Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Farándula

JK Rowling, en medio de polémicas por su opinión sobre identidad de género

La autora de la saga de Harry Potter publicó una serie de tuits en redes sociales sobre sus luchas como superviviente de abuso doméstico y sexual 

Jk rowling
La autora de Harry Potter ha sido tachada de 'transfóbica' a partir de sus comentarios en redes sociales.EFE

La autora inglesa, JK Rowling, se ha visto envuelta en un torbellino de polémicas tras publicar una serie de tuits donde expresó su posición frente a la "eliminación de la noción del sexo" en los discursos de apoyo a personas transgéneros. Así mismo, Rowling publicó un ensayo de 3,600 palabras en su página web oficial el pasado miércoles donde explicó su historia como superviviente de abusos domésticos y sexuales en su juventud.

En uno de sus comentarios indicó: "Si el sexo no es real, no hay atracción hacia el mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad vivida de las mujeres a nivel mundial se borra. Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de discutir sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad".

Su respuesta a los más de 14 millones de seguidores que reúne su cuenta de Twitter fue publicar su escrito sobre còmo fue abusada en su primer matrimonio y la lucha que ha tenido durante muchos años por no poder contar su historia en apoyo a las mujeres que también han sufrido dichos maltratos. 

"Menciono estas cosas ahora, no en un intento de obtener simpatía, sino por solidaridad con la gran cantidad de mujeres que tienen historias como la mía, que han sido arrastradas como fanáticas por tener preocupaciones en torno a los espacios de un solo sexo", señaló en su publicación. 

Luego de sus comentarios en Twitter la afamada autora fue confrontada por varios de sus colegas de la saga de películas de Harry Potter, como el actor que lo encarnó: Daniel Radcliffe, la actriz y activista Emma Watson y el actor Eddie Redmayne, quienes comentaron su desacuerdo con las palabras de Rowling. 

"Las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier declaración en sentido contrario borra la identidad y la dignidad de las personas transgénero y va en contra de todos los consejos dados por las asociaciones profesionales de atención médica que tienen mucha más experiencia en este tema que Jo o yo", expresó Radcliffe a través de un comunicado publicado por la línea de prevención de suicidio para miembros de la comunidad LGBTQ+, Trevor Project. 

Por su parte, Watson señaló en su Twitter: "Las personas trans son quienes dicen ser y merecen vivir sus vidas sin ser constantemente cuestionadas o decirles que no son quienes dicen ser". En un segundo tuit, dijo: "Quiero que mis seguidores trans sepan que yo y muchas otras personas en todo el mundo te vemos, te respetamos y te amamos por lo que eres".

La autora puntualizó que fue inspirada a contar su historia y expresar sus opiniones tras leer la propuesta de "certificado de confirmación de género" que existe en Escocia, la misma trata de permitir que una persona trans pueda cambiar su sexo biológico en su acta de nacimiento, basado en cómo se identifica y no en reportes de médicos o fisiológicos, según explicó a The Guardian.

Ante esto, la comunidad trans ha respondido a sus tuits con diversos mensajes de indignación y repudio hacia Rowling. Sin embargo, esta se mantuvo firme y escribió: "La idea de que las mujeres como yo, que hemos sido empáticas con las personas trans durante décadas, sintiendo parentesco porque son vulnerables de la misma manera que las mujeres, es decir, a la violencia masculina, 'odian' a las personas trans porque creen que el sexo es real y ha vivido consecuencias - es una tontería". 

En su escrito oficial Rowling anotó que aunque defiende la necesidad de aumentar la protección hacia mujeres y trans que han sufrido abuso doméstico y sexual, se muestra reacia a aceptar que mujeres trans que no se han sometido a cirugías especializadas en cambio de sexo o tratamientos de hormonas puedan acceder a espacios de un solo sexo. "Cuando abres las puertas de los baños y los vestuarios a cualquier hombre que cree o siente que es una mujer, y, como he dicho, los certificados de confirmación de género ahora se pueden otorgar sin necesidad de cirugía u hormonas, entonces abres la puerta a todos y cada uno de los hombres que desean entrar. Esa es la simple verdad", escribió Rowling, recopilado por el diario inglés.

Otro de los puntos por los que la escritora ha decidido involucrarse en el debate de identidad de género es el aumento de misoginia en la sociedad, lo que recalca como "el período más misógino que he experimentado" y que "nunca he visto mujeres denigradas y deshumanizadas en la medida en que lo están ahora", apuntó a EFE.

Rowling ha mostrado su apoyo por años a diversas organizaciones que luchan por erradicar el femicidio y los abusos domésticos hacia niñas y mujeres en el Reino Unido, entre ellas "Counting Dead Women", la organización liderada por la feminista Karen Ingala Smith, donde se dedican a contar los asesinatos de mujeres en Reino Unido. 

"En los años ochenta, imaginé que mis futuras hijas, si las tuviera, lo tendrían mucho mejor que nunca, pero entre la reacción violenta contra el feminismo y una cultura en línea saturada de pornografía, creo que las cosas han empeorado significativamente para las niñas", expresó en su página web.

Citando a una fuente no nombrada de estadísticas, Rowling indicó que aquellos que no están a favor de preservar las instalaciones públicas de sexos singulares son aquellos "privilegiados o afortunados que nunca se han enfrentado a la violencia masculina o la agresión sexual, y que nunca se han preocupado por educarse sobre cuán frecuente es".