Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Familia

Cocinar mejora el rendimiento escolar

Niños y niñas que aprenden el arte culinario crean y fortalecen habilidades como la responsabilidad y concentración

No se trata solo de preparar alimentos. Cocinar es un arte que enseña a los niños y niñas habilidades que le ayudan en su rendimiento académico y los prepara para enfrentar retos de la vida.

Creatividad, responsabilidad, carácter y compromiso, son cualidades que se requieren para tener un buen desempeño escolar. Desde que el niño y niña nace es necesario que se les motive a desarrollarlas y fortalecerlas.

BENEFICIOS DE LA COCINA

‘La cocina, al igual que la música, pintura y danza son artes que ayudan a desarrollar la creatividad, el orden, la responsabilidad y la disciplina, puntos importantes en los estudios', señaló el chef José Correa.

Toda actividad que requiera disciplina y concentración beneficia el desarrollo de estas cualidades en la persona que las ejerce.

‘Si un niño o niña practica las artes culinarias desarrollará entre otras cualidades, disciplina y orden, lo que pude ser empleado en sus demás actividades, en este caso los estudios', indicó el psicólogo Williams Del Valle.

‘Con las actividades culinarias los niños aprenden a seguir instrucciones, esto puede mejorar sus niveles de atención y su capacidad de alcanzar metas y por consiguiente obtendremos a un estudiante con buenas calificaciones', explicó Del Valle.

Según un reciente estudio realizado por científicos del Centro de Investigación Nestlé, con sede en Lausana (Suiza) los niños y niñas que ayudan en la elaboración de comidas son más independientes y con emociones más positivas.

En esto concuerda el chef Correa al asegurar que ‘la cocina sensibiliza al ser humano, desarrolla la parte humana, los buenos sentimientos de las personas, al igual que las cualidades artísticas'.

LA EDAD IDEAL

El profesional de la cocina recomienda que desde los tres años al niño o niña se le involucre en la cocina. ‘Esto le dará una herramienta para desarrollar cualidades útiles en diversos ámbitos de la vida'.

‘Pienso que se debe comenzar con cosas básicas. A los niños les encantan los colores, si los quieres enamorar y desarrollar esa chispa, hay que iniciar con cursos de pastelería, galletas, kits de decoración, donde ellos vean mucho color', dijo Correa.

Agregó que ‘cocinar no le hace daño a nadie, eso sí, hay que tener mucha supervisión porque al igual que en cualquier otra actividad, como jugar, puede ocurrir algún incidente'.

En cuanto a los riesgos, el psicólogo recomienda que el niño o niña esté siempre en compañía de un adulto para evitar impresiones negativas que le afecten a corto y largo plazo.

‘La presencia de los adultos se hace sumamente necesaria, pues ante un incidente el niño o niña puede tener una reacción de rechazo a la actividad (cocinar), y le estarían creando un problema a corto y largo plazo, en lugar de una fuente de inspiración o ayuda', dijo Del Valle.

Según Correa no existe un perfil necesario para ‘entrar en la cocina. La cocina tiene una magia que puede nivelar y balancear a todos. Si hay un niño o niña hiperactivo lo pone a crear y al lento lo despierta'.

Teniendo en cuenta los beneficios de practicar artes culinarias a temprana edad, el chef señala que sería favorable que se implemente como una asignatura en los estudios, pues ‘el arte, sea música, danza o cocina desarrolla los buenos sentimientos de la persona'.

==========

‘Aunque no sea la carrera de su vida, a todo niño y niña se le debe enseñar el arte culinario'

JOSÉ MANUEL CORREA

CHEF