26 de Feb de 2020

Planeta

Este será el primer edificio verde

PANAMÁ. Parece una broma, pero es cierto. Este será el primer edificio verde que tendrá Panamá. Y no es precisamente verde por el color ...

PANAMÁ. Parece una broma, pero es cierto. Este será el primer edificio verde que tendrá Panamá. Y no es precisamente verde por el color sino por su tecnología y construcción. El rascacielo, que mide unos 1,600 metros, será la sede central de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE).

El diseño ecológico del arquitecto panameño Jesús Díaz, romperá el esquema tradicional e intenta estimular las construcciones sostenibles en el país dijo José Carlos Espino, gerente general de ITS HOLDING, S.A, una consultora ambiental.

Para lograrlo han tomado estrictas medidas ambientales que van desde soluciones energéticas, aprovechamiento del sistema masivo de transporte, utilización de materiales reciclados, ahorro de recursos hídricos, protección de la calidad del aire e impacto solar en la estructura.

Lo mejor de todo es que el diseño no requiere excesivos gastos monetarios. Con sólo un 10% del total de la inversión, que es de 800 mil dólares, se impondrán los elementos verdes que requiere la obra, para convertirse en un diseño certificado por United States Building Council, una organización internacional que intenta transformar edificios y comunidades en un ambiente saludable.

Carla M. López Abello, arquitecta Ledd AP afirmó que la edificación demostrará que se puede “diseñar, construir y operar de forma amigable con el ambiente”.

El edificio, que en el pasado fue usado como una consultoría de abogados, está ubicado en la Ave. Justo Arosemena al lado del HSBC. Desde que se inició la construcción del diseño los elementos ambientales estuvieron presentes.

En el proceso de demolición los desechos de materiales de construcción son reciclados para luego reutilizarlos.

Además, intentan evitar impactos negativos en el aire. ¿Cómo se hace? Se cubre los desechos que levantan polvo para evitar contaminación.

Mientras que la infraestructura está diseñada para equipos que hagan un manejo eficiente del agua y la energía. Como ejemplo de lo anterior están las lámparas, que tendrán una alta eficiencia energética. Las ventanas tendrán aleros y vidrios que rechazan el calor y permiten mayor visibilidad. Los aleros disminuyen el calor y el aire acondicionado tiene que hacer menos esfuerzo en producir frío, lo que se transforma en un ahorro de energía, explicó López Abello.

Pero, esto no es todo. Los grifos de los lavamanos tendrán un sensor automático de reducción de agua. Y es que al momento de introducir las manos llega el fluido y cuando se retiran inmediatamente se apaga el grifo.

Las descargas en los baños también serán reguladas. El sistema con que funcionarán ahorrará 0.8 galones de agua. El que más gasta reduce 0.4 galones de agua por descarga, lo que nos indica un significativo ahorro del recurso hídrico.

Entre los planes de APEDE también está acondicionar un garaje para autos híbridos e utilizar materiales ambientalmente amigables en la edificación explicó, López Abello.

Con el cumplimiento de los parámetros ambientales, la organización pretende convertir su sede en el primer edificio ecológico certificado por una entidad panameña. Antes sólo lo había logrado hacer el gobierno de los Estados Unidos de América con la construcción del edificio verde donde funciona su embajada en Panamá.

La agrupación panameña se plantea como meta lograr una certificación LEED de oro, un alto escalafón en arquitectura verde.

Los beneficios que podrían obtener con este tipo de proyectos son varios. Los más rentables establecen un ahorro del 8% y 9% en los costos de operación, incrementos del 7% al 9% en el valor del edificio y del 3% al 6% en rentas efectivas. Si lo logra, la entidad no sólo establecerá un precedente en construcciones sostenibles si no también contribuirá a la conservación del medio ambienta, un tema que cada vez gana más importancia. Los arquitectos prevén que en junio la obra este culminada.