Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Cultura

5 pasos prácticos para fortalecer tu mente en tiempos de crisis

Si hay algo que he aprendido con 36 años es que muchas veces nuestro presente no es un reflejo de nuestra capacidad. Hay una excesiva cantidad de personas inteligentes que no se pueden dar el lujo de arriesgarse a iniciar un negocio, sin considerar las consecuencias

Ser “nosotros mismos” es un privilegio. Esto significa perseguir nuestra pasión, nuestros intereses y nuestro camino sin pedirle permiso a nadie. Mientras esto suena sexy en los oídos de nuestro espíritu rebelde, la realidad muchas veces está en total desacuerdo con nuestros propósitos.

Mientras arriesgarse quizá no sea una opción para muchas personas, rendirse tampoco lo es.Pexels

La verdad incómoda sobre vivir la vida que queremos, es que muchas veces tendremos que trabajar en lugares que no nos valoran, por un sueldo muy por debajo del que merecemos, para un jefe manipulador ¿Es esto el sueño ideal? No, pero para muchas personas es su día a día.

Si hay algo que he aprendido con 36 años es que muchas veces nuestro presente no es un reflejo de nuestra capacidad. Hay una excesiva cantidad de personas inteligentes que no se pueden dar el lujo de arriesgarse a iniciar un negocio, sin considerar las consecuencias.

Vivo en Venezuela, sé lo que es vivir rodeado de incertidumbre.

Hoy estamos atravesando por una situación donde las personas pasan hasta 5 días para llenar su carro con gasolina, la electricidad se va por hasta 8 horas y hoy, por ejemplo, un taxi, por un traslado de 5 kilómetros me cobró USD $8. Ten en cuenta que el sueldo mínimo en este país es de USD $3.

Para la persona promedio que vive el día a día, es una batalla campal por la que su espíritu debe atravesar para mantenerse de pie en medio de esta guerra.

Muchos de mis amigos tuvieron que irse del país. Aquellos con hijos hicieron lo humanamente posible por mantenerse, hasta que ser humanos, no fue suficiente. Se fueron con un corazón roto, un espíritu quebrado y una esperanza desgastada. En tiempos de crisis, una buena actitud no te da de comer.

Debemos ser personas prácticas con ideas sólidas que puedan llegar a la acción con poco presupuesto, para en muchas ocasiones intentar sobrevivir con algo de dignidad. Esta es la realidad para muchos iniciando un negocio en tiempos adversos, por esto insisto, nuestro presente no es señal de nuestra capacidad. Que una persona tenga poco, no significa que sea poco.

Sin embargo, debemos mantener la esperanza hasta que nuestro esfuerzo traiga consigo oportunidades óptimas que podamos usar a nuestro favor.

Mientras arriesgarse quizá no sea una opción para muchas personas, rendirse tampoco lo es.

Estos son 5 pasos prácticos para fortalecer nuestra mente, descubrir nuestro lado heroico y construir un mejor futuro sin darnos por vencidos en el camino.

1. Elige ejercitarte:

Escoge una hora en específico en la que vas a realizar algún tipo de entrenamiento. Desde caminar hasta seguir una rutina por internet; quien decide sudar, le entrega a su cerebro la suficiente energía para tomar mejores decisiones. Jamás he visto a una persona que entrene, sentir lástima por sí misma.

2. Desliza con intención:

Las redes sociales terminan siendo, en muchos casos, un arma que apuntamos contra nosotros mismos. Decimos utilizarlas para distraernos tras un largo día de trabajo, pero mientras deslizas hacia arriba tu cerebro se compara, te hace sentir menos y te hace querer lo que otros tienen, llevándote a ignorar lo que sí tienes.

Debes prestarle atención a este patrón mental. Si las vas a utilizar, hazlo para aprender, estudiar o hasta crear nuevas relaciones que te abran puertas, pero nunca para cuestionarte.

3. Disfruta el café:

Inicio mi día con mi bebida favorita mientras leo por unos 20 minutos mi libro de la semana. ¿Hay combinación más perfecta? Toda persona debe descubrir qué es aquello que lo prepara para iniciar su día con fuerza. Para algunos es correr, para otros es meditar, orar, etc. Quien sabe cómo iniciar su día, ha ganado.

4. Regala algo:

Dar sin esperar algo a cambio es la manera más directa de operar desde una mentalidad de abundancia y renunciar a la escasez. Cada 3–6 meses reviso mi closet, todo aquello que no haya usado en este tiempo, lo regalo a personas que lo necesitan. Esto capacita a mi mente en nunca sentirse menos, siempre tengo algo para dar.

5. Apoya a alguien:

Ayudar a otro en sus problemas entrenará a tu cerebro en buscar soluciones. No encontramos nuestra propia solución por estar involucrados emocionalmente con el resultado. Apoyar a otro te enseñará a pensar con objetividad.

La meta es crear una versión heroica de nuestra identidad en la que nadie espera que nos convirtamos por la situación que nos rodea. Crear a este prototipo de persona que no baje los brazos, que no pierda la fe y que no se rinda frente a la crítica.

Debemos surfear la ola que nos toque. Mientras unos deciden emigrar de su país, otros deciden quedarse, cada quien tiene la razón porque cada quien es dueño de su vida. Nunca sabremos el tamaño de la necesidad por la que alguien tuvo que pasar. Lo que sí es cierto es que a cada uno de nosotros le fue entregada una voluntad, solo debemos fortalecerla para no ser presa del temor, la indecisión o la desesperación.

Descubrir al héroe es un proceso mental, debemos vernos cara a cara con nuestra realidad, sin dudar de nuestra genuina capacidad.