29 de Nov de 2021

Cultura

Una mirada a las nuevas tendencias de capacitación

El aprendizaje experiencial y la capacitación constante en esta nueva era postcovid, deben apelar a los cinco sentidos para promover el conocimiento

Una mirada a las nuevas tendencias de capacitación
La capacitación depende mucho de la cultura de cada organización.Pexels

Si las redes sociales cambiaron las reglas del juego, la pandemia cambió el tablero. Es por ello que en la nueva era de los negocios, la atención al cliente y las experiencias de compra serán la punta de lanza para proyectar marcas, productos y especialmente los servicios hacia el éxito.

Como ya había mencionado en artículos anteriores, el nuevo marketing 4.0 se tratar de las relaciones humanas más allá de la imagen y por tal motivo la capacitación se ha convertido en un elemento muy importante para las organizaciones de todo tipo. Todas, tanto las privadas como públicas, deberían tener como prioridad la formación y el desarrollo de sus colaboradores.

Métodos como el microlearning, la gamificación, el coaching connecting cards, mindfulness, el lenguaje no verbal entre otros, ya gozan de creciente demanda (en empresas y culturas organizacionales que sí creen en los beneficios de la capacitación constante). Sin embargo, los modelos de aprendizaje de las empresas deben tener en cuenta varios elementos para maximizar los beneficios de éstas novedosas alternativas.

A continuación, amigo lector le comparto algunos elementos claves que puede aplicar para su empresa o emprendimiento si realmente desea el éxito y, sobre todo, si desea ser memorable ante el cliente.

Una mirada a las nuevas tendencias de capacitación
Las capacitaciones no tienen que ser aburridas. Son espacios donde se puede lograr una experiencia mucho más positiva en las personas que participan de ellas.Pexels

Elemento #1: Constancia e interacción. En el mundo del marketing se hace mucho énfasis en la experiencia de compra, que no es más ni menos lo que un consumidor o cliente potencial recibe como plus al momento de adquirir un producto o marca. Esto incluye la atención personalizada, beneficios extras y detalles únicos que la empresa tiene para él durante su proceso de compra. Disney, Apple, Starbuks, los hoteles Hilton son algunas compañías que siguen esta norma.

Si se tiene en cuenta que un adulto no puede estar más de dos horas escuchando a un expositor sin sentir fatiga o aburrimiento a menos que sea 'el gran expositor', es fácil comprender por qué las capacitaciones tradicionales no tienen efecto. Recuerde lo que decía Albert Einstein: “La mente es como un paracaídas: sólo funciona si se abre”.

El aprendizaje experiencial y la capacitación constante en esta nueva era postcovid, deben apelar a los cinco sentidos para promover el conocimiento y, a través de ellos, formar interactiva y amigablemente a nuestros colaboradores haciendo que la experiencia del aprendizaje se recuerde y aplique.

Elemento #2: Rompa moldes. Optar por la capacitación a través del juego, la música, u otras opciones, puede ser una interesante alternativa para descubrir o diagnosticar problemas y plantear soluciones. Créame, plataformas como Zoom o Skype no limitan estos modelos, basta con usar la creatividad para descubrir el cómo implementarlos a través de ellos.

Las capacitaciones no tienen que ser aburridas. Son espacios donde se puede lograr una experiencia mucho más positiva en las personas que participan de ellas. A través de estos espacios se promueve el análisis y la reflexión y, por lo tanto, un mayor empoderamiento para fortalecer o desarrollar las habilidades del colaborador.

Elemento #3 Divida y vencerá. Démosle una vuelta positiva a lo que decía Sun Tzu en su libro El Arte de la Guerra y abrace la magia del microlearning que no es más ni menos que pequeñas dosis de aprendizaje en un periodo corto de tiempo.

Con este modelo de capacitación se mejora el engagement psicológico, evita el aburrimiento y esos monólogos o pantallas apagadas en Zoom, pues se consumen más contenidos fragmentados en lugar de grandes contenidos de una sola vez. Asimismo, se consigue el máximo provecho del flujo de energía natural de las personas manteniendo el estado de atención pues fisiológicamente se ha demostrado que las neuronas no suelen permanecer en estado de alerta por más de 20 minutos.

Igualmente, se logra mantener activa la memoria de trabajo. Son contenidos más fáciles de digerir, entender y recordar.  Conducen a mejores resultados de negocio y de aprendizaje a través de snacks cortos y enfocados a necesidades concretas

Elemento #4: Explote la tecnología. La pesadilla de todo formador son las pantallas desactivadas y los monólogos forzados porque los participantes no tienen o quieren tener ningún tipo de interacción.

Definitivamente tenemos que superar esto pues en la era postcovid la tecnología se ha convertido en un recurso muy importante para la formación y capacitación. El auge de los cursos online, que hacen posible que el colaborador pueda optimizar mejor sus tiempos y desarrollar otro tipo de interacciones, es una prueba de ello, así que los recursos audiovisuales, las diapositivas de Power Point animadas y el diseño amigable y llamativo de las mismas juega un papel clave. Esas presentaciones cargadas y que suelen ser copy-paste del Word ya no tienen cabida y si debe contratar los servicios de un diseñador gráfico para mejorar sus presentaciones ¡hágalo!

Sin duda, la capacitación depende mucho de la cultura de cada organización. Existen empresas que constantemente invierten en diferentes programas, detectando necesidades y buscando diferentes metodologías para brindarles a sus empleados alternativas de crecimiento positivas. Al hacerlo, el ROI (retorno de inversión) es visible gracias a que su personal sabe tratar al cliente tanto interno como externo.

Para concluir recuerde esto: la diferencia entre una persona o empresa de éxito con otra que no logra conquistarlo no es la falta de fuerza o falta de conocimiento, más que todo es la falta de voluntad… y recuerde amigo lector: su futuro es creado por lo que hace hoy, no mañana.