Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Planeta

¿Se está dando un cambio de clima en nuestro país?

PANAMÁ. El pasado 10 de septiembre una lluvia con ráfagas de vientos de 26 nudos, sorprendió al país entero, dejando como resultado 1 mu...

PANAMÁ. El pasado 10 de septiembre una lluvia con ráfagas de vientos de 26 nudos, sorprendió al país entero, dejando como resultado 1 muerto y más de 20 árboles caídos.

Acontecimientos como este han puesto en pie de alerta a la población, a pesar de que Panamá parece ser un país con bajo perfil para los desastres naturales, debido a sus características geográficas.

Panamá es un país de clima tropical húmedo, caracterizado por tener largos meses de lluvia, en el Pacífico, y una estación seca casi nula en el Caribe. Además, cuenta con una posición geográfica privilegiada que evita que las tormentas tropicales lleguen de manera directa.

Con relación al relieve, el país se encuentra activo sísmicamente por la colisión de las placas tectónicas de Cocos, Caribe, Panamá y Nazca, sin embargo, la mayoría de Panamá no sufre de movimiento sísmicos abruptos. Las únicas zonas sísmicas activas en el Istmo están ubicadas en la región de Chiriquí y en Bocas del Toro.

Solamente existe un registro arqueológico que indica actividad en el Volcán Barú en el 1200 d.C.

César Osorio, jefe de pronóstico de la Empresa de Transmisión Eléctrica Panameña (ETESA), explica que las lluvias son un fenómeno variable, en tiempo y espacio, por lo que no se puede hablar de un comportamiento determinado para ciertos períodos.

‘No hemos visto nada fuera de lo normal’ explica Osorio reiterando que las lluvias, las tormentas eléctricas y las trombas marinas siempre se han dado en la región.

Afirma que las precipitaciones con descargas eléctricas y ráfagas de viento son características del clima del país.

El científico señaló que no se ha declarado que fenómenos como el ‘Niño’ o la ‘Niña’ estén ocurriendo en el Istmo y aclaró que a pesar de que está prácticamente exento de huracanes, sí nos puede afectar las ondas tropicales del este y los frentes provenientes del norte.

Para Osorio, las inundaciones que se han presentado en el país se atribuyen más al aumento de la población y el uso de tierras de áreas vulnerables, que al mismo tiempo en sí.

Por su parte, Arturo Alvarado, director del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) coincide con Osorio en que las lluvias que se presentan son parte de la zona de convergencia. Pero, Alvarado advierte que lo que ha cambiado es la frecuencia, ya que las lluvias con tormentas y vientos fuertes han aumentdo en un 50%.

También ha advertido que aun no estamos en la estación lluviosa fuerte.

HISTORIA

Según estadísticas del SINAPROC, desde 1995 hasta agosto de 2012 se han presentado 44 tormentas eléctricas, mil 297 inundaciones, 48 incendios forestales, 345 deslizamientos, 360 vendavales, 48 marejadas y 3 tornados, que en conjunto han dejado un total de 182 muertos y 387 mil 311 afectados.

En la última década, el Gobierno de Panamá realizó ocho declaraciones de emergencia. La más reciente, en diciembre de 2010, fue producto de fuertes y prolongadas lluvias que obligaron a cerrar el tránsito por el Canal de Panamá, lo cual solo había pasado en tres ocasiones desde su inicio de operaciones.

En el mismo año, la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), la Contraloría General de Panamá y el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), presentaron un informe donde se reveló que Panamá se hallaba en una situación de vulnerabilidad ante los desastres naturales por la falta de un control de crecimiento y por la pérdida de superficie boscosa a causa de la deforestación.

Luego, en abril de 2012, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$100 millones para apoyar a Panamá en los procesos de reducción de su vulnerabilidad ante desastres naturales y los efectos del cambio climático, ya que se estimó que el país no cuenta con recursos propios suficientes para afrontar las pérdidas y realizar la reconstrucción de la infraestructura afectada en estos casos.

PLAN DE EMERGENCIA

Arturo Alvarado sostiene que el país cuenta con un plan de emergencia desde el periodo de la presidenta Mireya Moscoso, el cual no contemplaba los tsunamis, pero en la administración de Ricardo Martinelli se ha actualizado, aunque aun falta implementar la parte instructiva y productiva.

Según el director del SINAPROC, se compraron 5 mareógrafos y 25 sismógrafos para distritos de menos de 25 mil habitantes.