Temas Especiales

16 de May de 2022

Cultura

La ciudad de Panamá, a través del arte

El MAC Panamá inauguró la muestra 'Mi nombre es Legión, retratos de una ciudad que es muchas, primera propuesta ganadora de la convocatoria Abordajes, con obras de la colección del museo

La ciudad de Panamá, a través del arte
Un mapa y diversas obras muestran la evolución de la ciudad de PanamáErick Marciscano | La Estrella de Panamá

No es usual ver un museo pleno de actividad en la tarde de un viernes. Al menos no en la ciudad de Panamá, pero al parecer, algunas cosas están cambiando de forma interesante. Los viernes tampoco son fechas seleccionadas para la inauguración de una muestra, regularmente se tienen otros planes para el arranque de fin de semana, sin embargo, el primer día de exhibición de 'Mi nombre es Legión, retratos de una ciudad que es muchas', curada por Darién Montañez, despertó la curiosidad de muchos y promete llamar la atención de muchos más.

Esta exposición es la segunda que se inaugura en el mes de septiembre y la primera que se presenta como ganadora de la convocatoria Abordajes: Becas de Investigación - Colección MAC" hecha por el MAC Panamá, el pasado mes de enero del presente año, y que finalizó el 25 de febrero.

“Desde niño mi mamá me traía al MAC y las piezas las conocía tanto como un 'pelaíto' las puede conocer”, cuenta Montañez. Asiduo al museo, y habiendo hecho investigaciones y trabajado anteriormente en algunas propuestas para galerías y centros de interpretación, decidió presentar su propuesta.

“Mi propuesta era utilizar la colección para echar cuentos de la ciudad. Ver qué había en la colección y cómo podía hacer una selección entre ese montón de piezas y organizarlas de manera de detectar temas sobre cómo es la ciudad de Panamá, cómo llegó a ser lo que es, esas historias que uno puede leer en la ciudad, que tal vez están allí presentes pero que no están tan a flor de piel”, detalla el curador.

La ciudad de Panamá, a través del arte
Panamá la pintoresca muestra grandes contrastesErick Marciscano | La Estrella de Panamá

La exhibición, dividida en temáticas distintas, están basadas “en este símil de la ciudad de Panamá, en la cual vivimos y por la cual transitamos todos los días casi sin poner atención, y el MAC y su colección que también está allí, pero que no tiene un papel tan protagonista como podría tener”.

Montañez ha utilizado las piezas de la colección del MAC para contar, hablar de historia, arquitectura, urbanismo y arte, sin tener la guía de una voz autoritaria que dicta cómo ha sido esta dinámica. “La interpretación del arte no se basa en una verdad, no es algo que va en una sola vía es algo para hacerse mejores preguntas porque en el instante en que descubre cosas, tal vez te vas con más preguntas y nuevas, palabras fechas o eventos que googlear”, sostiene.

No trata de plantear un mapa o estructura de la ciudad, más bien, establecer, a través de una investigación, puentes entre los materiales, texturas y colores de una pieza particular y el momento histórico en que se hizo cada pieza”.

Dividida en siete secciones que abordan distintos ejes temáticos que no sólo son históricos, si no también sociales, económicos, políticos y arquitectónicos, Montañez ha estructurado una conversación con ochenta obras de la colección del museo que incluyen consagrados artistas como Alfredo Sinclair, Mario Calvit, al Sprague, Coqui Calderón, Julio Zacchrisson e incluso el mexicano Rufino Tamayo y jóvenes exponentes del arte nacional que no cuentan con obras dentro de la colección como Rachel Mozman, Donna Conlon, Ana Elena Garúz y Jonathan Harker.

La ciudad de Panamá, a través del arte
Darién Montañez, curador de la muestra

Cada una de estas secciones está anclada aun texto introductorio y un mapa relacionado al tema específico. Los textos curatoriales no son extensos, cada una de las obras es comentada con apenas un par de oraciones que no necesariamente describen la obra, pero que sí le otorgan un contexto en un momento o situación particular.

Desde la ubicación del museo y la evolución que ha tenido su edificio hasta un gran mapa que describe cómo se llevó a cabo el crecimiento y evolución de la ciudad de Panamá, la exhibición es un recorrido que lleva a comprender, en algunos casos y en otros a cuestionar, momentos, actitudes y decisiones.

San Felipe se abre a los arrabales de Santa Ana, El Marañón y El Chorrillo. La Exposición se extiende luego a Bella Vista y Paitilla. Nacen las primeras periferias: San Francisco y Bethania y más adelante nos encontramos con un mar de casas que han ocupado espacios al este, norte y luego oeste. Montañez nos invita a ver Panamá la pintoresca, Panamá la litoral, Panamá dividida y Panamá traumatizada. Porque una ciudad se conforma de todo aquello que le toca vivir.

