Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Cultura

Guardianes de la democracia

El cuerpo de Delegados Electorales, entidad creada para devolver la confianza en el Tribunal Electoral, luego de los eventos que trajeron la vuelta a la democracia, cumple 30 años de trabajo ad honorem con el apoyo y respeto de la ciudadanía

Guardianes de la democracia

El Cuerpo de Delegados Electorales (CDE), integrado por alrededor de 900 hombres y mujeres, celebra hoy, 10 de enero de 2021, sus 30 años de trabajo ad honorem por la pureza y consolidación de la democracia panameña.

Los delegados electorales son los representantes de los magistrados del Tribunal Electoral (TE) ante los gobernadores, alcaldes, corregidores y la Fuerza Pública en la tarea de vigilar, garantizar la paz, el orden, la seguridad y transparencia en los eventos electorales.

El CDE fue creado mediante el Decreto 2 del 10 de enero de 1991, emitido por el Tribunal Electoral y posteriormente elevado a rango de ley en 1992.

Guardianes de la democracia

La génesis

Roberto Lombana, primer presidente del CDE (1991-1993), indicó que en 1990, luego de la invasión estadounidense que derrocó la dictadura militar de Manuel Antonio Noriega, había dos instituciones de las que el ciudadano desconfiaba: la Fuerza Pública y el Tribunal Electoral.

En la tarea de devolver la credibilidad a la actividad electoral, Panamá recibió apoyo y asesoría de Costa Rica, país que había implementado con éxito la figura del delegado electoral desde 1948, explicó Lombana.

Los tres magistrados del Tribunal Electoral, Eduardo Valdés Escoffery, Dennis Allen y Guillermo Márquez Amado, lograron una reunión con el presidente tico, Rafael Ángel Calderón Fournier, para solicitarle que compartiera con el presidente panameño, Guillermo Endara Galimany, su experiencia con los delegados electorales costarricenses.

Guardianes de la democracia

“Necesitábamos ese endoso para darle confianza a nuestro presidente en la creación de tan innovadora idea en Panamá, pues existía alguna resistencia de darle rango de ley a un grupo de personas que serían voluntarias para mediar en la política partidista panameña”, recordó el magistrado Valdés Escoffery.

Endara y la Asamblea Legislativa prestaron todo su apoyo y convirtieron al CDE en ley de la República.

Exitoso debut

La prueba de fuego del grupo fue el 27 de enero de 1991 en corregimientos y circuitos que, por motivos del fraude electoral de mayo de 1989, no tuvieron resultados.

Guardianes de la democracia

Se reunió a jóvenes —entre 18 y 23 años— pertenecientes al Patronato de la Juventud Rural (Panajuru), miembros de clubes cívicos, centrales obreras y panameños comprometidos a que actuaran como observadores. Resultó un éxito y se recibió el beneplácito de la ciudadanía y los partidos políticos.

A partir de enero de 1991, los legendarios hombres y mujeres de chaleco azul y borde amarillo, gorra y logo del Tribunal Electoral, han sido garantes en el referéndum de 1992, elecciones generales de 1994 (ganador Ernesto Pérez Balladares), referéndum de 1998; elecciones de 1999 (Mireya Moscoso); comicios 2004 (Martín Torrijos); referéndum de 2006, elecciones 2009 (Ricardo Martinelli); elecciones 2014 (Juan Carlos Varela) y los comicios del 2019 (Laurentino Cortizo).

El sólido prestigio ganado como “amigables componedores” los ha llevado a participar en actividades internas de los partidos políticos: primarias, directorios, juntas directivas y debates presidenciales.

Fausto Fernández, actual presidente del CDE

Organización

Hasta la fecha, los presidentes del CDE han sido Roberto Lombana (1991-1993), Manning Suárez (1993-1994), Juan Francisco De la Guardia (1994-1995), Flavio Méndez (1996-1997), Rosina Ciniglio (2004) y Fausto Fernández (1998 a la fecha).

EL CDE es un grupo dinámico y profesional, con una mística cimentada en el voluntariado. compromiso, transparencia e imparcialidad.

Los requisitos para ser delegado electoral son: ser panameño mayor de 18 años de edad, no haber sido condenado por delito común o electoral, no pertenecer a ningún partido político, en formación o constituido.

El TE los apoya a través de una oficina administrativa de enlace en la sede central de Ancón. Se les asigna un presupuesto anual de funcionamiento y también reciben apoyo de las direcciones regionales de Organización Electoral para sus reuniones provinciales.

Los aproximadamente 900 delegados electorales están distribuidos en todo el territorio nacional y son dirigidos por un coordinador provincial.

Capacitación

El CDE es dirigido por una junta directiva de nueve miembros, además de una junta consultiva y otra ampliada por directores provinciales.

Reciben capacitación en mediación, valores, primeros auxilios, educación cívica, capacitación en legislación electoral y hay propuestas de hacer un diplomado de actualización en materia electoral.

Después de los eventos electorales, el presidente Fausto Fernández se reúne con los delegados electorales de todas las provincias para agradecer y hacer una evaluación del trabajo realizado.

La máxima satisfacción de Fernández y de su equipo de trabajo es dejarles a las nuevas generaciones un sistema electoral creíble, que permita escoger con plenos derechos democráticos a las personas que dirigirán los destinos de la Nación cada cinco años.