Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Planeta

Panamá, paraíso ecoturístico

PANAMÁ. Apreciar el esplendor de la vida silvestre en medio de senderos, bosques y selvas y, además, poder interactuar en armonía con el...

PANAMÁ. Apreciar el esplendor de la vida silvestre en medio de senderos, bosques y selvas y, además, poder interactuar en armonía con ellos es una experiencia sublime que transporta al hombre a su verdadera esencia de ser parte de la naturaleza.

Este es uno de los objetivos del turismo ecológico, el cual se fundamenta en ‘un viaje responsable hacia áreas naturales que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local’, según la Sociedad Internacional de Ecoturismo (TIES).

Panamá, gracias a su variedad de ecosistemas, como selvas, bosques, valles, montanas, islas, entre otros, resulta ser un lugar idóneo para la práctica del turismo ecológico.

Una buena oportunidad para el visitante de disfrutar del ecoturismo es a través de la amplia red de parques naturales con los que cuenta el país, varios de los cuales han sido declarados reservas de la biosfera y Patrimonios de la Humanidad, y que le permiten al visitante gozar de la naturaleza sin necesidad de adentrarse en lugares tan remotos como selvas.

Estos parques son áreas protegidas por el Gobierno para preservar su biodiversidad.

La ATP (Autoridad del Turismo de Panamá) ha visualizado estos lugares como potenciales turísticos importantes, debido a sus atractivos naturales, y, para ello, propone la elaboración de nuevos negocios en esas zonas, como guías, operadores, hostales, cabañas, ventas de artesanía, fondas, sitios de abastecimiento de mercancía seca, etc.; además de promover Microempresas Eco-Turísticas a través de grupos comunitarios para que muestren las bellezas escénicas que presentan estas áreas del ecosistema turístico.

Esto con el fin de que los visitantes cuenten con más facilidades turísticas y así elevar la industria sin humo a un mayor nivel.

PARQUE NATURAL METROPOLITANO

Es el único parque con bosques tropicales, en el trópico americano, situado en una ciudad. Está ubicado al lado del Canal de Panamá, a solo 10 minutos de la capital, lo que lo hace muy accesible a las personas.

‘Algunas personas no conocen lo que tienen, generalmente no saben dónde queda el parque, pero cuando por alguna razón lo vistan, quedan sorprendidos de que haya un bosque como este dentro de la ciudad’, comenta la guía del parque Leslie Hidalgo.

Posee 265 hectáreas en las cuales hay gran variedad de aves, mariposas y pequeños mamíferos. También hay un mirador natural desde el cual se visualiza toda la Ciudad y el Canal interoceánico.

El parque tiene el Programa de Animales Heridos, por medio del cual recibe animales silvestres heridos, los curan y luego los liberan.

Cuenta, además, con un Centro de Visitantes, donde se orienta a las personas para que su recorrido por el Parque sea más agradable y fácil. De igual manera, existe una sala de proyecciones con exposición permanente, tienda ecológica y biblioteca. El último miércoles de cada mes se realizan conferencias sobre un tema de interés científico, a las que pueden asistir los visitantes.

Dentro de este parque, se puede visitar un orquidiario con especies particulares de Panamá, recorrer senderos interpretativos como el del Mono Tití, o atravesar el histórico Camino de Cruces y el Sendero La Cienaguita.

PARQUE NACIONAL COIBA

Está ubicado en los distritos de Montijo y Soná, en la Provincia de Veraguas. Su área total es de 53.582 hectáreas.

Declarado como Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la UNESCO, en el se protegen ecosistemas marinos, insulares y costeros.

La mayor de estas islas, de origen volcánico, es Coiba, con 50.314 hectáreas y que constituye la isla más grande del Pacífico centroamericano. El conjunto de islas del parque posee más de 240 km. de costas que en su mayoría se conservan en estado natural. Esto se debe en parte a que, desde 1919 hasta el 2004, Isla Coiba fue utilizada como una colonia penal por el Gobierno panameño.

La isla Coiba cuenta con varias especies endémicas, más del 80% de la isla está cubierta por vegetación original, posee manglares y cativales. Allí llegan a desovar al menos tres especies de tortugas marinas. También posee algunos de los mejores arrecifes coralinos del Pacífico de Panamá.

Este parque desarrolla un papel vital debido a su posición dentro del Corredor Marino de Conservación del Pacífico Este Tropical (CMAR) que enlaza cinco parques nacionales y tienen 211 millones de hectáreas, comprendiendo Isla Coco en Costa Rica, Isla Coiba en Panamá, Malpelo y Gorgona en Colombia y Galápagos en Ecuador.

Esta área protegida es importante para las comunidades ubicadas en su zona de amortiguamiento, ya que se ha formado una red de microempresas de turismo sostenible, llamada Arturis Coiba (Asociación Rural de Turismo Sostenible de la Zona de Parque Nacional Coiba), que trae beneficios económicos a dicha población.