Un zócalo verde, similar a los que vemos pintados en las escuelas públicas y obras que compiten por la atención entre muchas otras, diferencia esta muestra de cualquier otra que se haya presentado en el MAC. “los panameños tenemos una relación amor-odio con el enchecheramiento”, reconoce Montañez, y su intención, fue justamente hacer una versión un poco más limpia de estas acumulaciones, bastante típicas en residencias y en áreas completas. “Quería presentar algo tan abrumador como la ciudad, y meterse en una colección de arte también es abrumador”, explica. Y parte de la ciudad, son también esas contradicciones que la hacen tan especial y única.

La ciudad de Panamá, a través del arte
Panamá traumatizada, la que ha sufrido conflictos.Esther M. Arjona | La Estrella de Panamá
“Este es el único museo de arte, no solo de arte contemporáneo y tiene una importante colección que es vital que sea accesible”, DARIÉN MONTAÑEZ CURADOR

“La colección del MAC es una cápsula del tiempo de cómo ha crecido y evolucionado la ciudad; hace que estos cuentos sean visibles”, sostiene el curador. “Este es el único museo de arte, no solo de arte contemporáneo y tiene una importante colección que es vital que sea accesible”, agrega.

Sobre el nombre de la exposición, “Mi nombre es Legión” Montañez hace un guiño al eslogan de la recordada campaña publicitaria “Mi nombre es Panamá” y apela a un relato bíblico en que Jesús se encuentra con un hombre poseído por demonios a quien le pregunta ¿cual es tu nombre? . y el hombre le contesta “Mi nombre es Legión porque somos muchos”. Así es para Darién Montañez la ciudad de Panamá. Muchas a la vez.

Abordajes

El proyecto 'Mi nombre es Legión' es el primer ganador de la convocatoria Abordajes, que propone invitar a curadores, investigadores y artistas a trabajar con la colección del MAC y a proponer distintas visiones o lecturas de la colección.

“El proyecto de Darién es muy claro en cómo uno puede utilizar la colección del museo y a través de sus obras hablar de problemáticas actuales, histórica etc. Lo que se quiere es entender la colección como algo muy vivo, con lo que podemos trabajar y nos puede ayudar a comprender el presente y cómo hemos llegado hasta aquí”, explica Juan Canela, curador asociado del MAC . “Nos viene muy bien trabajar con la colección, entenderla como una herramienta súper poderosa par reflexionar sobre temas”, agrega.

La ciudad de Panamá, a través del arte
Panamá dividida, el impacto de la Zona del Canal.Esther M. Arjona | La Estrella de Panamá

Y es que una colección de arte se desperdicia en una bodega cerrada. Y para María Lucía Alemán, directora ejecutiva del MAC, este tipo de convocatorias permite entender la colección “no solo como algo que se guarda ni algo que se muestra y ya, sino algo que se pone en relación con una situación que se está viviendo. Y pone a dialogar a artistas invitados con los que ya están en la colección”.

Las posibilidades se expanden mucho más con esta convocatoria que no solo es para curadores, sino para personas que a través de otras disciplinas puedan llevar a cabo investigaciones y guíen al público a hacer lecturas nuevas y diferentes con el trabajo de nuestros artistas.

Para Alemán fue una grata sorpresa encontrarse con tal interés por conocer el arte panameño y la colección del MAC. “Recibimos propuestas de Argentina, Colombia Costa Rica, Guatemala, Puerto Rico, España... fue una sorpresa muy agradable y fue tan difícil escoger los dos primeros, y vemos que hay dos o tres más que definitivamente queremos trabajar. La idea es asignar la Sala 2 del MAC para proyectos relacionados con la colección”, explica Alemán.

Parte de los importantes cambios que está realizando el museo en su estructura y funcionamiento tienen que ver con un afianzamiento en sus objetivos. “La aspiración nuestra responde a una posibilidad de abrir diálogos que como sociedad panameña debemos tener, reflexiones de que debemos hacer para volvernos más empáticos, más tolerantes”, dice la directora. Y para eso es necesario llegar a más sectores. Ser más inclusivos. “Un museo no solo debe centrarse en el conocedor, lo que se presente debe ser del gusto del público”, reflexiona.

La ciudad de Panamá, a través del arte
Los orígenes del Museo de Arte ContemporáneoErick Marciscano | La Estrella de Panamá

Y estas propuestas son una forma valiente de empezar. “Inicialmente hubo cierta resistencia porque había cierta incertidumbre sobre los resultados, pero estamos muy entusiasmados con este proyecto. Ha dado muy buenos resultados y vale la pena hacer estos esquemas más abiertos”, asegura Alemán.

“Ha habido muchas dudas sobre si este tipo de propuestas darían la imagen que debe tener la colección. Y esta sola propuesta no lo va a hacer, pero poco a poco con las cosas que se irán haciendo, ofrecerá una imagen no tanto de lo que debe ser la colección, pero más que nada, de lo que se puede hacer con la colección”, afrima Canela.

A través de la colección de arte del Museo de Arte Contemporáneo, los artistas locales pueden seguir mostrando sus puntos de vista, pensamientos y emociones sobre diversos temas y momentos de nuestra historia.