Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Planeta

Un antiguo refugio para los dinosaurios

MADRID. Además del paseo por las secuelas del cambio climático, esta Reserva de Biosfera peruana ofrece otras alternativas, como visitar...

MADRID. Además del paseo por las secuelas del cambio climático, esta Reserva de Biosfera peruana ofrece otras alternativas, como visitar bucólicas lagunas entre nevados u observar aves autóctonas y hasta huellas de dinosaurios.

En 1998, la minera Antamina estaba construyendo una carretera para transportar sus extracciones cuando, de repente, se topó con grandes relieves rocosos que asimilaban huellas de pájaros enormes.

Según Luis Vigo, oficial de Proyectos de Conservación de la Asociación Ancash, que toma el nombre de la región en la que se encuentra el parque, pasaron casi diez años hasta que el paleontólogo peruano Carlos Vildoso confirmara la existencia de restos fosilizados de dinosaurios.

En diversos tramos de la vía, fósiles de amonites (moluscos), huellas de saurópodos y otros reptiles extinguidos recuerdan que hace más de 120 millones de años allí había lechos marinos.

‘Quedan muchos años de investigación’, sostiene Vigo, al tiempo que señala una huella de 86 centímetros propia de un carnívoro. En medio de esa imponente riqueza geológica y paleontológica, el camino hacia los hallazgos no está libre de obstáculos.