Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Gastronomía

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales

Tres emprendimientos relacionados con la gastronomía recibieron el reconocimiento El Buen Tenedor 2021. En esta ocasión, un espaldarazo al trabajo que los productores locales han hecho, sobre todo en tiempo de pandemia y un llamado a la atención de que #sin productoresnohaygastronomía

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionalesCedidas

La séptima edición de premios El Buen Tenedor, como casi todas, ha sido singular.

“Mis plataformas, que de alguna forma buscan la sostenibilidad social, o el turismo sostenible a través de productos que tenemos en Panamá, las llevo a cabo en el momento en que tenga relevancia hacerlas. Ninguno de mis eventos son en fechas o lugares específicos. Busco el momento en que esa plataforma puede ser relevante en cuanto a lo que necesita la industria gastronómica en general, en Panamá”, dice Jorge Chanis, gestor de El Buen Tenedor, vitrina que nace hace 7 años con el objetivo de impulsar y reconocer la gastronomía panameña.

Los primeros años, el foco de estos reconocimientos estuvo en los cocineros y restaurantes. Más adelante, los reflectores fueron llevando la atención hacia el origen de la gastronomía: los productos y quienes hacen posible que estos estén en nuestras mesas: los agricultores, ganaderos y pescadores.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
Gala en la finca Altieri, Boquete

Luego de un año impredecible como lo fue 2020, se hizo muy evidente la importancia de quienes trabajan la tierra, de quienes siembran, de quienes crían, de quienes producen.

“Luego de la pandemia hice un trabajo con los productores y ha sido una de las mayores satisfacciones que he tenido el darme cuenta que a algunos les estaba yendo mejor, algunos tuvieron que contratar gente, hacer inversiones, pequeñas o grandes para poder surtir a la gente directo a sus casas, el orgullo que les da hacer el trabajo que hacen”, cuenta.

Las medidas de confinamiento y el esfuerzo para que a pesar de ello los productos no dejaran de llegar del campo hizo que el común del público estuviese más consciente de su trabajo; las limitaciones generaron una empatía que llevó al consumidor a tener un contacto directo con los productores locales. “Cuando me di cuenta de eso, me dije 'vamos por muy buen camino'. Pero un tiempo después, cuando la gente se 'olvidó' de la pandemia, tanto restaurantes como la gente en sus casas volvió a las viejas prácticas de comprar en grandes establecimientos, productos importados, todo empaquetado... hice un par de llamadas a productores y varios de ellos me dijeron, 'sí, es la realidad, volvimos a lo de antes”, reconoce Chanis.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
Patricia Miranda y Annie Young en Boquete

Si bien algunos productores han logrado crecer porque han podido mantener a la clientela que construyó en ese momento, esta no es la realidad de la mayoría. Por ello, Chanis consideró que el fin de año era un buen momento “para recordar a esa gente a la que debemos estar agradecidos, y debemos estar agradecidos con los productores”.

El Buen Tenedor reconoce este año el trabajo de tres emprendimientos, dos de ellos directamente relacionados con la producción de alimentos, y un tercero, que destaca el trabajo creativo en la industria gastronómica.

Esta séptima edición, El Buen Tenedor reconoció el esfuerzo de la agricultora y fundadora de La Granjerita, Lourdes Guerra, de El Salto, distrito de Boquete, Chiriquí; emprendimiento de siembra y cosecha de productos del campo por más de 8 años. Su enfoque es empoderar a la mujer indígena, no solo a través del desarrollo laboral sino también en el fortalecimiento de sus capacidades y aportes dentro de la comunidad.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
Jorge Chanis, Jaime Justiniani y Esther Arjona en La Mesa Tori

De igual forma se otorgó el reconocimiento El Buen Tenedor a Miguelita González, presidenta de la Asociación Agropecuaria de Pesca y Ecoturística de Palo Seco, Santiago de Veraguas, quien representa a las mujeres que con su creatividad aportaron valor agregado, produciendo originales croquetas y hamburguesas de pescado; viviendo así de la pesca sostenible durante estos últimos 6 años, e impulsando el desarrollo de su comunidad. La asociación cuenta actualmente con 20 mujeres y 25 hombres, siendo esta un pilar muy importante de la economía y empleabilidad local. La asociación es asesorada por la Fundación Marviva.

El tercer reconocimiento, destacando la industria creativa, fue para Jaime Justiniani de la marca I Love Panamá Chocolate que desde 2015 comercializa barras de chocolate elaboradas con cacao panameño, combinadas con ingredientes locales logrando versiones tan atrevidas en sabores como en su identidad de marca. Todas sus barras cuentan con elementos de la cultura panameña y además de su colección ya establecida, crean algunas barras para ocasiones especiales.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
Cena en La Mesa Tori, Panamá

La selección se hizo a través de un comité nominador que trabajó junto con Chanis, revisando las propuestas y considerando algunos elementos principales: una trayectoria contada no en años, sino en constancia y la proyección que tuviesen ya sea agrupaciones, empresas o personas. Formaron parte de este comité, Patricia Miranda Allen, chef del restaurante Cerro Brujo en Volcán y abanderada de la gastronomía sostenible; Annie Young, presidenta de la fundación Panameña de Turismo Sostenible (Aptso), y esta servidora, periodista gastronómica.

Con el apoyo de Multibank, Volvo y cerveza Modelo, se concretaron dos veladas, una cena homenaje para I Love Panamá Chocolate, que se llevó a cabo en La Mesa Tori, en la ciudad de Panamá, y en la finca de Café Altieri en Boquete, provincia de Chiriquí, para La Granjerita y la Asociación Agropecuaria de Pesca y Ecoturística de Palo Seco.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
Lourdes Guerra

“Y al darles este reconocimiento estamos haciendo un prelanzamiento de lo que será El Buen Tenedor el próximo año, que será con todos los hierros”, asegura Chanis.

Su intención es, ya con la situación de la pandemia mucho más superada, hacer un trabajo previo recorriendo el país para preparar minidocumentales de la trayectoria de los productores en sitio. “No solamente vamos a contar la historia del productor, sino a tratar de, con ciertas acciones, crear nuevas plataformas, nuevos canales de venta que permitan que todos juntos vayamos empujando la carreta al mismo tiempo, en la misma dirección”, sostiene.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
Miguelita González

La cena de reconocimiento para I Love Panamá Chocolate contó con la presencia de amigos del mundo gastronómico, patrocinadores, clientes de los patrocinadores y allegados de la marca, mientras que en Boquete, Chiriquí asistieron productores, clientes de Multibank. “Era la primera vez que un banco hacía un evento especial, solo para ellos. Allí estuvieron sus clientes, que son productores, y había que ver el orgullo con el que identificaban la labor a la que se dedican porque había lecheros, arroceros, ganaderos, cafetaleros...”, recuerda Chanis.

“Durante más de 30 años, Multibank se ha caracterizado por poner al servicio de los productores nuestro conocimiento, asesoría y servicios financieros. Hoy más que nunca estamos convencidos de que el apoyo de la empresa privada al sector agropecuario es imprescindible para impulsar a productores y emprendedores; que sin duda fortalecen la reactivación económica del país.”, afirmó Gerardo Ulloa, Country Manager de Multibank.

El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales
El Buen Tenedor reconoce la labor de productores nacionales

“A través de El Buen Tenedor seguiremos impulsando y reconociendo estas iniciativas que buscan proteger la identidad, cultura y creatividad de industrias locales, y sobre todo honrar y enaltecer el trabajo desde sus inicios, con el productor, ya que sin productores no hay gastronomía”, concluyó Chanis.