01 de Dic de 2022

Farándula

Por qué ‘Breaking Bad’ es un éxito

La serie estadounidense que logró por segunda vez el Emmy a Mejor Drama, sigue entre las favoritas después de su cancelación

El 29 de septiembre del 2013, 10.3 millones de televidentes estadounidenses despidieron frente a sus pantallas 5 temporadas de ‘Breaking Bad’. Y otras 500 mil personas descargaron el episodio en las 12 horas siguientes, según cifras de TorrentFreak. Y hoy, sus productores siguen viendo los frutos de su popularidad.

RECONOCIMIENTO POST CULMINACIÓN

Ninguno de esos números sobre audiencias es demasiado impresionante, si tomamos en cuenta que series como ‘Walking Dead’ han logrado alrededor de 12.4 millones de espectadores, pero el éxito del profesor de química devenido en narcotraficante es tal, que a casi un año de haber culminado para siempre en el universo de las series, mereció el máximo galardón de la industria, el Emmy, en la categoría Mejor Serie Dramática. Proeza que ya había logrado en 2013.

Pero no conforme con ello, ‘Breaking Bad’ logró posicionarse con los premios a Mejor Actor de una Serie Dramática (Bryan Cranston/ ’Walter White’), Mejor Actor de Reparto en una Serie Dramática (Aaron Paul/ ’Jesse Pinkman’) y Mejor Actriz de Reparto en una Serie Dramática (Anna Gun / ‘Skyler White’ ).

FÓRMULA DE POPULARIDAD

La serie, que fue creada y producida por Vince Guilligan, es una mezcla de humor, violencia y drama que mantuvo en suspenso a sus seguidores hasta llevarlos, una y otra vez, al clímax de los aciertos y vicisitudes de Walter White, antihéroe y centro de la trama.

White es un profesor de química que sufre un cáncer terminal y en su desesperación por garantizar el bienestar de su familia, decide comenzar a producir metanfetaminas con la ayuda de uno de sus antiguos alumnos, Jesse Pinkman.

El aspirante a narcotraficante se presenta como una especie de ángel caído, como lo describió Rafael Lima, profesor de guión de cine y series de televisión en la Escuela de Comunicación de la Universidad de Miami, a la agencia DPA. Y es eso precisamente lo que llama la atención de sus seguidores.

De acuerdo a lo expuesto por Lima, los personajes son ‘personas corrientes que han caído en un mundo criminal" y esa cercanía con lo que podría ser es la clave de la popularidad del show: Walter White puede ser cualquiera y por eso muchos se identifican con él.

A lo largo de los 62 episodios de la serie, White sufre un cambio radical en su personalidad, pasa de ser predecible y hasta, aburrido, a convertirse en una mente calculadora e implacable que hace cualquier cosa por conseguir su objetivo, que curiosamente, y a pesar de lo despiadado que puede llegar a ser, siempre es el bienestar de su familia. ‘Es imposible tener simpatía con un personaje que es 100 % malo, pero en estos personajes se ve una posibilidad, aún pequeña, de que puedan ser buenos otra vez en algún momento. ÂEsa es la fórmula mágica’, concluyó Lima.