Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Planeta

Informe de UNFPA despierta conciencia

PANAMÁ. Dionisio González, activista de la comunidad Alto Corotú de la comarca Ngöbe- Buglé, reconoce cambios en las condiciones de vida...

PANAMÁ. Dionisio González, activista de la comunidad Alto Corotú de la comarca Ngöbe- Buglé, reconoce cambios en las condiciones de vida en la región de la que es oriundo.

Algunas prácticas agrícolas que tenía su pueblo antes no son ahora las mismas, por las diferencias en la afluencia de agua y otros recursos, que están impactando también en la calidad y condiciones del suelo.

El cambio climático es el detonante de este fenómeno, que González acepta que está incidiendo, además de en las formas de cultivo, en las tradiciones de su comunidad y por haber jóvenes que están pensando más en la posibilidad de ir a las ciudades o a otros lugares para buscar mejores condiciones.

El activista fue uno de los invitados al foro realizado ayer en la Ciudad del Saber para hacer la presentación formal del Informe Estado de la Población Mundial 2009 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

El documento, cuyo contenido fue destacado en la edición de ayer de La Estrella , abrió en la Ciudad del Saber un debate entre representantes de diversas organizaciones que tienen un papel activo en el tema en el país.

El trabajo se realizó con miras a la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático que se realizará en diciembre próximo en Copenhague.

Alida Spadafora, directora ejecutiva de la Asociación para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), consideró importantes las experiencias y visión humana que aporta el informe, abordando aspectos puntuales como las relacionadas con el papel de las mujeres y la microempresa.

Destacó la reflexión que este trabajo abre sobre el efecto del aumento de la temperatura global en los sectores de la población más vulnerables, y el reconocimiento del hecho que los desastres se dan también por la degradación ambiental.

“Pero hay también una incertidumbre —que se genera— con el documento, aunque es buena la discusión que permite y el reconocimiento de que el cambio climático no es un problema ambiental, sino de supervivencia.

Laura Flores, representante auxiliar del UNFPA para la oficina de Panamá, destacó, al referirse al informe, que a Panamá le debería interesar en especial mitigar el cambio climático, teniendo en cuenta el pasadizo que se está abriendo en el ártico por el deshielo, y que podría ser utilizado como ruta de navegación alterna al Canal.

“Si no se quiere entender el tema por razones científicas o humanas, se debe comprender por motivos comerciales, por lo que Panamá debería estar al frente de una campaña para mitigar el cambio climático”, aseguró Flores.

La representante del UNFPA observó que ahora se está poniendo al ser humano en el centro del debate sobre el cambio climático.

Indicó que el punto ahora no es sólo la cantidad de hijos que se puede tener, sino un enfoque más amplio y que lleve a una reflexión personal sobre la posibilidad de tener hijos en condiciones de bienestar.

Para la diputada Marilyn Vallarino lo fundamental es la educación y respetar a los demás, y el planeta. “No se debe botar basura y pensar que es lo que queremos para nuestros hijos y nietos”, dijo.