Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Planeta

Científicos pronostican una ‘Niña' corta con beneficios para la pesca

Las condiciones climáticas favorecerán un incremento en las capturas, tanto de especies demersales como pelágicas, marinas y estuarinas

Científicos pronostican una ‘Niña' corta con beneficios para la pesca
Las condiciones climáticas del periodo corto de ‘La Niña' favorecen las pesquerías.

Los científicos del sector pesquero local pronostican la presencia de un fenómeno La Niña corto para este último mes del año y principios de 2017 que podría incidir positivamente, revela un reciente reporte del Grupo Clima para la Pesca y la Acuicultura (Climapesca), elaborado por Alexander Cobas, científico de Climapesca y director de Fomento de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá.

‘Nos encontramos en estos momentos inmersos en un panorama climático y oceanográfico muy interesante. Para los trimestres de julio, agosto y septiembre y de agosto, septiembre y octubre, el índice operacional de El Niño viene mostrando valores de la anomalía de la temperatura superficial del mar de -0.6 y -0.7 °C', explicó Cobas.

‘LO QUE SE RECOMIENDA

Ante el incremento de las capturas pesqueras se recomienda:

Evitar el uso de artes o métodos de pesca que dañen el recurso; no pescar en áreas restringidas; respetar las tallas mínimas; evitar la pesca de especies que no se van a utilizar; evitar llevar a tierra grandes cantidades de productos.

Según el científico, con las anomalías de la temperatura superficial del mar en el Pacífico centroamericano se comienza a mostrar la presencia de afloramientos costeros.

‘Durante dicho periodo, los afloramientos en estas regiones sustentarán la pesquerías de grandes pelágicos. Bajo condiciones de La Niña, las concentraciones de clorofila aumentan sustancialmente y el Pacífico regional experimenta también un aumento en sus concentraciones de nutrientes', explicó el científico.

Los fenómenos de afloramiento costero, indicó, que ocurren estacionalmente de noviembre a marzo de cada año, y que enriquecen las aguas del Pacífico centroamericano con nutrientes, tendrán un papel protagónico en los próximos meses.

‘Como ocurre siempre la activación de dichos sistemas de surgencia comienza en el golfo de Tehuantepec y conforme se acerca el mes de diciembre con los frentes fríos y empujes eólicos, se extienden hasta el golfo de Panamá incluyendo el de Papagayo', expresó.

Para Cobas, ‘todo parece indicar que las condiciones climáticas favorecerán un incremento en las capturas tanto de especies demersales como pelágicas, marinas y estuarinas'.

Las pesquerías de especies pelágicas como tiburón, dorado, atún podrían experimentar un aumento significativo en presencia de un fortalecimiento de las áreas de afloramiento antes citadas, asociado a una disminución de las temperaturas superficiales y al levantamiento de la termoclina. Igual podría suceder con las especies de picudos que sustentan la pesca deportiva. También se espera mejores capturas de crustáceos como camarones, detalló.

‘Señales de estos incrementos ya se perciben en la región centroamericana en recursos como pargos, macarelas, camarones y pequeños pelágicos, la tilosa por ejemplo', acotó.