Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Cultura

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'

Angélica La Vitola Martino, directora de Casa Esperanza, asegura que “un estudio de percepción permitió detectar que el trabajo infantil doméstico puede estar surgiendo en diferentes áreas” del país y “la explotación sexual comercial infantil en línea, a través de las redes sociales, puede estar incrementándose”

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'
Se presume que habrá incremento de trabajo infantil en Panamá.Shuttertsock

Tras la buena noticia de la erradicación del trabajo de menores en la producción de caña de azúcar (2018) en Panamá, hoy el istmo se enfrenta al posible surgimiento de otras formas de trabajo infantil “invisibles”.

América Latina y el Caribe, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), se alejan de la meta de eliminar el trabajo infantil debido al impacto de la propagación de la covid-19.

“La pandemia de covid-19 está neutralizando los esfuerzos realizados por los países de América Latina y el Caribe para cumplir la meta de eliminar el trabajo infantil para 2025”, advierte la OIT y el Unicef.

Las organizaciones sostienen que el aumento de la pobreza entre las familias más vulnerables empujan a más niños de la región al trabajo infantil, después de años de reducción.

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'
El número de niños en situación de trabajo infantil se eleva actualmente a 160 millones en todo el mundo.Pixabay

Angélica La Vitola Martino, directora de Casa Esperanza, afirma que en Panamá “cuando inició la pandemia se hicieron observaciones” en cuanto al tema.

“A pesar de las limitaciones en la movilidad, era muy probable que surgieran otras formas de trabajo infantil, especialmente por la situación económica que vivían muchas familias, pue se estaban cerrando las fuentes de empleo y las actividades informales cesaron. Se presumía que podía haber un incremento y nuevas modalidades; esa era nuestra preocupación”, declara La Vitola. Detalla que “un estudio de percepción permitió detectar que el trabajo infantil doméstico puede estar surgiendo en diferentes áreas –del país–. Es un tipo de trabajo invisible, porque si no se denuncia no lo vemos”.

“Algo que nos ha llamado la atención”, continúa La Vitola, “por los estudios de percepción y los reportes que hemos recibido es que puede estar incrementándose también la explotación sexual comercial infantil en línea, a través de las redes sociales”. Esta información ha sido planteada a diversas instituciones, haciendo hincapié en la “realización de estudios a nivel científico para analizar si realmente esto está pasando”, manifiesta la directora de Casa Esperanza, quien explica que tanto el trabajo infantil doméstico como la explotación sexual en línea, son ocultos. “Si no se denuncian, no sabemos qué tan cierto y qué cantidad se podría estar generando”, dice.

Un día para concienciar

La Organización Internacional del Trabajo instituyó el 12 de junio como Día Mundial contra el Trabajo Infantil para concienciar sobre el abuso, maltrato y explotación a los cuales son sometidos muchos niños.

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'
Las organizaciones sostienen que el aumento de la pobreza entre las familias más vulnerables empujan a más niños de la región al trabajo infantil.Shutterstock

Con motivo de la fecha, del 15 al 20 de mayo de 2022 se celebró la V Conferencia mundial sobre la erradicación del trabajo infantil.

Cyril Ramaphosa, presidente de Sudáfrica, nación donde se realizó el evento, manifiesta que “el trabajo infantil es un enemigo del desarrollo de nuestros niños y un enemigo del progreso. Ninguna civilización, ningún país y ninguna economía pueden considerarse a la vanguardia del progreso si su éxito y su riqueza se han construido sobre las espaldas de los niños”.

Panamá también estuvo presente en la conferencia mundial sobre trabajo infantil.

Roderick Chaverri, director Contra el Trabajo Infantil del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), señala que la presencia del ministerio “es constante en todo el territorio nacional con recorridos de prevención, sensibilizaciones y la aplicación de programas de responsabilidad social que mantiene el Estado y en donde la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf) es nuestra institución aliada que atiende de manera oportuna a los niños en situación de trabajo infantil y a sus familias”. Aseguró que se gestiona un proyecto denominado “Jóvenes con futuro”, cuyo objetivo es ubicar a jóvenes que realicen algún tipo de trabajo peligroso y ofrecerles a sus familias una alternativa de capacitación para conseguir un trabajo o certificar a través del Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh), las experiencias empíricas que estos posean en estrecha participación de la Senniaf, el Inadeh y la dirección de Empleo de Mitradel. “Estamos construyendo soluciones más amplias que la simple sensibilización”, afirma Chaverri.

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'
Para evitar que el trabajo infantil siga ganando terreno, la OIT y el Unicef recomiendan fomentar una protección social adecuada para todos que incluya prestaciones universales por hijos.Shutterstock

Iniciativa en Panamá

Como parte de la estrategia bajo el compromiso de erradicar el trabajo infantil en Panamá para el año 2025, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CoNEP) y el Mitradel lanzaron el pasado lunes 6 de junio la Red de empresas contra el trabajo infantil, mediante la campaña “Dejemos en cero al trabajo infantil: Juntos podemos ganarle y erradicarlo, ¡estamos a tiempo!”. La iniciativa invita a las empresas del sector privado a unirse a la red de empresas.

“La pandemia de covid-19 está neutralizando los esfuerzos realizados por los países de América Latina y el Caribe para cumplir la meta de eliminar el trabajo infantil para 2025”

La formación de red de empresas cuenta con el apoyo del proyecto Conducta Empresarial Responsable en América Latina y el Caribe (Ceralc), financiado por la Unión Europea y ejecutado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como el apoyo del Metro de Panamá.

