Temas Especiales

21 de May de 2022

Cultura

Ricky Ramírez: 'Quisiera que La Ciudad de Piedra fuera un proyecto de vida'

El creador del parque temático musical 'La Ciudad de Piedra', que se presentará este fin de semana en las ruinas de Panamá la Vieja, ve en este espectáculo un gran potencial para generar conciencia sobre nuestra historia y atraer el turismo

Ricky Ramírez: 'Quisiera que La Ciudad de Piedra fuera un proyecto de vida'
Ricky Ramírez y su esposa Flor Berbey, productores del espectáculo 'La Ciudad de Piedra'.Cedida

'La Ciudad de Piedra', idea original de Ricky Ramírez, quien también aporta música y guion de este espectáculo que combina teatro musical, mapping y parque temático, se presenta por segundo año, luego de una pausa ocasionada por la pandemia. Sobre el reto de volver a poner en marcha este proyecto y las expectativas que tiene con respecto al público y como productor, Ricky Ramírez conversa con La Estrella de Panamá.

¿Cómo ha resultado la tarea de volver a empezar luego de un escenario como la pandemia?

Cuando llega la pandemia quedamos en el aire como todo el mundo, no sabíamos qué hacer, pero luego nos dimos cuenta de que teníamos una oportunidad de empezar a trabajar de manera virtual y ofrecer proyectos y contenido virtual a los clientes. Digamos que en 2020 y 2021 en Contraxeñas tuvimos bastante trabajo. No nos podemos quejar. Sin embargo, añoramos muchísimo estar en un escenario, en lugares públicos donde poder celebrar no solamente eventos corporativos –que es parte de lo que hacemos–, sino nuestros propios eventos artísticos, principalmente 'La Ciudad de Piedra', que consideramos nuestro proyecto insignia.

¿Cuánto pensaron el llevar a la vida nuevamente esta producción?

Te soy honesto, en octubre hicimos una preventa del proyecto y se vendió muy bien, pero no contábamos con que en diciembre íbamos a volver a caer en el pánico de la pandemia y del encerramiento. Esto puso en duda el montaje del proyecto. Pero creo que parte de apostarle al arte en Panamá es atreverse, decir voy contra viento y marea, buscar personas que crean lo mismo que tú y en realidad, nos tiramos al agua y encontramos excelentes patrocinadores, excelentes artistas, productores, un gran apoyo, incluyendo el del Patronato de Panamá Viejo. Más allá de presupuesto, es un tema de apostarle al impacto que puede tener un proyecto como este en un futuro. Nosotros buscamos que esto se convierta en un proyecto país, ojalá se convierta en un evento como el Panamá Jazz Festival, un proyecto que cuente con un fondo fijo para hacerlo realidad porque tiene mucho margen para crecer y al que se le pueden agregar anécdotas históricas cada año. Siento que en 45 minutos cualquier turista que se siente y lo vea va a entender un poco más quiénes somos y de dónde venimos.

Ricky Ramírez: 'Quisiera que La Ciudad de Piedra fuera un proyecto de vida'
Ramírez durante la conferencia de prensa del evento.Daniel González | La Estrella de Panamá

¿Qué tal mira el Patronato de Panamá viejo el potencial de 'La Ciudad de Piedra'?

Me atrevo a decir que el patronato ama este proyecto. Le gusta muchísimo. Obviamente no podemos descuidar lo que significa trabajar en la torre de Panamá la Vieja, en todo el sitio patrimonial, es una responsabilidad muy grande. Hay que cuidar que el sonido no sea muy alto porque las vibraciones pueden afectar las ruinas, hay que cuidar todo el sitio patrimonial donde hay un trabajo arqueológico increíble, y todo el sitio está cuidado de manera impecable. Para nosotros trabajar con ellos es un compromiso realzar la historia sin perjudicarla, y hemos hecho una mancuerna increíble. La verdad es que estamos sumamente agradecidos con ellos, que están conscientes también de que con el espectáculo, las visitas al sitio no terminan a las 5:00 de la tarde, sino que a partir de esa hora llega otro público que es impactado de forma diferente con nuestra historia.

