Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Salud

Desarrollo y control de las emociones

PANAMÁ. Para entender y fomentar el cociente emocional de su hijo, el doctor Daniel Goleman explica que es necesario observar a su hijo ...

PANAMÁ. Para entender y fomentar el cociente emocional de su hijo, el doctor Daniel Goleman explica que es necesario observar a su hijo y conocer los sentimientos que están detrás de su comportamiento.

Lawrence E. Shapiro señala que los bebés y los niños pequeños que disfrutan de una gran dosis de aprobación y estímulo de los adultos tienen más probabilidades de esperar tener éxito y, por tanto, soportar los momentos difíciles de la vida con más optimismo. A medida que el niño crece, usted debe actuar como si fuera su entrenador emocional. Cuando él esté molesto, decepcionado, etc. asegúrese de tomar sus sentimientos en serio. Trate de entender lo que le está causando el malestar y ayúdelo a encontrar una buena manera para calmarse. Guíelo hacia la resolución de problemas y entre los dos descubran las alternativas adecuadas para resolverlos.

Un ingrediente vital para el desarrollo y control de las emociones del pequeño es que como padres puedan conocer y comprender no sólo su temperamento, sino también sus pasiones. De hecho, Goleman sugiere que la contribución más importante que los maestros y los padres pueden hacer al desarrollo de un niño es encontrar el mejor ámbito para promover sus talentos e intereses. Ayudarlo a encontrar y cultivar sus dones naturales es una contribución muy valiosa, como también lo es fomentar la curiosidad y el placer de aprender.

Por otro lado, el autor de Inteligencia emocional en los niños sugiere que ayude a sus hijos a establecer amistades y a mantenerlas. Encamínelo a que interactúe con sus compañeros y enséñele cómo manejar el estrés, controlar sus propios sentimientos y considerar lo que otros pueden estar sintiendo. Recuerde que su hijo está aprendiendo a convivir con los demás, lo cual es un proceso que puede tomar tiempo. Si todos los padres aceptan la responsabilidad de enseñar a sus hijos a navegar por las profundidades de sus emociones, el mundo sería un lugar mucho mejor.