Temas Especiales

30 de Sep de 2020

Farándula

Joaquín Sabina y su lesión tras caer a un vacío de dos metros

El cantante español de 71 años fue ingresado a la 'UCI' tras caerse del escenario del WiZink Center de Madrid, el pasado miércoles

Joaquín Sabina
Sabina cayó a un vacío de dos metros y se lesionó el hombro.Archivo

El cantante español de 71 años se presentaba en concierto junto a Joan Manuel Serrat el pasado miércoles en el WiZink Center de Madrid (España), gozando y bailando, siendo el siempre carismático autor de "Se nos dieron las diez" cuando, en un descuido, cayó a un vacío de dos metros y acabó más que lesionado, con un "traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico", según el informe médico del Hospital Ruber Internacional de Madrid, difundido a petición de la familia. 

"Ha sido intervenido quirúrgicamente para realización de evacuación de hematoma intracraneal en el hemisferio derecho", agregó el comunicado. Dicha cirugía consiste en "abrir la cavidad craneal para realizar un drenaje, porque de lo contrario el hematoma podría provocar un daño cerebral", según explicaron fuentes médicas al medio español El País. Además, Sabina tendrá que permanecer dos días en observación en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Los rumores han rodeado la situación actual del artista, pero fueron acallados por el representante de Sabina, José Navarro, quien expresó: "La operación ha terminado y ha sido un éxito. En todo caso, como sabéis, en este tipo de circunstancias es todo muy cambiante y hay que esperar a las próximas 48 horas".

Sabina, quien celebraba su cumpleaños 71 junto a Serrat, comunicó a sus fanáticos que estaría de vuelta el 22 de mayo en el mismo escenario para completar el concierto fallido. Y es que, sin querer dejar picados a sus fans, el músico salió en silla de ruedas frente a los 12,000 asistentes a la presentación y dijo, casi en broma: "Estas cosas solo me pasan en Madrid". Luego añadió, en voz más seria: "Me he dado un golpe muy fuerte que duele mucho. Con todo el dolor de mi corazón nos vamos al hospital, porque el hombro este lo tengo muy, muy, muy, muy dolorido". 

Sabina y Serrat
El músico Sabina junto a Joan Manuel Serrat durante el concierto.El País

La suerte de Sabina es la mejor en cuanto a accidentes se refiere. En 2014, durante su primera aparición en suelo madrileño en cinco años, el músico tuvo que acortar su presentación tras sentirse "indispuesto" debido a un ataque de pánico escénico, como luego comentó. 

En 2018 volvió a suspender un concierto a causa de "una afonía", dolencia que le costó otras cuatro citas de su gira "Lo niego todo" en: Coruña, Granada, Albacete y Córdoba.  

El repertorio médico del artista ha estado repleto de incidentes en los últimos años: dolores, caídas domésticas, "mareos" y hasta una diverticulitis aguda han ensombrecido varias actuaciones del jiennense (de Jaén, Andalucía). Aún así, el amor de sus seguidores no ha menguado, ejemplo fueron los vítores de miles de ellos al unísono que decían "¡Te queremos!", tras la salida de Sabina hacia el hospital.