Panamá,25º

11 de Dec de 2019

Planeta

Tala de bosques milenarios pone en riesgo herencia natural

Debido a la falta de identificación de las selvas ancestrales en el país, se podría estar deforestando estas zonas donde la biodiversidad llega a su pico más alto

Panamá no cuenta con una política que establezca parámetros para identificar cuáles son los bosque primarios o milenarios, sin esta guía se podría estar talando en zonas de alto valor para la biodiversidad.

Recientemente, el ministro de Ambiente, Milciades Concepción, afirmó a La Estrella de Panamá que la pérdida de bosques en la provincia de Darién es de 11.6 hectáreas diarias, lo que representa más de 4,000 al año. Darién es una de las principales zonas que poseen bosques milenarios en Panamá.

‘Los bosques milenarios son aquellos que nunca han sido destruidos o talados, quizás le han sacado algún árbol, pero se han mantenido por cientos o miles de años. El Istmo todavía tiene bosques así',

LÍDER SUCRE

BIOMUSEO

¿Pero cuál es el valor de estas selvas? ‘Estos bosques son aquellos que nunca han sido destruidos o talados, quizás el hombre les ha cortado algún árbol, pero se han mantenido por cientos o miles de años. El Istmo todavía tiene bosques así, que están antes de que llegaran los españoles, desde la época de los indígenas (hace más de mil años)', apunta Líder Sucre, miembro de la Junta Directiva del Biomuseo, dedicado a la conservación de la naturaleza en los trópicos de las Américas.

Estas valiosas selvas se encuentran en la zona montañosa de Darién, en toda la cordillera Guna Yala de San Blas, en el Parque Nacional Chagres, en Cerro Hoya, en Los Santos y en Veraguas, hacia Santa Fe de Veraguas e incluso en Coclé, donde todavía quedan en el Parque Nacional de Copé (Parque Nacional General de División Omar Torrijos Herrera ); en el Parque Nacional La Amistad, especialmente en el lado de Bocas del Toro, y un poco en Chiriquí, explica Sucre.

Detalla que ‘de aproximadamente siete millones y medio de hectáreas que mide el país, quizás un millón y medio son de bosques milenarios y allí es donde vive esa larga lista de especies y animales, ese es el valor del bosque: la biodiversidad que llega a su pico más alto. Si destruimos eso, destruimos esa herencia natural'.

El valor de los bosques ancestrales es reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco). En julio de 2019, la institución informó en su cuenta oficial de Twitter sobre una nueva inscripción en la lista de Patrimonio Mundial. Se trata de los Hyrcania, ubicados en su mayor parte en el territorio de Irán. La zona data de hace 25 a 50 millones de años, y a pesar de cubrir apenas 7% del país, contienen el 44% de las plantas vasculares conocidas en Irán. Además, ahí se encuentran 180 especies de pájaros y 58 de mamíferos, incluido el leopardo de Anatolia ( Panthera pardus tulliana ).

Sin embargo, en todos los sitios donde hay bosques milenarios hay un nivel de amenaza.

En Panamá, por ejemplo, ‘a todo lo largo de la costa Atlántica por la comarca Ngäbe, hay procesos no muy bien organizados de asentamientos que vienen subiendo del mar y tumbando bosques de poco a poco. No hay ordenamiento territorial, son zonas muy lluviosas. No son aptas para la agricultura ni para la ganadería. A largo plazo, es un proceso destructivo que termina cuando el suelo se arruina y la gente se muda al siguiente pedazo de bosque milenario para seguir destruyendo', denuncia Sucre.

En Darién ‘tenemos una amenaza' en particular, ‘el tema de la carretera hacia Colombia. Es un asunto que tenemos que mirar con mucha preocupación'. Al respecto, el ministro de Ambiente afirma que los planes del gobierno no contemplan la construcción de la carretera para conectar Panamá con Colombia, como lo han planteado recientemente algunos sectores empresariales.

Se suma a las amenazas contra los bosques, la tala de madera. Según explica el representante del Biomuseo, es un riesgo ‘por el corte de los árboles en sí y también porque se crean carreteras que permiten entrar a la zona y tumbar más'.

Sin embargo, para el defensor de la naturaleza en los trópicos de las Américas el principal riesgo está en la falla de la geolocalización. ‘Ni siquiera tenemos claro cuáles son los bosques milenarios', apunta.

‘Nosotros no tenemos una política para identificarlos. El país puede y debe hacer un mapeo de esos bosques', indica.

‘Salvemos nuestra biodiversidad'

ÁLBUM

Con el objetivo de promover el conocimiento e impulsar acciones orientadas a la conservación de la flora y fauna del país, Nestlé, en alianza con el Biomuseo, realizó el lanzamiento de una nueva edición del recordado Álbum Ideal, denominada ‘Salvemos Nuestra Biodiversidad', que consta de 60 ilustraciones. El Biomuseo fue el encargado de desarrollar el contenido del álbum, que está conformado por diferentes especies de plantas, aves, mariposas y peces que se pueden en encontrar en el Biomuseo y en el Parque de la Biodiversidad que lo rodea. ‘La gente no se puede enamorar de algo que no conoce, no se puede interesar de un arrecife o de un coral, si no pueden conocerlo. El álbum es esa herramienta para que las personas empiecen a conocer la biodiversidad de su país, de su ciudad y de sus casas, para que con esa información científica de manera atractiva, se enamoren de la biodiversidad de Panamá', indicó Líder Sucre, miembro de la Junta directiva del Biomuseo.