29 de Nov de 2021

Cultura

Carilimpio

¿Se acuerdan ustedes del escándalo de las piezas precolombinas panameñas que estaban siendo subastadas en Alemania?

Esta palabra es un panameñismo, sinónimo de 'descarado' y alguien descarado es alguien que obra o se expresa con descaro. Y descaro es desvergüenza, atrevimiento, insolencia o falta de respeto.

Yo sé que al señor ministro de descultura de este país se le podrían quizás asignar otros adjetivos calificativos, sin duda es así, pero creo que ninguno más adecuado y ajustado a la realidad de los hechos como éste.

Veamos, para ir manteniendo la memoria de lo que ha acontecido en las últimas semanas, ¿se acuerdan ustedes del escándalo de las piezas precolombinas panameñas que estaban siendo subastadas en Alemania? Pues hace apenas unos días el ministrillo y su corte anunciaron con bombos y platillos que cuatro de ellas fueron compradas en dicha subasta por un anónimo canadiense que está tratando de conseguir la nacionalidad panameña y que las va a donar para que retornen al país. ¿A ustedes esto no les suena a tejemaneje, quid pro quo y cosa poco clara? ¿Por qué carajos hubo que comprar las piezas para seguir fomentando el tráfico ilícito? Pues, y aquí voy a transcribir parte de mi 'Aullido de Loba' del 4 de julio del año 2010, titulado 'Tesoros en fuga': “en un país donde la huaquería es un deporte; donde la venta de piezas precolombinas está penada por la ley y esa ley se respeta aunque no se cumple; donde se conocen los nombres y apellidos de los poseedores de colecciones espectaculares de piezas y nadie hace nada; en este país, nos damos el lujo de permitirnos no aparecer en Lista Roja de Bienes Culturales en Peligro de Centroamérica y México. (…) La Lista Roja es elaborada por un equipo internacional de expertos en arqueología y antropología representando cada uno los países de origen de los artefactos. Pero fíjense qué curioso, después de varios años apareciendo en ellas, en esta última ¡Panamá no aparece! Y ustedes se preguntarán, ¿es que en Panamá ya no se trafica con bienes culturales? ¡No, señores! las piezas de orfebrería y cerámica precolombinas panameñas siguen siendo de las más cotizadas por coleccionistas de todo el mundo. Las obras maestras de oro precolombino de Panamá son las que aparecen con más frecuencia en las subastas por Internet, siempre con la leyenda, 'procedencia desconocida', lo que nos indica su ilegalidad. No aparecemos en la Lista porque ¡ningún funcionario responsable se dignó a enviar las fotografías y descripciones de las piezas más susceptibles de tráfico ilícito a tiempo para su publicación!”.

Hoy, a once años de esta columna, estamos exactamente en el mismo lugar, con un país a la deriva en cuestión de protección patrimonial, que cuando tiene que hacer valer sus derechos se achicopala y se aferra a lleva y traes poco claros de alguien que quiere, sin duda, sacar algo a cambio de esos cientos de dólares que gastó comprando unas cuantas piezas cerámicas con las que nadie va a saber qué hacer.

Mientras tanto, el señor ministrillo pide y se le conceden tres millones y sencillo de rúcanos, para que siga el fiesto, familia, en esa cueva de trileros donde la rendición de cuentas se les da a los funcionarios en lugar de a los que pagamos sus jugosos y aumentados sueldos.

P.S. Oigan, y que se me olvidaba, cuando los teatristas nos paramos de patas por la expropiación a la cultura del teatro Balboa para entregarlo a la justicia, nos juraron que nos sería devuelto en diciembre. ¿Alguien sabe cómo va eso con la nueva petición de extensión del inicio del juicio? ¡Ah! Que no va a ser en diciembre del 2021…¿komo lo zupo?

Columnista