Temas Especiales

25 de Oct de 2020

Planeta

Atapuerca, el hogar de los antiguos humanos

PANAMÁ. La Sierra de Atapuerca, que se encuentra situada en la provincia de Burgos, en España, encierra en su interior los secretos más ...

PANAMÁ. La Sierra de Atapuerca, que se encuentra situada en la provincia de Burgos, en España, encierra en su interior los secretos más profundos de la evolución de los seres humanos.

En las cuevas de este Patrimonio Mundial de la Humanidad vivieron y murieron hace miles de años los primeros grupos humanos.

Esta historia era desconocida hasta que se construyó en el siglo XIX un ferrocarril para transportar carbono y hierro desde la Sierra de la Demanda hasta Burgos.

En principio el proyecto no atravesaba la Sierra de Atapuerca. Sin embargo, 20 metros de su superficie fueron impactados para construir la línea férrea. Esto permitió que en 1976, cuando se empezó a excavar el terreno para construir la obra, fueran removidos de cuevas cubiertas de vegetación los restos fósiles de los primeros antepasados humanos.

Desde ese momento empezó un gran movimiento científico para desenterrar la historia escondida en las entrañas de Atapuerca. Las excavaciones en las distintas cuevas han dejado al descubierto restos de animales y humanos, herramientas pulidas y en huesos, cerámicas, y un sinfín de cosas que han ayudado a los científicos a reconstruir el devenir de los humanos.

En este lugar los investigadores determinaron la existencia de tres sitios importantes que habían sido utilizados hace más de 100 mil años como hogares por los homínidos. Ellos fueron bautizados con los nombres de: Sima del Elefante, La Galería y La Gran Dolima.

En La Gran Dolima, por ejemplo, se halló múltiples restos del primer poblador humano de la península Ibérica. Se trata del homo antecessor.

Mientras que en las profundidades de la cueva mayor de Atapuerca existe un cementerio humano donde se le rendía culto a los difuntos. Se le nombró La Sima de los Huesos porque allí se encontraron huesos sobre huesos, explicó el paleontólogo español Juan Arsuaga durante una visita a Panamá.

Allí (en La Sima de los Huesos) se halló también gran cantidad de huesos de animales y humanos que datan de más de 530 mil años. Han sido más de 5 mil restos fósiles de unos 30 individuos de la especie Homoheidelbergensis.

En este sitio Arsuaga, en 1992, logró desenterrar el cráneo más completo del registro fósil de la humanidad, que fue bautizado como ‘Miguelón’. Este fue el hallazgo que le dio reconocimiento internacional y científico a los yacimientos de Atapuerca.

Los hallazgos fósiles en Atapuerca, además, han revelado que hace 6 mil años, el homo sapiens, la especie humana actual, llegó a estas tierras en busca de grandes extensiones de terreno para dedicarse a la agricultura y a la ganadería. Desde entonces no ha abandonado esa forma de subsistencia ni mucho menos las tierras.

Hoy por hoy, la Sierra de Atapuerca es considerada el yacimiento arqueológico más importante del mundo. Los fósiles en su interior han permitido a los investigadores un avance sin precedentes en el conocimiento de la especie humana.