Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Cultura

'Light in Bloom', una exposición que muestra los colores de las experiencias

La pintora y escultora panameña, Liz Marie Faarup, presenta la nueva exposición centrada en las vivencias positivas durante la pandemia y el rol de los colores en las emociones

'Light in Bloom', una exposición que muestra los colores de las experiencias
Faarup creó y fundió más de 5 mil flores de vidrios originales que conforman los diseños esféricos.Cedidas

En medio de la pandemia, el arte vio una nueva oportunidad de renacer, creando experiencias visuales y táctiles a través de las diversas ramas que conforman las disciplinas artísticas.

En este tiempo, artistas como Liz Marie Faarup se han volcado a destacar lo positivo en medio de la crisis sanitaria que aún atañe al mundo.

En su nueva exposición, 'Light in Bloom', que estará abierta al público hasta el 15 de diciembre en la Galería Habitante (sede Costa del Este), Faarup se encargó de producir y crear más de 45 obras originales esculpidas y fundidas en vidrio, creando colores pasteles “como una acuarela transparente” que dieron vida a sus experiencias durante el tiempo de confinamiento por el coronavirus. “En la pandemia muchos artistas se volcaron a la parte negativa de lo que sucedía, pero yo tuve a mi cuarto hijo durante el confinamiento, y el tener tiempo con mi esposo e hijos me dio una perspectiva positiva, que me gustaría transmitir a través del arte”, apuntó a La Estrella de Panamá.

La naturaleza, el reclamo del medio ambiente ante la afectación del ser humano y los simbolismos de paz, son parte del arsenal de inspiración que implementó Faarup en la nueva colección que presenta conceptos esféricos, faciales y de figuras geométricas para fomentar un sentimiento de “paz, alegría y armonía en cualquier espacio”.

'Light in Bloom', una exposición que muestra los colores de las experiencias
La naturaleza y los colores de acuarela fueron las principales inspiraciones de la colección.

“Quiero que mis piezas traigan paz a quienes las escojan para llevarlas a sus hogares; eso es parte de lo que el arte debe proveer a quienes lo hacen y lo adquieren”, apuntó la escultora.

Pese a que Faarup inició en los caminos de la arquitectura, su amor por el dibujo y la pintura en óleo se transfirió al modelado en vidrio, creando nuevos elementos fuera de la zona de confort. “El hombre tiene que aprender a vivir con el caos y la paz de la naturaleza. Por esto decidí hacer las piezas todas a mano, experimentando, fracasando hasta encontrar la forma ideal de crear cada obra. Las piezas de flores con caras humanas hablan de la armonía entre el humano y los elementos del entorno, y la paz que pueden encontrar entre sí; mientras que aquellas que están recubiertas en oro parecen truenos que caen y representan el caos que se desata en las tormentas y que nos hace vibrar desde dentro”, anotó.

Por otro lado, las canoas con diversos colores como azul, verde o rojos pasteles, crean ilusiones de movimiento que conectan el pensar de Faarup con la unión entre los elementos y el uso del humano con cada uno. “Las canoas representan el ser humano creando sus propios instrumentos para convivir con la tecnología y la naturaleza desde momentos primitivos”, indicó.

En cuanto al uso del color, Faarup estudió la composición de este para idear nuevas formas de implementar la acuarela en sus creaciones. “Empecé a mezclar los vidrios con doble fundición en cada pieza, obteniendo de esta forma una gama de colores pasteles que me encantan porque me ayudan a expresar lo que siento más que en colores monocromáticos; sin embargo, utilicé el mármol blanco para resaltar el color de las flores y su contraste con el caos”.

'Light in Bloom', una exposición que muestra los colores de las experiencias
La colección se mantendrá abierta en Galería Habitante hasta el 15 de diciembre.
“Mis obras me traen felicidad, y quiero que quienes tomen las piezas a su hogares, también reciban felicidad”, LIZ MARIE FAARUP, ARTISTA.

Colores

Para Faarup, los colores muestran la realidad del interior humano y de la naturaleza, lo que transmite de manera experta en sus colecciones.

'Light in Bloom' es una oda a la paz, que se ha visto amedrentada por las brechas sociales actuales. “Quiero que cuando lo vean, las personas tengan sentimientos que les inviten a ser parte de este mundo y de la vida que traté de infundirle”, enfatizó.

Si bien hubo desafíos al traer la colección a la luz, Faarup considera que “todo obstáculo superado tuvo una recompensa”. En un esfuerzo de meses, la artista superó diversos retos desde la creación de los moldes a mano, hasta perfeccionar la producción y horneado de los elementos que forman parte de la exposición: “Una vez que una pieza entra en el horno debe quedarse ahí hasta que estén bien y en supervisión. Los moldes de flores tardaron cinco días, las canoas 14 días y las piezas más grandes hasta 21 días, y eso me ayudó a perfeccionar mi técnica de horneado, ya que las piezas grandes deben ser fáciles de mover, no pueden ser pesadas. Cada toque fue detallado desde su origen”, enfatizó.

'Light in Bloom', una exposición que muestra los colores de las experiencias
Faarup destacó que la colección busca transmitir alegría y paz a los espectadores.

A su vez, Faarup puntualizó que la parte económica del arte “siempre tendrá obstáculos”, pero los artistas “han aprovechado para crecer y fortalecerse en este medio”.

“La pandemia fue una oportunidad de enfoque para muchas personas, lo cual ha sido positivo para quienes pudieron verla desde una luz diferente a la de la incertidumbre. Pienso que muchos pudieron reevaluar su tiempo personal, y se lograron volver a conectar con el arte, que nos da vida y nos da algo más que una decoración”, agregó.

En cuanto a la nueva modalidad de eventos culturales y artísticos, la escultora señaló que a Panamá “le falta mucho apreciar la cultura que posee”, no solo en el arte, sino “en cuanto a la literatura, el cine y en aprovechar las oportunidades culturales”.

También hizo hincapié en que el estudio del arte debe aumentar en el sistema educativo, siendo que “la base de la educación en arte es baja” y no se concentra lo suficiente “en los años de formación”.

“Me encanta estudiar, y todo buen artista debe conocer más allá de su técnica; hay que aprender las tendencias, las técnicas exteriores, las anatomías del arte, y practicar mucho para alcanzar la excelencia en las artes”, comentó, “hay que exigirnos, porque lo que hacemos debe mostrar nuestro esfuerzo y nuestra dedicación”.