La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Nov de 2019

Planeta

La prioridad, evitar avance del fuego en reservas naturales

Actualmente se registran 26 incendios forestales en una superficie de más de 11 mil hectáreas y 64 incendios controlados en el sur chile

Dos semanas después de desatados los incendios forestales, el cielo luce aun rojo por las llamas que han consumido mas de 11 mil ha.

Con más de 11 mil 500 hectáreas devoradas por incendios en el sur de Chile, las autoridades centran su atención en evitar el avance del fuego en reservas naturales donde habitan árboles milenarios y sagrados para la comunidad Mapuche.

En medio de la enorme sequía que afecta al país y que obligó a declarar la emergencia agropecuaria en 191 comunas de tres regiones, una ola de incendios azotó con fuerza a Chile este verano austral que registró elevadas temperaturas.

La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) en su último informe del día señaló que actualmente se registran 26 incendios activos en una superficie de 11 mil 597,4 hectáreas y 64 incendios controlados en 5 mil 540,65 hectáreas.

Para combatir el incendio que afecta desde mediados de marzo a la Reserva Forestal China Muerta, en la región de la Araucanía, la Corporación Nacional Forestal (Conaf) informó en un comunicado que se sumaría este domingo ‘44 brigadistas y un avión’, mientras que 30 especialistas en combate del fuego procedentes de Argentina llegarían ayer lunes y 20 más, lo harán el jueves.

Sobre los incendios en zona protegida, la Conaf señaló que ‘las 70 hectáreas del Parque Nacional Conguillío representan el 0.1% de la superficie de la unidad, mientras que la Reserva Nacional China Muerta ha visto afectado el 2% de su superficie’.

‘Aunque son cifras que pueden parecer pequeñas, nos esmeramos en contener absolutamente esta situación, en beneficio de la biodiversidad’, expresó el gerente de Protección contra incendios forestales del organismo, Sergio Mendoza.

En la Reserva China Muerta ‘se mantiene con una afectación de 3 mil 700 hectáreas’, mientras que en el Parque Conguillío está contenido el fuego y se trabaja para ‘evitar la propagación de las llamas’, dijo la Onemi.

ÁRBOLES SAGRADOS

Los incendios en China Muerta y Parque Conguillío ‘son muy graves porque son espacios de enorme importancia, no solo por ser patri monio, paisaje, sino porque es vida y es vital para el ecosistema de la región’, dijo a la AFP Alfredo Seguel, de la Red por la defensa de los territorios, que reúne a organizaciones civiles, ecologistas, comunidades, entre otros.

Seguel lamentó la destrucción de araucarias, ‘árboles milenarios con características únicas y que con su fruto, piñón, proveen alimento y son una fuente importante de la economía de los mapuches’ que habitan en la zona.

La araucaria o pehuén es un árbol longevo que puede pasar los mil años de vida, pero con un lento crecimiento, hojas gruesas y una altura que puede llegar a los 50 metros. Su fruto es alimento base para la población pehuenche, que lo consume principalmente como harina, con la que preparan diferentes comidas y bebidas.

‘Monumento Nacional’ de Chile, el árbol es vital para los pehuenches, una porción menor de los mapuches que representan un 10% de la población total del país sudamericano, de unos 17.8 millones de personas.

Además, sus ramas son utilizadas para rituales y ceremonias sagradas realizadas por esa población.

La comunidad pehuenche expresó en un comunicado su ‘preocupación" por el avance de las llamas en la reserva China Muerta y advirtió que ‘si no se toman medidas más efectivas para detener el fuego, el daño ecológico será irreparable’.

ACCIÓN TARDÍA

Las llamas en la reserva China Muerta comenzaron a arder el 14 de marzo, dijo a la AFP una fuente de la Onemi que no precisó las causas que provocaron el siniestro.

Las autoridades remarcan las condiciones territoriales extremas que enfrentan los bomberos, con caminos elevados con abundante vegetación. Sin embargo, para Seguel ‘hubo una desatención de las autoridades públicas’.

‘Esto se pudo haber resuelto a tiempo pero se desatendió, en un país donde la principal prioridad es atacar los incendios de las plantaciones forestales (de empresas privadas) y no custodiar los bosques nativos’, agregó el activista.

La semana pasada, en Valparaíso (a unos 120 km de Santiago) el fuego arrasó unas 600 hectáreas y cobró la vida de una persona.

==========

INCENDIO FORESTAL

Personal argentino se une al combate

Unos 30 especialistas argentinos se incorporaron a las faenas para controlar un incendio forestal activo desde hace dos semanas en el sur de Chile, el cual ha consumido más de 3.800 hectáreas de bosque nativo. El fuego afecta a la reserva de China Muerta y al vecino Parque Nacional Conguillío. El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, que se encuentra en la zona de Melipeuco, a unos 700 kilómetros de Santiago, señaló que ha sido necesaria la colaboración de Argentina ya que no hay más personal disponible en el país para combatir este siniestro. Aleuy indicó que las características topográficas de la zona y las condiciones meteorológicas impiden un combate eficaz contra el fuego desde el aire, por lo que el esfuerzo principal corresponde a las brigadas terrestres. En tanto, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) señaló que a nivel nacional hay 26 incendios activos en las regiones de Biobío, Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, con una superficie de 11.597,4 hectáreas afectadas. Otros 64 incendios, que abarcaron 5.540,6 hectáreas, han sido controlados en Maule, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos y otros 19 pudieron ser extinguidos en las regiones de Valparaíso, Metropolitana, Maule, Biobío y Los Lagos, con 63,88 hectáreas de vegetación afectadas.