Me imagino que habrá mucho entusiasmo por parte del elenco artístico, parte de uno de los gremios más golpeados en los últimos años...

Luego de la pandemia, las oportunidades de trabajo para el gremio, gracias a Dios, han sido múltiples. Muchos colegas están montando proyectos nacionales muy buenos; aunque tienen un nivel de riesgo se están atreviendo... toda nuestra pequeña industria artística, me refiero al teatro, está muy ocupada.

“Más allá de presupuesto, es un tema de apostarle al impacto que puede tener un proyecto como este en un futuro. Nosotros buscamos que esto se convierta en un proyecto de marca país”.

¿Se han hecho ajustes a la primera versión?, ¿cambiará mucho el 'show' este año?

Artísticamente no ha cambiado mucho. Hemos remezclado la música, hemos ajustado ciertas imágenes, hemos agregado algunos títulos adicionales, pero el mapping es igual en un 90%. Cuando tienes un show como este, la cantidad de información es tanta que tienes que verlo varias veces para poder asimilarlo todo. Así es que pensamos que este segundo año era importante volver a montarlo casi igual. Pero a nivel de logística sí ha tenido mejoras significativas. El primer año, hacer un parque temático en un sitio patrimonial era una apuesta riesgosa, hay cosas que no salieron tan bien, hay otras cosas que salieron impecables, y las que no nos salieron tan bien este año, estamos tomando cartas en el asunto de una manera bien estricta.

¿Cuáles serían esos cambios?

La logística de estacionamiento, la logística de acceso al área, tanto la entrada como la salida, y sobre todo, de entrada y asistencia a la función, que este año se realizará por tanda, no como en 2020, que fue por orden de llegada. Así que ahora tenemos asientos numerados por función y haces tu fila a la hora que debe ser. Hemos respondido cada uno de los comentarios que las personas han hecho a través de las redes sociales, los hemos tomado mucho en consideración y, en la medida en que hemos podido, hemos tomado los correctivos posibles.

¿Cómo te has sentido con los resultados que has logrado hasta ahora?

Cuando uno crea algo, cuando uno escribe algo, puedes sentir que lo has dado todo, pero siempre sientes que algo falta, que algo no dijiste, que no usaste la palabra correcta, la melodía correcta o el acorde correcto para tocar el corazón. Es solamente cuando llegas a los ensayos y ves a tu primer público inmediato que se convierte en tus comunicadores, en una extensión de tu mensaje, es que te das cuenta realmente del trabajo que hiciste. Para mí es súper gratificante ver el impacto que ha tenido, por ejemplo, la canción 'Jamás volveremos a caer', ver a los bailarines cuando hacen su coreografía y gozan la canción y quieren repetirla... no hay manera de sentirte más lleno que eso, es la verdad.

¿Qué expectativas tienes del público?

Que sea un lleno total como en 2020, que las personas la pasen muy bien, que las familias la pasen muy bien, que los niños pregunten mucho, que se cuestionen quién es ese personaje que cosió la bandera, quién es ese personaje al que vinieron a buscar en helicóptero, quién es el señor que aparece al inicio del musical hablando de un Mar del Sur, que se pregunten si realmente la torre tiene vida. Que les nazca una curiosidad que les lleve a interesarse un poco más por nuestra historia y respetarla, porque pienso que en el momento en que conoces la evolución que se ha tenido a nivel histórico, empiezas a respetar un poco más, tú como persona a tu país.

¿Hasta dónde quisieras llegar con este espectáculo?

Como productor, quisiera que esto fuera un proyecto de vida, una propuesta de vida que crezca todos los años, no solamente en elenco, en trabajo, en oportunidad, en apoyo, sino que crezca también en el tiempo que permanezca. Ojalá 'La Ciudad de Piedra' se convierta en un evento marca país, en el que los turistas sepan que en el mes de enero tienen la oportunidad de visitar Panamá, conocer lo hermoso que es disfrutar de una oferta artística increíble al aire libre, donde pueden probar nuestra gastronomía, aprender un poco y experimentar interactivamente con nuestra historia, reciban un show de lujo, de estándares internacionales y que se puedan llevar una idea bastante general de quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde queremos ir.