En el acto de lanzamiento, la ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral y también secretaria del comité para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección de la Persona Adolescente Trabajadora (Cetippat), Doris Zapata, indicó: “Estamos convencidos de que intensificando la acción pública y privada coordinada, lograremos alcanzar la meta 8.7 de erradicar el trabajo infantil en el año 2025. De ahí lo estratégico de una alianza público-privada y de que el sector privado panameño trabaje unido desde la red de empresas contra el trabajo infantil”.

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'
A escala mundial, 9 millones de niños corren el riesgo de ser víctimas del trabajo infantil como consecuencia de la pandemia para finales de 2022.Shutterstock

Annie Van Klaveren, especialista de la Unidad de empresas multinacionales en la organización OIT, se refirió a la necesidad de tener prácticas empresariales responsables y sostenibles; y sobre la creación de la red, añadió: “Unas empresas que trabajen en red, que compartan sus mejores prácticas, que se formen y formen, que se exijan y exijan a sus socios comerciales, es una excelente apuesta”.

Según sus promotores, la red de empresas ofrecerá un plan de formación, un espacio para compartir experiencias nacionales e internacionales, apoyo para la coordinación de proyectos y programas con otras empresas y coordinación del programa conjunto de Mitradel de empleabilidad de adolescentes con la edad legal para trabajar.

Los interesados en adherirse a la red de empresas contra el trabajo infantil en Panamá, pueden ingresar al sitio web: https://www.conep.org.pa/red-de-empresas-contra-el-trabajo-infantil-de-panama/

Trabajo infantil en números

El número de niños en situación de trabajo infantil se eleva actualmente a 160 millones en todo el mundo, tras un aumento de 8,4 millones en los últimos cuatro años, y varios millones de niños más se encuentran en situación de riesgo debido a los efectos de la covid-19, según un informe conjunto de la OIT y Unicef (junio 2021).

Panamá, a la puerta del surgimiento de dos formas de trabajo infantil 'invisible'
El número de niños en situación de trabajo infantil se eleva actualmente a 160 millones en todo el mundo.Shutterstock

“En el informe se destaca un aumento sustancial de la cantidad de niños de 5 a 11 años en situación de trabajo infantil, y que actualmente representan algo más de la mitad de todos los casos de trabajo infantil a escala mundial. El número de niños de 5 a 17 años que realizan trabajos peligrosos, es decir, todo trabajo que es susceptible de dañar su salud, seguridad o moral, ha aumentado en 6,5 millones desde 2016, hasta alcanzar 79 millones”, apunta la OIT.

La nota de la OIT advierte de que, a escala mundial, “9 millones de niños más corren el riesgo de ser víctimas del trabajo infantil como consecuencia de la pandemia para finales de 2022”. “Un modelo de simulación ha puesto de manifiesto que esa cifra podría aumentar a 46 millones en el caso de que no dispongan de cobertura de protección social esencial”, dice el documento.

Las Naciones Unidas reseñan que el sector agrícola representa el 70% de los niños en situación de trabajo infantil (112 millones), seguido por el sector de los servicios con un 20% (31,4 millones) y el sector de la industria con 10% (16,5 millones).

En Panamá, según los últimos datos de la Encuesta de Trabajo Infantil (ETI), de 2016, 23.855 niños y adolescentes de entre 5 y 17 años (el 2,5% de la población de esa edad) están en condición de trabajo infantil. De ellos, 64,3% se encuentran en el sector de la agricultura, y el resto, en otros sectores de la actividad económica. “Creemos que sí habrá incremento en el sector agrícola, en el tema urbano hemos tenido reportes especialmente de trabajo de adolescentes en áreas más vulnerables, específicamente en horarios de la noche, lo cual hace difícil poder identificar y captar a esa población en horarios nocturnos especialmente en comunidades”, dice La Vitola.

¿Ha habido incremento en trabajo infantil en Panamá?, “Todavía no lo sabemos. Creemos que hay muchas modalidades que no las estamos viendo y que no se están diciendo, hay que hacer los estudios más científicos, todavía no sabemos qué dejó la pandemia”, indica La Vitola .

Agrega que “se presume que habrá incremento, pero es un tema que hay que seguir muy de cerca, escuchando, denunciando, esperando que la gente reporte e indique para poder accionar”.

Para evitar que el trabajo infantil siga ganando terreno, la OIT y el Unicef recomiendan acciones concretas como: “fomentar una protección social adecuada para todos que incluya prestaciones universales por hijos. Aumentar el gasto en una educación gratuita y de calidad, y facilitar el regreso de todos los niños a la escuela, entre ellos los que estaban sin escolarizar antes de la pandemia de la covid-19”. Sugieren “promover el trabajo decente para los adultos, con el objetivo de que las familias no tengan que recurrir a la ayuda de sus hijos para generar ingresos familiares. Poner fin a las normativas de género ineficaces y a la discriminación que propician el trabajo infantil. Invertir en sistemas de protección de la infancia, el desarrollo del sector agrícola, servicios públicos rurales, infraestructuras y medios de subsistencia”.

¿Podrá Panamá erradicar el trabajo infantil? “Pienso que sí”, dice La Vitola. Agrega que “hay avances significativos, se ha logrado que muchas organizaciones entiendan el concepto y que entidades del gobierno comprendan la importancia de la prevención y erradicación. Se están creando mesas de trabajo a nivel regional, vamos por buen camino”, anota.

“Es importante que entendamos que no solo es identificar y establecer números detrás de ese niño identificado, tenemos que generar una respuesta para mejorar su condición de vida. No solo es impedir o retirarlo de la actividad, es hacer un análisis y brindar respuestas que le permitan estar dentro de un entorno de protección, donde ese niño pueda desarrollarse y crecer en un ambiente adecuado”, zanja la directora de Casa Esperanza.