que no puedan controlar la sobresaturación presentarán cuadros de estrés, ansiedad y afectaciones en el sueño”.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, en la vida de una persona, aproximadamente entre seis y ocho horas estarán dedicadas a las redes sociales, y estas métricas podrían aumentar a causa de la cuarentena.

Datos de Global Index indican que en América Latina los internautas pasan, en promedio, tres horas o más conectados a las redes sociales.Cedida

El joven Alexis Muñoz utiliza la computadora aproximadamente 12 horas al día, se ha vuelto parte de su cotidianidad. “Tengo que estar conectado ocho horas diarias por trabajo, y estoy en un curso de 6:00 a 10:00 de la noche. Hay días que la vista se me cansa por el uso constante de la computadora y debo tomar un descanso por unos minutos. Ahora en cuarentena he invertido más tiempo en actividades que requieren la interacción con dispositivos electrónicos como: ver películas, jugar videojuegos, estar más tiempo en redes sociales, incluso cuando quiero leer, estudiar o investigar un tema, lo hago por medio de internet”, relata.

Datos de Global Web Index indican que, a nivel global, los internautas en América Latina pasan en promedio tres horas o más conectados en redes sociales.

Estar todo el tiempo con el celular puede parecer inofensivo; sin embargo, expertos aseguran que existe la posibilidad de que el individuo pueda desarrollar casos más graves, como la nomofobia (miedo irracional a permanecer en un intervalo sin el celular).

El diario españolLa Vanguardia en uno de sus artículos remarca que científicos de Hong Kong y Seúl han sugerido que esa ansiedad por la separación del celular puede estar determinada por “la dependencia que se tiene del teléfono para crear, almacenar y compartir los recuerdos personales”.

La Organización Mundial de la Salud afirma que una persona dedica en promedio, durante su vida, de seis a ocho horas a las redes sociales.Pixabay

Para evitar que esto suceda, González registra que es necesario establecer límites. “Hay que saber cuándo es relevante la información que estoy recibiendo a través de estos dispositivos. Es importante hacer un time off, es vital alejarse de lo digital, al menos 15 o 20 minutos al día”, arguye.

¿Cómo establecer límites?

“Al inicio de la cuarentena por motivos de trabajo estaba todo el tiempo conectada. Definitivamente que desde casa se labora más y las tareas que me asignan sobrepasan las ocho horas. Aunque al, principio no percibí afectaciones por el uso constante de herramientas digitales. Posteriormente, esto fue causándome dolores de cabeza muy fuertes. Considero que es importante tomar un receso. Desde que lo he hecho me he sentido mucho mejor”, cuenta Yaris de Córdoba.

El psicólogo Alejandro Carrasquilla comenta que evitar el apego a los aparatos digitales es necesario, y sostiene que para lograr este objetivo, primero debe conocer cuáles son las prioridades. “Lo mejor es actuar en el momento oportuno, antes de que esto rompa el equilibrio emocional y psíquico. Es recomendable meditar, dibujar, hacer ejercicios, los tres son de gran ayuda. Se debe evitar a toda costa hacer actividades que estén relacionadas con las pantallas móviles o el computador”.

Por su parte, González puntualiza que no existe un tiempo límite para interactuar con dispositivos digitales. “Cada ser humano es distinto. Lo que realmente importa es la capacidad del individuo para entender sus límites en las conexiones online”

La psicóloga advierte de que hay que estar alerta cuando una persona se siente mareada, cansada, no duerme o simplemente no puede desconectarse de lo digital, porque esto indica que ya tiene una adicción. “Hay que establecer horas reglamentarias de descanso. Estar mucho tiempo frente a los artefactos tecnológicos minimiza el sueño. Si no se duerme lo suficiente, hay consecuencias en la salud mental y física”.

Otros especialistas recomiendan mantener el escritorio del ordenador limpio, no leer correos, no mirar mensajes en Whatsapp y evitar leer artículos en línea en horas de reposo.