Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Planeta

En defensa de los manglares de la bahía

Recientemente en Panamá las organizaciones ambientales, autoridades locales y residentes, hemos desarrollado acciones de docencia a trav...

Recientemente en Panamá las organizaciones ambientales, autoridades locales y residentes, hemos desarrollado acciones de docencia a través de los medios de comunicación para resaltar la importante función que cumplen los manglares de Panamá.

Esto demuestra un cambio en la mentalidad panameña, cuando en el pasado, los manglares eran menospreciados y vistos como áreas pantanosas improductivas. No obstante, con el paso del tiempo hemos aprendido que sí son productivos porque nos ofrecen gratuitamente diversos usos y servicios.

Los manglares contribuyen al control de inundaciones y brindar otros servicios tales como: protección contra tormentas, reservorios de aguas subterráneas, tornan un clima agradable para las comunidades aledañas, ya que son una fuente de enfriamiento natural porque aportan humedad a la atmósfera, absorben el CO2 por lo que contribuyen a reducir el calentamiento global y también tienen atractivos para el turismo de naturaleza (flora y fauna silvestre que albergan).

Una función muy importante a destacar es que contribuyen a mantener nuestras pesquerías, y es por esto que siempre he pensado que si fuera pescador o comerciante de productos del mar estaría en defensa de los manglares, porque de ellos depende la pesca.

Y es que el manglar produce mucha materia orgánica que alimenta a toda una cadena de vida. Tan solo el manglar de Chiriquí, anualmente produce 2 mil toneladas métricas de hojarascas por hectárea, considerándose una de las producciones más altas para toda América Latina.

A pesar de su importancia ecológica y su potencial económico, los manglares de Panamá y del mundo están desapareciendo rápidamente, debido a las prácticas de explotación no sostenibles.

Por ello, hoy, en defensa de los manglares de la Bahía de Panamá, grupos ambientalistas han acudido a las autoridades participando del Consejo de la Concertación Nacional convocada por el Presidente de la República y en otros casos han interpuesto una Tercería para lograr la restitución de la declaratoria de área protegida para el Sitio de Importancia Internacional Bahía de Panamá (RAMSAR).

Vale destacar que en 1989, la República de Panamá firmó la Convención de Humedales de Importancia Internacional, conocida como Convención de Ramsar, reafirmando su compromiso de conservación de los humedales de todo el país (incluyendo manglares).

Y es que no debemos olvidar las consecuencias que tenemos que pagar por el mal manejo de los manglares, es bastante alto, ya que pone en riesgo vidas humanas por inundaciones debido al desbordamiento de los ríos, las fuertes tormentas y oleajes que arremeten desde el mar.

Un ejemplo fue el tsunami del 2006, que ocurrió en Asia, en donde las zonas costeras que fueron alteradas por la mano del hombre resultaron más afectadas por el tsunami asiático que aquellas con arrecifes de coral saludables, o con otra protección natural como bosques de manglares. Esa es una de las conclusiones de un informe interino de la ONU sobre el impacto ambiental del tsunami.

No nos oponemos al desarrollo, más bien abogamos por un desarrollo planificado que no atente contra la sostenibilidad de nuestros recursos naturales, el cual es patrimonio para las generaciones futuras.

BIÓLOGA