Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Farándula

Una princesa revolucionaria en Arabia Saudita

A sus 32 años Ameerah al Taweel no lleva velo, conduce su auto y ha visitado más de 70 países en su lucha por los derechos de las mujeres

Se trata de Ameerah bin Aidan bin Nayef Al- Taweel, una joven princesa que se ha dado a conocer por su labor de filantropía y ha alzado su voz para luchar a favor de los derechos de las mujeres en Arabia Saudita en donde su presencia ya resulta incómoda.

Graduada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de New Haven (Connecticut, Estados Unidos), dedica su vida a actividades filántropas y promociona un nuevo tipo de mujer: una árabe moderna.

Algunas de sus iniciativas más importantes son su visita a Pakistán, donde promovió ayuda humanitaria a las víctimas de la inundación en 2010. Junto con esto, inauguró el Centro de Estudios Islámicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), junto con el príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel

Se casó con un hombre 28 años mayor

Ameerah, nació en una familia beduina plebeya de clase media-alta, de padres divorciados cuando era pequeña.

Cuando apenas tenía 18 años conoció en una entrevista para el periódico de su colegio, a su ya exmarido, el príncipe Alwaleed bin Talal, nieto del rey fundador de Arabia Saudita y uno de los hombres más ricos del mundo con un patrimonio de unos $30 mil millones. Años más tarde se reencontrarían y se casarían, pese a la diferencia de edad siendo Ameerah, 28 años más joven que él, pero tras dos años de convivencia se divorció.

Por ahora ella continúa siendo vicepresidenta de la Fundación Alwaleed Philantrhopies organización internacional sin fines de lucro dedicada a la lucha contra la pobreza y los desastres, a favor del diálogo interreligioso y del empoderamiento de la mujer.

Forma parte del consejo de administración para la fundación Silatech.

Es también consejera de varias organizaciones nacionales e internacionales que buscan el fortalecimiento de la sociedad civil juvenil. Participa regularmente en foros internacionales y lleva una vida pública muy activa.